“De mi alma inconquistable”, Victoria Branca

En el día de su partida, va mi homenaje con este texto que publiqué hace un tiempo en mi blog:

http://conlospiesdesnudos.blogspot.com.ar/2010/02/de-mi-alma-inconquistable.html

De mi alma inconquistable

¿Qué mantiene a una persona en pie cuando el dolor es tán grande que lo único que puede hacer el corazón es echarse a dormir para siempre?
¿Qué pequeño o gran gesto es capaz de gritar una vez más, en los oídos sordos a toda esperanza, ese “talita kum”, lévántate y anda?
A veces es una mirada profunda de amor.
Otras, un abrazo invisible pero poderoso.
En el caso de Nelson Mandela, que estuvo preso durante 30 años antes de ser presidente de su país, parece que fueron las palabras que leyó en un poema.

Invictus

Out of the night that covers me,
back as the pit from pole to pole,
I thank whatever gods may be
for my unconquerable soul.
In the fell clutch of circumstance
I have not winced nor cry aloud,
under the bludgeonings of chance
my head is bloody, but unbowed.
Beyond this place of wrath and tears
looms but the horrors of the shade,
and yet the menace of the years
finds, and shall find me, unafraid.
It matters not how strait the gate
how charge with punishment the scroll,
I am the master of my fate;
I am the captain of my soul.

Desde la noche que sobre mi se cierne,
negra como su insondable abismo,
agradezco a los dioses que existan
por mi alma inconquistable.
Caído en las garras de la circunstancia
no he pestañeado ni llorado,
bajo los golpes que me echó la suerte
mi cabeza ensangrentada sigue erguida.
Más allá de este lugar de lágrimas e ira
yacen los horrores de la sombra,
pero la amenaza de los años
me encuentra, y me encontrará, sin miedo.
No importa cuan estrecha sea la puerta,
cuan cargada de castigo la sentencia,
soy el amo de mi destino;
soy el capitán de mi alma.

William Ernest Henley

Anuncios

Acerca de Juan Zapato

Desde temprana edad mi incursión por las palabras escritas fue delineando mi perfil intelectual hacia la literatura. Ángela, mi abuela, con su cálida voz y esa facilidad para transmitir oralmente las historias que solían acompañarme por las noches –preparación para el sueño– despertó en mí la pasión por los libros. Luego vino el amor, junto con las primeras palabras que dibujaran versos adolescentes, impulsos quebrados en forzosas rimas, la intención que conlleva la pureza de plasmar sobre una hoja un universo de fantasías reales y de realidades fantásticas, trampas que el inconsciente juega a nuestros sentidos. Trasnochadas de cafés compartidas con poetas, salvadores del mundo, sabihondos y suicidas. Horas sumergidas en librerías buscando los tesoros de la literatura olvidados en algún estante. Cartas que nunca partieron hacia ningún lugar. Conversaciones perdidas con la gente que ya no está”. Ver todas las entradas de Juan Zapato

One response to ““De mi alma inconquistable”, Victoria Branca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: