“¡Feliz cumple Papá!”

“Viejo”

OlgayRoberto

“Entre los Inmortales, cada acto (y cada pensamiento) es el eco de otros que en el pasado lo antecedieron, sin principio visible, o el fiel presagio de otros que en el futuro lo repetirán hasta el vértigo…”
            Jorge Luis Borges en “El inmortal”.

Una vez más he ido a la búsqueda
de la caja que contiene
las fotografías desordenadas,
las imágenes que conservan
aquellos momentos vividos,
rostros y poses de seres queridos
y otros desconocidos,
los míos, los tuyos, los de ustedes.
Fotos mías de niño, que no me recuerdo.
Tuyas también de niño, de joven,
de tus días del ayer.
Retratos vistos una y otra vez,
escenas que compongo en la imaginación.
Y mientras van pasando, voy hallándote,
aunque me falten las respuestas
y abunden los interrogantes y
el sonido de tu voz haya desaparecido de mis oídos.
Podría parecerme a vos,
quizá demasiado sin habérmelo propuesto
ahora que voy acercándome a tu edad,
con aquellos ojos que retuvieran
tu presencia en mis     sentidos,
ahora que soy yo el mirado por el hijo,
ahora que él repite algunos errores míos,
ahora que no sé cómo hablarle para que sea diferente a nosotros dos.
En tiempo de descuento
intento ser maduro, abandonar la máscara,
arrojarme a los días venideros
sin temores ni cobardías, bancándome lo que
venga, pero porque me lo busque yo
y si quedo en el camino,
poder sentirme contento de haberme descubierto.

¿Qué me dejaste?
La bronca de haberte dejado sin mis palabras
cuando discutimos,
el final en un portazo.
La vergüenza de ser pobres
a cambio de ser un buen tipo.
No entenderte y no comprenderme
o tal vez todo lo contrario.
Una cuota de machismo
La afición por ser hincha de fútbol
del que no gana cada temporada,
pero ha conseguido todas las glorias.
El amor ilimitado por tu madre.
Estar de pie en la vereda zurda de la Vida.
El corazón
puesto en la alegría de verte jugar con tus nietos.
Las lágrimas que borronean esta hoja.

Vuelvo a recoger las viejas fotografías,
que han de esperar ese día
que nunca ha de llegar,
para ser guardadas prolijamente en un álbum.

La última vez que te vi.,
ya no estabas.

Juan Zapato© Poema incluído en “Juglarías” …un poeta en Israel.

Anuncios

Acerca de Juan Zapato

Desde temprana edad mi incursión por las palabras escritas fue delineando mi perfil intelectual hacia la literatura. Ángela, mi abuela, con su cálida voz y esa facilidad para transmitir oralmente las historias que solían acompañarme por las noches –preparación para el sueño– despertó en mí la pasión por los libros. Luego vino el amor, junto con las primeras palabras que dibujaran versos adolescentes, impulsos quebrados en forzosas rimas, la intención que conlleva la pureza de plasmar sobre una hoja un universo de fantasías reales y de realidades fantásticas, trampas que el inconsciente juega a nuestros sentidos. Trasnochadas de cafés compartidas con poetas, salvadores del mundo, sabihondos y suicidas. Horas sumergidas en librerías buscando los tesoros de la literatura olvidados en algún estante. Cartas que nunca partieron hacia ningún lugar. Conversaciones perdidas con la gente que ya no está”. Ver todas las entradas de Juan Zapato

2 responses to ““¡Feliz cumple Papá!”

  • emilioporta

    Tu viejo se sentiría orgulloso de este poema. Gracias por compartirlo, Juan. Y, sobre todo, por ponerlo en pie. Y de paso poner en lo más alto la memoria. Yo también le escribí un corto poema a mi padre que nunca llegó a conocer. Y que está en uno de mis libros. Me has recordado tantas cosas… La vida es circular pero nunca sabremos si el final se encuentro del todo con el principio. Al menos está escrito.

    Me gusta

  • Maruxa Oñate Español

    3 de enero de 2015. Hora 0´30.

    Feliz 2015 a todos y principalmente a Juan Zapato. Me sigue gustando tu Babel en donde se observa lo central la comunicación de lo intelectual y de lo afectivo. Ya somos muchos, por la edad, los que despedimos a los padres sin que ellos pudieran leer nuestros poemas porque ya no estaban o porque no podíamos enseñárselos, eran para que nuestra alma que se fuera calmando con la realidad de la separación. Pero ahí están los grandes recuerdos a quienes nos dieron parte de lo que somos y ello es siempre motivo de gratitud.
    Supongo que esa gratitud es lo que nos hace que las Navidades, desde la ausencia se hagan nostálgicas. No tiene nada que ver si uno es agnóstico-místico o ateo. La Navidad siempre nos trae, a partir de una edad la remembranza que nos une en empatía y con la ausencia, con la propia y con la ajena. También nos une con la pequeña sonrisa hacia fuera o hacia adentro de: “te sigo recordando porque te llevo dentro”. Feliz 2015 Juan Zapato, me sigue gustando tu poesía. Felicidad en la medida de lo posible a todos. Un abrazo Maruxa Oñate

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: