“Los Muchachos”, Roberta Gold. Taller de Escritores Kibutz Saar

10518_1234525938345_1085080688_742704_4177319_n Tenía que preparar la mudanza, me faltaba vaciar el escritorio.

Hurgaba en el cajón, entre viejos papeles, cartas, recortes, cuando encontré la fotografía amarillenta pero nítida, allí estaban todos.

Una foto de hacia treinta años, entonces comencé a desgranar recuerdos y la foto se transformó en un cuadro animado.

La orquesta típica y característica “Los Muchachos”

Cacho al piano, robusto cara de luna llena. Elías al violín barbita y boina a la francesa. Julio batería remedo de hippie. Marco contrabajo medio indígena y por último el director y saxo Franco, hermosa sonrisa que nos hacía soñar, a las tímidas y no tan tímidas jovencitas asistentes a la clásica matinée bailable de los domingos en la confitería “Monte Carlo” en una ciudad de provincia.

Cuantos aprontes para estar impecable, rodete como torta de cumpleaños, pollera acampanada y zapatos de tacón bajo.

Me vi llegando la primera vez, Franco al frente de la orquesta y yo que no le podía sacar los ojos de encima, el globo de espejitos de colores comenzó a girar y por unas horas todo era magia, de pronto me encontré bailando en los brazos de Franco mientras la orquesta tocaba “Aquellos ojos verdes”.

Volví al presente, me había casado con Franco que ahora era obeso, calvo y mediocre profesor de música.

Elías primer violín de la “Camerata Bariloche”, Julio y Marcos dando vueltas por Europa y Cacho médico ginecólogo.

Cerré el cajón, guardé los recuerdos en mi memoria.

Roberta Gold©

Anuncios

Acerca de Juan Zapato

Desde temprana edad mi incursión por las palabras escritas fue delineando mi perfil intelectual hacia la literatura. Ángela, mi abuela, con su cálida voz y esa facilidad para transmitir oralmente las historias que solían acompañarme por las noches –preparación para el sueño– despertó en mí la pasión por los libros. Luego vino el amor, junto con las primeras palabras que dibujaran versos adolescentes, impulsos quebrados en forzosas rimas, la intención que conlleva la pureza de plasmar sobre una hoja un universo de fantasías reales y de realidades fantásticas, trampas que el inconsciente juega a nuestros sentidos. Trasnochadas de cafés compartidas con poetas, salvadores del mundo, sabihondos y suicidas. Horas sumergidas en librerías buscando los tesoros de la literatura olvidados en algún estante. Cartas que nunca partieron hacia ningún lugar. Conversaciones perdidas con la gente que ya no está”. Ver todas las entradas de Juan Zapato

One response to ““Los Muchachos”, Roberta Gold. Taller de Escritores Kibutz Saar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: