“Cuando la danza es la vida”, Gloria Mandelik

024

Nacida en el seno de una familia vinculada a la industria cinematográfica internacional, Mandelik asiste a su primera clase de ballet a los cuatro años. Pronto se traslada a Francia, donde ingresa en la Academia de Ballet de la Ópera de Monte Carlo. Bajo la tutela de su mentor, Gérard Mulys (maestro de Ballet de las Óperas de Niza y Paris), estudia y baila en la Ópera de Niza. Durante estos años también estudia pintura y arte dramático y ahonda en sus estudios de ballet clásico con David Lichine en Los Angeles (USA).

Inspirada por una actuación de Roberto Ximénez y Manolo Vargas, Mandelik decide trasladarse a España, comenzando un intenso período de estudio de la danza y cultura española. En 1962, ingresa en el Ballet Español de Pilar López, pronto siendo primera bailarina estrella de dicha compañía, con la que hace giras por España y toda Europa. También actúa como solista con Manolo Caracol, Antonio, Alejandro Vega, Mario Maya y Carmen Mora, y Rafael Aguilar. Durante este período sigue sus actividades de Ballet Clásico, actuando en las temporadas de ópera del Teatro de la Zarzuela.

A los 27 años, con un brillante futuro en Europa por delante, sus inquietudes artísticas la conducen a estudiar el arte milenario de danza clásica india. Entre 1968 y 1972 estudia Bharata Natyam y Kathakali en Chennai (Madras) en los renombrados conservatorios Kalakshetra y Bharata Kalanjali con Rukmini Devi y los Dhananjayans. También estudia orissi en Sangeet Natak Academy, Nueva Delhi. Una vez más, Mandelik daría prueba de su enorme capacidad para asimilar distintos lenguajes artísticos: mientras se involucra con la danza india, sigue actuando e impartiendo clases de danza española y ballet clásico en la India y en Japón…”

ESCUCHAR LA ENTREVISTA EN RADIO SEFARAD

Anuncios

Acerca de Juan Zapato

Desde temprana edad mi incursión por las palabras escritas fue delineando mi perfil intelectual hacia la literatura. Ángela, mi abuela, con su cálida voz y esa facilidad para transmitir oralmente las historias que solían acompañarme por las noches –preparación para el sueño– despertó en mí la pasión por los libros. Luego vino el amor, junto con las primeras palabras que dibujaran versos adolescentes, impulsos quebrados en forzosas rimas, la intención que conlleva la pureza de plasmar sobre una hoja un universo de fantasías reales y de realidades fantásticas, trampas que el inconsciente juega a nuestros sentidos. Trasnochadas de cafés compartidas con poetas, salvadores del mundo, sabihondos y suicidas. Horas sumergidas en librerías buscando los tesoros de la literatura olvidados en algún estante. Cartas que nunca partieron hacia ningún lugar. Conversaciones perdidas con la gente que ya no está”. Ver todas las entradas de Juan Zapato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: