Un libelo llamado “El País”, titula así: Israel se estrella en su intento de aterrizar sobre la Luna. La sonda ‘Beresheet’ era la iniciativa de tres jóvenes ingenieros que decidieron mandar una nave al satélite en una noche de copas.

 

BenGurionBereshit

“Hemos llegado a la Luna, pero no como queríamos”. Esta frase se escuchó en el puesto de control poco después de que la sonda Bersheet se estrellase contra el satélite. Israel aspiraba a convertirse en el cuarto país en conseguirlo después de tres potencias como EE UU, Rusia y China. Además, habría sido la primera misión de este tipo impulsada por una empresa privada en lograrlo. “Hemos fracasado, pero lo hemos intentado”, resumía cariacontecido el empresario israelí Morris Kahn, que ha invertido más de 35 millones de euros en la gesta.

El origen del proyecto, según la versión de sus líderes, se puede trazar hasta una noche de copas de hace casi una década en un bar de Jolón, una ciudad al sur de Tel Aviv (Israel). Los jóvenes Yonatan Winetraub, ingeniero espacial, Yariv Bash, experto en ciberseguridad, y Kfir Damari, fabricante de drones, se fueron calentando con el paso de los tragos y acabaron diseñando un plan para colocar una nave espacial sobre la Luna. A diferencia de lo que suele suceder con estas fantasías etílicas, la convirtieron en realidad.

Las circunstancias geopolíticas de Israel hacen que tenga que lanzar sus cohetes en el sentido opuesto al que lo hacen el resto de países

Para desarrollar su proyecto, en 2011 fundaron SpaceIL y anunciaron su participación en el Lunar X Prize, un concurso de Google que ofrecía 17,7 millones de euros para el primer equipo que lograse llevar un robot explorador a la Luna capaz de recorrer al menos medio kilómetro sobre la superficie del satélite y transmitir a la Tierra imágenes o vídeo de alta definición. El último plazo fijado por Google expiró en 2018, pero el grupo israelí, que trabajaba junto al contratista de defensa propiedad del Gobierno Israel Aerospace Industries (IAI), continuó con el trabajo.

Si desean leer el artículo completo esta es la fuente: https://elpais.com/elpais/2019/04/10/ciencia/1554919922_993591.html

Yo me pregunto, ¿qué envidia tan desmesurada, gobierna los cerebros editoriales de este diario? ¿Cuál es el interés financiero, que dirige los titulares con tan mala leche contra Israel? ¿Por qué, no falta un día en que se nos demonice? ¡Oh libelo, de doble rasero!

Juan Zapato© Israel, 12/04/2019 – 7 de Nisan 5779

Acerca de Juan Zapato

Desde temprana edad mi incursión por las palabras escritas fue delineando mi perfil intelectual hacia la literatura. Ángela, mi abuela, con su cálida voz y esa facilidad para transmitir oralmente las historias que solían acompañarme por las noches –preparación para el sueño– despertó en mí la pasión por los libros. Luego vino el amor, junto con las primeras palabras que dibujaran versos adolescentes, impulsos quebrados en forzosas rimas, la intención que conlleva la pureza de plasmar sobre una hoja un universo de fantasías reales y de realidades fantásticas, trampas que el inconsciente juega a nuestros sentidos. Trasnochadas de cafés compartidas con poetas, salvadores del mundo, sabihondos y suicidas. Horas sumergidas en librerías buscando los tesoros de la literatura olvidados en algún estante. Cartas que nunca partieron hacia ningún lugar. Conversaciones perdidas con la gente que ya no está”. Ver todas las entradas de Juan Zapato

2 responses to “Un libelo llamado “El País”, titula así: Israel se estrella en su intento de aterrizar sobre la Luna. La sonda ‘Beresheet’ era la iniciativa de tres jóvenes ingenieros que decidieron mandar una nave al satélite en una noche de copas.

  • Moshe Govrin

    Suponía que este diario era más serio en sus reportes. No me refiero a la publicistica, en la que cada quien expresa su opinión ( aunque tendenciosa y mentirosa), sino a la cantidad de desaciertos y mentiras. A pesar de esto Israel sigue conquistando temas científicas y tecnológicas. Pese a quien le pese.

    Me gusta

  • Carolina

    La envidia que los mata…. Porque en ves de trabajar como los israelíes, los almuerzos duran tres horas…. Todos los días hay alguna feria o fiesta ó manifestación por cualquier cosa…. Por eso España no puede estar a la altura de Israel….

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: