“Behring-chaka / Puente de Behring”, Carlos Mávila

Kay achikiaq allpakunam katatachkanku,
supay puni rupaq qallunkuna qispinankupaq
chay kanchariq uku pachanmanta.
 
Tumpallatam muyukuchkanku:
huk watapi huk qimillata,
chayna kaptinmi imatapas uyarikunichu,
chayna kaptinmi imatapas hawanikuchu;
Chaymantaqa,
kay wira qucham usiayta qallarinqa,
ukupi kaq nina qallukunam
tuqiarispa lluksimunqaku,
lliw pachata kuyuchispa,
kirispa, tanispa, imatapas mikuspa,
kancharispa, imatapas kañaspa.
 
Chaymantaqa,
kay yakupa ukunpi kaq chakam
sayarispam lluksimunqa,
wayrakunawan chakirikuspa,
ritikunawan chiriyarispa.
 
Chaykunata qawaspanmi, ñuqaykuna,
kay hatu-hatun quchata saruspa,
ripukusaqku, manaña kutinaykupaq,
huknin patapi kaq pachakunaman.
 
Piraq suyawachkanku
chay musuq markakunapi.
Ima simitaraq paykuna rimanku,
hayka wataraq chaypi yachachkanku.
 
Ichapas mana pipas kanman,
ichapas ñuqallanchis purikusaqku
mana sarusqa ñankunata.
Chayna kaptinqa,
ima hatun kaq urqupa umankamam
sapallay lluqarusaq;
wak hananpi kachkaptiyñataq
chaypi kaq Aputam maskamusaq,
tariruspaymi, aqaywan kukayta
sunqunninpa ukumpi winasaq,
anchata mañakuspa,
aswanta waqakuspa,
mana pipas sarukuwankupaq,
mana waynaraq kaspa wañunaykupaq.
Takikuspa, kay araskaskata tusukuspa:
“Qakullana ripukusun,
waitallay, rusallay…”

Estas tierras amanecientes están temblando,
para que emerjan sus lenguas de ardor infernal
desde ese su coruscante mundo interior.

Apenas se están moviendo:
una sola cuarta en un año,
por eso no oímos nada,
por eso no vemos nada;
Después de eso,
este océano va a empezar a disminuir,
las lenguas de fuego que hay dentro
van a salir, reventando,
haciendo remecer toda la tierra,
hiriendo, curando, devorándolo todo,
resplandeciendo, quemándolo todo.

Después de eso,
el puente que está dentro de esta agua
levantándose va a salir,
secándose con los vientos,
enfriándose con los hielos.

Al ver esas cosas, nosotros,
pisando este océano inmenso
nos vamos a ir, para ya no volver,
a las tierras de la otra orilla.

¿Quiénes nos estarán esperando
en esas comarcas nuevas?
¿Qué idioma hablarán ellos?,
¿cuántos años estarán viviendo allí ya?

Pero quizá no haya nadie,
tal vez caminaremos solos
por caminos nunca recorridos.
Si ello es así,
a la cumbre de algún cerro que sea grande
me subiré sin nadie;
y cuando ya esté allá en lo alto
buscaré al Apu que ahí se halla,
encontrándolo, mi chicha y mi coca
dentro de su corazón las pondré,
implorando mucho,
llorando aún más,
para que nadie nos avasalle,
para que no muramos siendo aún jóvenes.
Cantando, bailando este pasacalle:
Vayamos ya, marchémonos
mi flor, mi rosa…”

Carlos Mávila©
Anuncios

Acerca de Juan Zapato

Desde temprana edad mi incursión por las palabras escritas fue delineando mi perfil intelectual hacia la literatura. Ángela, mi abuela, con su cálida voz y esa facilidad para transmitir oralmente las historias que solían acompañarme por las noches –preparación para el sueño– despertó en mí la pasión por los libros. Luego vino el amor, junto con las primeras palabras que dibujaran versos adolescentes, impulsos quebrados en forzosas rimas, la intención que conlleva la pureza de plasmar sobre una hoja un universo de fantasías reales y de realidades fantásticas, trampas que el inconsciente juega a nuestros sentidos. Trasnochadas de cafés compartidas con poetas, salvadores del mundo, sabihondos y suicidas. Horas sumergidas en librerías buscando los tesoros de la literatura olvidados en algún estante. Cartas que nunca partieron hacia ningún lugar. Conversaciones perdidas con la gente que ya no está”. Ver todas las entradas de Juan Zapato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: