Umberto Eco, “El Arte y la Belleza en la estética Medieval”, Luis Guillermo Martínez Gutiérrez

Introducción

Umberto EcoEl libro Arte y Belleza en la estética Medieval escrito por Umberto Eco es un compendio de las teorías estéticas que se encuentran dentro de la Edad Media. Ciertamente que dicho compendio no resulta ser una investigación con la finalidad de proponer o contradecir a dichas teorías, más bien, se limita a ser un resumen o mejor dicho, una sistematización en la que se presentan las teorías sobre la belleza y ciertas categorías estéticas. Esta obra parte del trabajo realizado en las publicaciones Études d’est hétique médiévale de Edgar de Bruyne y la colección de textos sobre la metafísica de lo bello de D. H. Pouillon. “Creo que se puede decir tranquilamente que todo lo que se ha escrito antes de estas dos aportaciones es incompleto y todo lo que se ha escrito después depende de ellas.”1 La obra de Umberto Eco tiene la facilidad de ser accesible a todos aquellos que, sin ser especialistas en el tema (filosofía medieval o historia de la estética) estén interesados sobre la estética en la Edad Media. Sin pretensión de aportar filosóficamente una propuesta sólo quiere ofrecer una “imagen de la época”. Por lo tanto, el autor a decidido definir lo que es una teoría estética y lo hace desde la acepción más amplia, es así que por teoría estética se entiende

Cualquier discurso que, con algún intento sistemático y poniendo en juego conceptos filosóficos, se ocupe de fenómenos que atañen a la belleza, al arte y a las condiciones de producción y apreciación de la obra artística; a las relaciones entre el arte y otras actividades, y entre el arte y la moral; a la función del artista; a las nociones de agradable, de ornamental, de estilo; a los juicios de gusto así como a la crítica sobre estos juicios y a las teorías y las prácticas de interpretación de textos, verbales o no, es decir, a la cuestión hermenéutica.2

Ciertamente el concepto de teoría estética es muy amplio, aunque podemos precisar que el interés predominante es la belleza y el arte por una parte y por otra las condiciones de producción tanto como de apreciación de una obra de arte. La intensión es la de poder analizar los discursos teóricos que se tengan sobre el tema, aunque no solamente busca analizar en los discursos sino que también busca analizar las concepciones estéticas que se tenían en los aspectos cotidianos de la vida así como las formas y técnicas artísticas las cuales se desarrollaban en otro ámbito muy distinto al de los discursos teóricos que son propiamente de los filósofos y teólogos.

Asimismo, Umberto aclara un poco sobre el mismo concepto de “Edad Media” el cual nos refiere, desde su etimología, al trabajo por clasificar y encontrarles sitio a estos diez siglos los cuales no se conseguía dar lugar en la historia debido a que se encuentran en medio de dos grandes épocas (la Antigua y la Moderna). La Edad Media se cataloga e incluso se puede identificar muchas veces por la característica de que en ella no se logra una identidad o incluso que en ella no hubo una sensibilidad estética.3 Es así como el autor, en la parte conclusiva de su trabajo mostrará cómo, en la última parte de la Edad Media se fue desarrollando radicalmente. Ciertamente es que la dificultad en la agrupación de todos estos diez siglos tan distintos es obvia también para el estudio de la concepción estética. Esta distinción de siglos se refiere principalmente a los primeros (desde el s. V) y el contraste con los últimos (hasta el s. XV)

Ante la premisa de que la Edad Media también se distingue por trabajar teóricamente desde comentarios y lo único que hace es realizar comentarios de comentarios, sin decir algo nuevo o propositivo, Umberto Eco dice lo contrario y afirma que en la Edad Media se encuentra un sentido de innovación amplio solamente que éste se encuentra escondido bajo el estilo aparentemente repetitivo. Esta experiencia un tanto agotadora de buscar algo nuevo en lo que aparentemente se repite lo mismo es también tarea del que investiga sobre la estética. Según Umberto Eco una diferencia entre la Edad Media y la Moderna es precisamente que en la Media aparentemente no hay novedad cuando en realidad sí y en la Moderna, bajo la apariencia de novedad sólo repite. Un ejemplo es el cambio del mismo concepto de forma el cual, al principio de la Edad Media se utilizaba para designar todo aquello que se ve en la superficie y al final con este concepto se indicaba aquello que se oculta en la profundidad.4 Otra aclaración más es la de tener en cuenta que, si bien la Edad Media, clasificada como una edad de permanencias (refiriéndonos solamente al ámbito teórico) se debe a que en aquella época los autores que eran copistas, precisamente se copiaban unos a otros, circulando así las ideas, de esta manera muchas veces ya no se sabía el origen real de la idea, aunque lo que importaba en realidad es que circulara porque con eso se aseguraba su propagación, “a fin de cuentas se pensaba que si una idea era verdadera pertenecía a todos.”5

La sensibilidad estética medieval

La Edad Media, influenciada por la Antigua resolvió sus problemas estéticos y con esto aportó también un significado nuevo al introducir en los conceptos estéticos el sentimiento del hombre, del mundo y de la divinidad propios de la visión cristiana siempre procurando introducirlos desde la concepción filosófica. Ciertamente que en la edad Antigua, al resolver sus problemas estéticos se tenía los ojos fijados en la naturaleza (lo físico, aquello que tenía movimiento) y los medievales, al tratar de resolver sus problemáticas estéticas tenía los ojos fijos, ya no en la naturaleza sino en la Antigüedad clásica. Es ésta la crítica que con justa razón se puede hacer a los medievales ya que muchas veces sus reflexiones filosóficas no corresponden a la observación directa de la realidad sino que es el resultado de un comentario de la tradición cultural de la Antigüedad. Es cierto que esto no quita la actitud crítica del medieval porque también es cierto que a pesar del “culto” a los conceptos antiguos se encuentra viva una “fresca solicitud hacia la realidad sensible en todos sus aspectos, incluido el de su disfrutabilidad en términos estéticos.”6 Por supuesto, dicho goce espontáneo está, la mayoría de las veces, influenciado según lo que dicta la doctrina religiosa. Es también sabido que la concepción de belleza es amplia para el filósofo medieval. Él la concibe (aunque no todos) tanto como un trascendental (como abstracción) como se puede referir también con ella a una experiencia sensible Así, cuando el filósofo medieval se refiere a la belleza no solamente lo hace en términos abstractos sino también a experiencias concretas.

Bibliografía:
Eco, Umberto, El arte y la belleza en la estética medieval, Lumen, Barcelona, 1999.
1Umberto Eco, Arte y Belleza en la estética medieval, Lumen, Barcelona, 1999, p. 7.
2Ibidem, p. 9.
3Cfr., Ibidem, p. 10.
4Cfr., Ibidem, p. 11.
5Ibidem, p. 12.
6Ibidem, p. 13.

Luis Guillermo Martínez Gutiérrez©

Anuncios

Acerca de Juan Zapato

Desde temprana edad mi incursión por las palabras escritas fue delineando mi perfil intelectual hacia la literatura. Ángela, mi abuela, con su cálida voz y esa facilidad para transmitir oralmente las historias que solían acompañarme por las noches –preparación para el sueño– despertó en mí la pasión por los libros. Luego vino el amor, junto con las primeras palabras que dibujaran versos adolescentes, impulsos quebrados en forzosas rimas, la intención que conlleva la pureza de plasmar sobre una hoja un universo de fantasías reales y de realidades fantásticas, trampas que el inconsciente juega a nuestros sentidos. Trasnochadas de cafés compartidas con poetas, salvadores del mundo, sabihondos y suicidas. Horas sumergidas en librerías buscando los tesoros de la literatura olvidados en algún estante. Cartas que nunca partieron hacia ningún lugar. Conversaciones perdidas con la gente que ya no está”. Ver todas las entradas de Juan Zapato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: