“Universo Infinito”, por Hugo Orozco

      Manto de estrellas y luceros
      cartografía cósmica y sagrada
      epopeya celestial y mensaje divino
      parcelas y surcos de luz genésica
      polvo estelar y gas galáctico
      nébulas coquetas y sensuales
      cadencia de órbitas elípticas
      bóvedas de gemidos y espasmos
      geometría astral y orgásmica
      caos ordenado y sublime
      fusión nuclear de galaxias
      alucinar de constelaciones
      creación jeroglífica.
      Amor celestial que el alma ilumina
      deseos y sortilegios de los dioses
      parto codificado de forma binaria
      flama incandescente, mística y litúrgica
      emulsión de hechizos y cometas
      auroras delirantes y firmes pezones
      plasma ancestral embriagador
      comunión de lirismo y pasiones
      enigma corporal del placer y el dolor
      orgía quijotesca y subversiva
      adicción de eclipses y corolas
      Eurípides y Pléyades
      prosa eterna y arcaica.
      Moción y sonido perpetuo
      acta endecasílaba y faleciana
      trimétrica y sáfica
      triangulación Atlántica
      cascadas de vía láctea
      agujero negro devorador
      fusión de puntos en el sol
      oráculo adónico
      predicción apocalíptica
      fuego que termina lo prohibido,
      lo malvado, lo satánico, el pecado
      negación de la santa unión carnal
      de el Nazareno y Magdalena.

      Hugo Orozco©

About these ads

Acerca de Juan Zapato

Desde temprana edad mi incursión por las palabras escritas fue delineando mi perfil intelectual hacia la literatura. Ángela, mi abuela, con su cálida voz y esa facilidad para transmitir oralmente las historias que solían acompañarme por las noches –preparación para el sueño– despertó en mí la pasión por los libros. Luego vino el amor, junto con las primeras palabras que dibujaran versos adolescentes, impulsos quebrados en forzosas rimas, la intención que conlleva la pureza de plasmar sobre una hoja un universo de fantasías reales y de realidades fantásticas, trampas que el inconsciente juega a nuestros sentidos. Trasnochadas de cafés compartidas con poetas, salvadores del mundo, sabihondos y suicidas. Horas sumergidas en librerías buscando los tesoros de la literatura olvidados en algún estante. Cartas que nunca partieron hacia ningún lugar. Conversaciones perdidas con la gente que ya no está”. Ver todas las entradas de Juan Zapato

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 350 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: