“Como cierto verso de Neruda o don de la espera”, Alfonso Carballo

QUERÍA SER TROPEL

pájaro río o telegrama

que bordeara los minutos en segundos.

Pero el tráfico

                        la tarde

                                       la ciudad

me noquearon los segundos del reloj

como cierto vuelo a la intemperie.

Hoy, a decir de estos versos,

la ciudad me recuerda un tanto de lejos

de tus pasos. Punto fijo

donde mis ojos se posaron

sin horarios ni segundos

en los tuyos.

—    A saber

veinte minutos menos cinco

con cierta hora de retraso.

PERO NO. NO HAY PEROS QUE VALGAN

ni justifiquen mi tardanza.

(Pues estoy seguro que si os

intentara conquistarte

perdería la partida.)

                                 A menos

que la espera no doliera en vano

y mis manos fueran bálsamo a tus ojos

como cierto verso de Neruda

lubricándote los labios.

Alfonso Carballo©

(Tehuantepec, Oaxaca). 1979. Ha publicado en revistas como Guidxizá, Bacaanda, El Zapoteco y Salamandra. Es autor del poemario Personalísima Antología, Poemas reunidos (Oaxaca, 2007); patrocinado, entre otros, por la Proveedora Escolar de Oaxaca y el Rincón del Libro. En septiembre de 2008, instauró el Primer Tour de Poetas Jóvenes en el Istmo. Ha participado, asimismo, en encuentros culturales como el Coloquio Internacional de la Imaginación Literaria (Oaxaca, 2004), La XXVII Feria del Libro Oaxaca 2007, el Primer Encuentro Estatal de Escritores Indígenas (Juchitán Oaxaca, 2008), el Tercer Festival del Centro Histórico de Tehuantepec 2009. Coordinó, también, en su emisión 2008 y 2009, el Encuentro de Poetas dentro del marco del Festival del Mar de Salina Cruz, Oaxaca.  Actualmente coordina el Proyecto Colectivo y Taller “Poesía Itinerante – Poesía en Acción” (Proyecta Poe); con quienes ha impulsado talleres de creación literaria y presentaciones de libros.

Anuncios

Acerca de Juan Zapato

Desde temprana edad mi incursión por las palabras escritas fue delineando mi perfil intelectual hacia la literatura. Ángela, mi abuela, con su cálida voz y esa facilidad para transmitir oralmente las historias que solían acompañarme por las noches –preparación para el sueño– despertó en mí la pasión por los libros. Luego vino el amor, junto con las primeras palabras que dibujaran versos adolescentes, impulsos quebrados en forzosas rimas, la intención que conlleva la pureza de plasmar sobre una hoja un universo de fantasías reales y de realidades fantásticas, trampas que el inconsciente juega a nuestros sentidos. Trasnochadas de cafés compartidas con poetas, salvadores del mundo, sabihondos y suicidas. Horas sumergidas en librerías buscando los tesoros de la literatura olvidados en algún estante. Cartas que nunca partieron hacia ningún lugar. Conversaciones perdidas con la gente que ya no está”. Ver todas las entradas de Juan Zapato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: