“Réquiem, tango para Lourdes”, Juan Zapato

Fernando y Lourdes

Requiem æternam dona eis, Domine, et lux perpetua luceat eis.
Te decet hymnus Deus, in Sion, et tibi reddetur votum in Ierusalem.
Exaudi orationem meam; ad te omnis caro veniet.
Requiem aeternam dona eis, Domine, et lux perpetua luceat eis.

 

Otoño temprano, que deja caer tu hoja.,
Ya no cae un 21, sino ahora en 23 y
como un sarcasmo de la Vida
me arrancas estos versos.

Ralenticé la construcción de este poema,
que me niego a escribirlo para ti,
porque las lágrimas no son tinta, no son sangre.
Son como agua de mar, que la playa cautiva.
Son brisa pasajera, que roza nuestras mejillas,
buscando el  h  o  r  i  z  o  n  t  e.
Son ese grito silencioso,
que ayer no se atrevió a sublevarse,
y que hoy se ahoga,
como las puteadas que nunca pronunciaste,
pero sonrojaron tus pensamientos,
y se quedaron en el intento.

El tiempo que es mezquino,
que por corto, es suficiente,
pero nunca demasiado
para expresarte mi cariño,
para apreciar tu amistad,
la que recogí con tu sonrisa inocente, clara, permanente.

No escribo este poema para ti, ya te dije.
Escribo este poema para el compañero
que te robo el primer beso, los sueños, el corazón.
Para los hijos que desvelaron tus días.
Para la amiga que dejas huérfana.

Una vez más la cuesta se hace pindia,
ya ves usamos vocablos de otra tierra,
pero con tu acento vallisoletano.

¡Vamos! haceme una guiñada,
y a la vuelta de una esquina
invitame aquel café y la charla en pretérito pendiente.

A la memoria de mi amiga Lourdes  Z”L,
Juan Zapato© Santabria 24/9/2014

Anuncios

Acerca de Juan Zapato

Desde temprana edad mi incursión por las palabras escritas fue delineando mi perfil intelectual hacia la literatura. Ángela, mi abuela, con su cálida voz y esa facilidad para transmitir oralmente las historias que solían acompañarme por las noches –preparación para el sueño– despertó en mí la pasión por los libros. Luego vino el amor, junto con las primeras palabras que dibujaran versos adolescentes, impulsos quebrados en forzosas rimas, la intención que conlleva la pureza de plasmar sobre una hoja un universo de fantasías reales y de realidades fantásticas, trampas que el inconsciente juega a nuestros sentidos. Trasnochadas de cafés compartidas con poetas, salvadores del mundo, sabihondos y suicidas. Horas sumergidas en librerías buscando los tesoros de la literatura olvidados en algún estante. Cartas que nunca partieron hacia ningún lugar. Conversaciones perdidas con la gente que ya no está”. Ver todas las entradas de Juan Zapato

One response to ““Réquiem, tango para Lourdes”, Juan Zapato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: