“Ruta 12 rumbo a Eilat”, Juan Zapato

 

Celebras la muerte,

ebrio de sangre vuelves a colmar la copa

y buscas justificar tu falta de conciencia,

encubrir tu odio fascista inepto,

no contra mí

sino contra la humanidad de la que formas parte.

Te crees por un instante efímero protagonista,

te han conchabado por migajas,

para interpretar un papel deslucido de reparto

y detrás de ti y antes que tú

pasaron otros,

que nadie recuerda sus nombres,

que hasta sus parientes les olvidaron,

extraña forma de planificación familiar.

Ni siquiera peones son,

esclavos de corruptos jeques.

¿Habrás probado bocado de la mesa de tu amo la noche de anoche?

¿Has recibido los favores de las vírgenes prometidas?

¿Los tuyos ya cuentan con la paga insuficiente de tu malograda vida?

¿Han depositado más petrodólares en las arcas de Europa tus líderes?

¿Ha perdido un día por la Paz, el pueblo al que dicen defender?

Mis lágrimas quedan suspendidas

entre el aire pesado del Neguev

y no alcanzan el suelo reseco del desierto,

porque esta tierra bebe del sudor de los que la siembran cada alborada,

de los que en las universidades la cultivan,

de los que aplican la inteligencia en pos del progreso de los hombres,

de los niños que maman sus frutos y que tendrán un futuro en esta rueda.

Mis versos son lágrimas para nuestros muertos

y no para otros,

pídanselas a ellos,

califíquenme de inhumano, endílguenme todos los adjetivos posibles,

que puedo conciliar mi corazón,

porque de algo no pueden llamarme:

asesino.

Juan Zapato© Israel 20/08/2011

Anuncios

Acerca de Juan Zapato

Desde temprana edad mi incursión por las palabras escritas fue delineando mi perfil intelectual hacia la literatura. Ángela, mi abuela, con su cálida voz y esa facilidad para transmitir oralmente las historias que solían acompañarme por las noches –preparación para el sueño– despertó en mí la pasión por los libros. Luego vino el amor, junto con las primeras palabras que dibujaran versos adolescentes, impulsos quebrados en forzosas rimas, la intención que conlleva la pureza de plasmar sobre una hoja un universo de fantasías reales y de realidades fantásticas, trampas que el inconsciente juega a nuestros sentidos. Trasnochadas de cafés compartidas con poetas, salvadores del mundo, sabihondos y suicidas. Horas sumergidas en librerías buscando los tesoros de la literatura olvidados en algún estante. Cartas que nunca partieron hacia ningún lugar. Conversaciones perdidas con la gente que ya no está”. Ver todas las entradas de Juan Zapato

11 responses to ““Ruta 12 rumbo a Eilat”, Juan Zapato

  • Emilio Porta

    “Esta tierra bebe del sudor de los que la siembran cada alborada,

    de los que en las universidades la cultivan,

    de los que aplican la inteligencia en pos del progreso de los hombres,

    de los niños que maman sus frutos y que tendrán un futuro en esta rueda”

    Espléndido, Juan. La guerra y todos sus desastres pertenecen moralmente a quienes las inician. La emigración judía a la tierra de Israel ( a una tierra desértica, sin nada, no una nación) se produce desde el siglo XIX. Y con trabajo y esfuerzo se crea un lugar para vivir. Todos, árabes y judios, semitas al fin y al cabo. La segunda Guerra Mundial viene a confirmar con la emigración producida ante el mayor crimen de la Historia de la Humanidad, el nacimiento de una nación. Que no quería ser exclusiva. La gente no sabe Historia. Ni ha visto fotografías de lo que era Israel antes de ahora. Yo sí. Estuve hace unos años en Tel Aviv y en el resto de Israel. Nunca empezó Israel ninguna guerra. Solo la ignorancia y el desconocimiento de la realidad histórica ha llevado a parte de la izquierda (?) a tomar partido en contra de Israel. Y otra realidad: la población palestina, sin control de natalidad, ha crecido 4 veces más que la población autóctona judía. Es duro lo que ha ocurrido a una nación que podía ser compartida. Ahora si haría falta también una nación palestina. Pudo haber dos estados antes de tanta guerra y tanta barbarie. Pero la responsabilidad de que no sea así no la tuvo en su momento Israel, sino algunos Estados Árabes. Ahora sí, ahora hay que arreglar esto. Y tiene mala solución. Muy mala. Ahora tiene que haber un estado Palestino junto al Estado de Israel. Reconocidos y viviendo en paz. No es fácil. Pero hay que intentarlo. Israel tiene que ceder tierra – no hay más remedio – y Palestina tiene que ceder pretensiones. Y todos tienen que ceder dogmatismo religioso, fundamentalmente los que más lo tienen. Y no quiero añadir más leña al fuego, pues, a estas alturas, ya sabemos quien paga las inmolaciones, los atentados, el terrorismo. Sí, tú lo señalas también en tu escritura. Que horror de Humanidad hemos ido creando en nombre de Dios, Alá, Yahvé…como quiera que se llame a una entelequia que explicaba ante la oscuridad y ahora solo separa y destruye. Bueno, siempre ha sido así. Acordémonos de las Cruzadas, la Yihad cristiana.

    Me gusta

  • Fany Raznovich

    PARA JUAN ZAPATO MIS HUMILDES FELICITACIONES A UNA PERSONA COMO TU CON ESA HUMANIDAD CON ESA VISION DE LA REALIDAD DEMOCRATICA CUYO EPICENTRO SE ENCUENTRA EN LA TIERRA DE ISRAEL Y POR ENDE SE ENCUENTRA EN LA CUPULA DE LA ENVIDIA Y CODICIA DE SUS VECINOS LOS QUE PREFIEREN MORIR EXPLOTADOS ANTES DE HACER ALGO POSITIVO POR ELLOS MISMOS. FANATICOS RETROGRADOS Y SANGUINARIOS.

    Me gusta

  • yossimay1949

    Muy bueno tu texto. En otros he apreciado tu ideas pacifistas.
    Los intentos de los fanaticos de no permitir la paz son sabidos y conocidos. En el caso especifico esto no puedo dejar de preguntarme porque Israel descubrio la guardia en la frontera habiendo tantas alertas. Tantas alertas que se permitio la entrada de blindados egipcios al Sinai despues de mas de 30 años. Personalmente y fruto de la observacion de los procesos me temo que elementos (gobierno? ejercito? otros?) israelies necesitaban un gran atentado “pigua gadol” o incluso una guerra.

    Me gusta

  • Mari Carmen

    Querido Juan, continuamos lanzando más lágrimas al viento…

    Magnífico poema, si para mí ha sido doloroso leerlo, imagino lo que habrá sido para ti escribirlo. Tú que crees en la paz, en el intercambio, en buscar lo bueno que hay en cada persona, en cada cosa…Como me dijiste que no nos roben la sonrisa, ni las ganas de escribir, ni de estudiar, ni de trabajar… por y para la paz.

    Siempre a tu lado..

    Besos y un fuerte abrazo.

    (Atxia)

    Me gusta

  • Catalina Z.

    Es como una historia sin final, con mucho dolor, sangre inocente y la brutal indiferencia del mundo.

    Me gusta

  • NELLY ANTOKOLETZ

    Juan zapato, resides en Israel, tierra de mi padre que amo y recorrí hace unos años, sintiéndo quie era mía, que significaba mi patria, mi sangre, mi vida. Y veo en el horizonte, un suelo hebreo ejemplar y sin giuerras- esta anómala forma de apropiarse de lo que no corresponde está convirténdose en antigua forma, por lo que creo que la gente se conciencia sobre la posibilidad de UN MUNDO EN PAZ, en dode florezcan las familias y se cante a los valores humanos y morales que tanto necesitamos.
    Soy una incansable luchadora por que reine la armonía y lka paz en todo el mundo y felicito a personas que, como tu, pones al sericio de la causa tus palabras que muchas veces, son más poderosas que las armas. UN MUNDO EN PAZ te deseo y ojalá lo logremos.-
    NELLY ANTOKOLETZ

    Me gusta

  • Vicente Vásquez

    Estimado amigo: Gracias por compartir tu poema, que no es más que un grito desesperado de protesta ante el estado cruel de cosas. Un abrazo, Chente.

    Me gusta

  • carlos benalal

    muy buena tu poesia… deja pinceladas de colores conocidos por nosotros

    Me gusta

  • Marisa

    .RUTA12 RUMBO A ELIAT.

    Gracias por tu vision critica,por no utilizar palabras escurridizas.Gracias por tus palabras.

    “Verso a verso …” Shalom..Abrazos. Marisa Obregon Gomez

    Me gusta

  • Marcos Neugovsen

    Me impactó la claridad de tu poesía y cuanto dolor detrás de ella.Hasta cuando nos preguntamos los que buscamos y queremos que por fin se terminen las guerras, los odios.Gracias por tus escritos, no solamente éste síno los que venís publicando periódicamente.

    Me gusta

  • albeiro

    los desiertos y las montañas no desean una lagriama mas sobre sus ensangrentadas historias, no cabe un grito de dolor estan atestadas las cuevas y las cañadas con ellos, me uno a tu desierto para no recibir mas llanto y si con el arado hacerlo reverdecer con la esperanza

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: