“Non tin por, o mejor sería ser guiborim y honrar la vida”, Juan Zapato

Carpas en Arabia Saudí para el Ramadán, ni un solo refugiado.

España, Europa toda, nunca comprenderá, buscará autoculparse, justificar al verdugo, victimizarlo en su “buenismo imberbe”.

Su clase política mira a sus bolsillos, son funcionarios perpetuos, los viejos, los nuevos, todos hipócritas, que venden el futuro de su gente, por la codicia, la soberbia, la inescrupulosidad.

Sodoma y Gomorra no quedaron tan lejos, para algunos será sólo un cuento, para nosotros es la realidad de estos días.

Señores el Islam no es una religión, no existe un Islam moderado, lean el Corán, ya es hora de desasnarse.

Que no todos los musulmanes son violentos, por supuesto, pero también es hora de que esa mayoría no violenta, se manifieste, denuncie a los terroristas, no se haga cómplice. Que las organizaciones musulmanes, los países musulmanes repudien estos actos.

Si en la marcha en repudio al atentado, ante los gritos de “Non tin por”, se hubiese escuchado un solo grito de “Al·lahu-àkbar”, el miedo se hubiese hecho presente y convertido en pánico.
La respuesta a la violencia yihadista no acaba en un manifestación, de una vez por todas las autoridades deben administrar los medios para desenmascarar a los grupos terroristas que ya están conviviendo con sus ciudadanos pacíficos. Es como volver a mis tiempos en Argentina que por una Ley de Punto Final, los criminales del Proceso, transitaban libremente entre los ciudadanos de a pie.

Israel ha sido el laboratorio de ensayo, que han utilizado los terroristas árabes, que son apoyados por tantas ONGs, la CUP o por la organización antijudía llamada BDS, que tanto eco tiene en Europa. Hoy y ayer y mañana, padecerán lo que nosotros venimos combatiendo hace tanto tiempo, desde el primer día en que comenzaramos a construir nuestro Estado, incluso mucho antes.

Para explicar el título, debo explicar el significado de la palabra hebrea guibor (guiborim es el plural), ser guibor no es ser un héroe, un valiente, como los que aparecen en las películas de guerra yankee, es saber y reconocer que nos enfrentaremos a un peligro, sin menospreciarlo, si alardear de nuestra fuerza, siendo conscientes de que por sobre todas las osas debemos honrar la vida.

Juan Zapato, kibutz Sa’ar, Israel

Imagen de arriba: Carpas en Arabia Saudí para el Ramadán, ni un solo refugiado.
Canción: “Honrar la vida”.
Letra: Eladia Blazquez.
Intérprete: Mercedes Sosa.

Anuncios

Acerca de Juan Zapato

Desde temprana edad mi incursión por las palabras escritas fue delineando mi perfil intelectual hacia la literatura. Ángela, mi abuela, con su cálida voz y esa facilidad para transmitir oralmente las historias que solían acompañarme por las noches –preparación para el sueño– despertó en mí la pasión por los libros. Luego vino el amor, junto con las primeras palabras que dibujaran versos adolescentes, impulsos quebrados en forzosas rimas, la intención que conlleva la pureza de plasmar sobre una hoja un universo de fantasías reales y de realidades fantásticas, trampas que el inconsciente juega a nuestros sentidos. Trasnochadas de cafés compartidas con poetas, salvadores del mundo, sabihondos y suicidas. Horas sumergidas en librerías buscando los tesoros de la literatura olvidados en algún estante. Cartas que nunca partieron hacia ningún lugar. Conversaciones perdidas con la gente que ya no está”. Ver todas las entradas de Juan Zapato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: