“Visión”, Emilio Porta

borgesCada noche encendía una vela en su interior, tratando de ver con claridad lo que aparecía difuminado. Quería convertir en palabras la niebla, hacer de si mismo algo más que un fantasma entre sombras. Sólo, atado a su borrosa mirada, añoraba la biblioteca de su infancia, los libros heredados de su padre, su juventud leyendo y absorbiendo historias de papel. Recordaba la época en que empezó a escribir, los años en que no necesitaba dictar. En su penumbra, recordaba el tiempo en que podía dibujar las letras con su mano, el tiempo en que era capaz de contar las formas que veía. Y sin embargo, cuando escribió “El Aleph”, supo que había entendido todo el universo. Sin mirar.

Emilio Porta© http://emilioporta.blogspot.com

Anuncios

Acerca de Juan Zapato

Desde temprana edad mi incursión por las palabras escritas fue delineando mi perfil intelectual hacia la literatura. Ángela, mi abuela, con su cálida voz y esa facilidad para transmitir oralmente las historias que solían acompañarme por las noches –preparación para el sueño– despertó en mí la pasión por los libros. Luego vino el amor, junto con las primeras palabras que dibujaran versos adolescentes, impulsos quebrados en forzosas rimas, la intención que conlleva la pureza de plasmar sobre una hoja un universo de fantasías reales y de realidades fantásticas, trampas que el inconsciente juega a nuestros sentidos. Trasnochadas de cafés compartidas con poetas, salvadores del mundo, sabihondos y suicidas. Horas sumergidas en librerías buscando los tesoros de la literatura olvidados en algún estante. Cartas que nunca partieron hacia ningún lugar. Conversaciones perdidas con la gente que ya no está”. Ver todas las entradas de Juan Zapato

4 responses to ““Visión”, Emilio Porta

  • Ross

    Completísimo micro, para en tan breve, entregar vida y obra de éste grande. Borges. Aleph, es todo. Gracias a Emilio por recordarlo.

    Me gusta

  • Emilio Porta

    Gracias por tu comentario, Ross. Y gracias, Juan, por esta entrada, este relato, que nos habla de que no hacen falta ojos para ver y comprender el universo. Borges supo, en su obra, acercarse a los misterios profundos de la vida, a través de su mirada interior y la expresión de su visión por medio del lenguaje escrito. El Aleph, su cuento más conocido, es una incursión extraordinaria en el misterio que habitamos. Literatura pura, de la mano de uno de los más grandes maestros de la narrativa breve que ha conocido la Historia: Jorge Luis Borges.

    Me gusta

  • mcarmenf

    Para escribir, lo que realmente hace falta es la imagen interior, la visión de aquello que tenemos de modo tan indeleble marcado que ,de algun modo debe expresarse.. esa pérdida de visión de la realidad circundante da rienda suelta a la verdadera..a la que existe desde que el hombre comenzó a hilar ideas en su mente..

    Espléndido relato, Emilio

    Me gusta

  • Emilio Porta

    Gracias, Carmen. Una vez más miramos del mismo modo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: