Archivo de la categoría: Paz Ahora

“El ritmo de Israel”


“Las israelíes Juglarías y Arderás en mí, con su autor Roberto Sánchez Soria (Juan Zapato)”

El amor y el erotismo, el pensamiento y la palabra, la Paz y la guerra, el cotidiano vivir de un poeta en Israel.

025Lectura en vivo en los estudios de Radio Sefarad (Madrid), invitado por Raquel Cornejo al programa “El marcapáginas”

Para escuchar, cliquea en la imagen o en el siguiente enlace: http://www.radiosefarad.com/joomla/index.php?option=com_content&view=article&id=18339:el-marcapaginas&catid=65:el-marcapaginas&Itemid=84


“Iom haAtzmaút”, Juan Zapato

independenciaY la noche fue primera y tuvimos que construir el día.

Y la tarea demandó más de cinco mil años a partir de unas escrituras.

Marchas y contramarchas. Perseguidos, expulsados, luchando contra la ignorancia, dando batalla al exterminio y a su cómplice: la indiferencia. El trabajo no se detuvo, las raíces desplegadas en la Diáspora emprendieron una y otra vez el camino.

Nada fue de regalo, con lo poco y con lo que queda, hace sesenta y cuatro años comenzó a edificarse el Estado.

En cuestión de segundos el paso del silencio a la algarabía.

Una movilización popular va cubriendo cada espacio a cielo abierto de este diminuto terreno. Por la radio se anuncia la congestión del tránsito en las rutas que conducen a la Galilea o Tiberíades, parques circundantes a Tel Aviv se pueblan. Todos estamos impregnados del humo que emanan parrillas y barbacoas invadiendo el aire. Hileras de asado, hamburguesas, kebabs, pimientos morrones y berenjenas dispuestas sobre las brasas. No se ha podido imaginar una forma tan original para celebrar la Independencia.

Del otro lado, también podrían estar festejando, pero hace sesenta y cuatro años optaron por la causa perdida.

Juan Zapato© http://juglarias.wordpress.com


“No existe fundamentalismo islámico”, Moshe Sharon

hamasEl “fundamentalismo” es un término proveniente del corazón de la religión cristiana. Significa fe que se obtiene por la palabra de la Biblia. Ser un Cristiano fundamentalista, o seguidor de la Biblia, no significa ir por todos lados asesinando personas. El fundamentalismo islámico no existe tampoco. Es sólo Islam y punto. Más bien la pregunta que nos deberíamos hacer es cómo interpretamos el libro del Corán.

Vemos repentinamente que los más importantes voceros e intérpretes del Islam son políticos de occidente. Ellos conocen mas que todos los oradores de las mezquitas, esos que gesticulan horribles sermones en contra de todo lo que sea judío o cristiano. Los políticos occidentales identifican un Islam bueno y un Islam malo, sabiendo inclusive hallar las diferencias existentes entre ambos. Pero existe un problema, ninguno de estos intérpretes occidentales sabe leer una palabra en árabe.

El árabe es el Idioma del Islam

Como se ve, mucho es lo que se oculta tras el lenguaje de lo políticamente correcto, de hecho se ha perdido la verdad. Por ejemplo, cuando en occidente hablamos sobre el Islam, tratamos de utilizar nuestro idioma y aplicar nuestra terminología. Hablamos del Islam en términos de democracia, fundamentalismo, parlamentarismo y toda clase de términos tomados directamente de nuestro léxico. Mi profesor, uno de los principales orientalistas en el mundo, dice que hacer esto equivale a un reportero tratando de escribir una nota sobre un partido de críquet usando términos del béisbol. No se puede utilizar para una cultura o civilización el lenguaje de otra. Para el Islam, usted tiene que utilizar el idioma del Islam.

Principios del Islam

Permítaseme explicar los principios que rigen la religión del Islam. Por supuesto, todo musulmán reconoce el hecho de que hay sólo un Dios.

Pero esto no es suficiente. Un musulmán reconoce no solo el hecho de que hay un Dios, sino que Mahoma es su profeta. Sin estos fundamentos de la religión, no se es musulmán.

Pero por sobretodo, el Islam es una civilización. Es una religión que primero y antes que nada establece un sistema legal exclusivo que sumerge individuos, sociedad y pueblos con reglas de conducta. Si usted es musulmán entonces debe comportarse según las reglas del Islam, las cuales son establecidas en el libro del Corán y difieren notablemente de las enseñanzas contenidas en la Biblia.

La Biblia

Expliquemos las diferencias.

Desde el punto de vista de los eruditos y estudiosos, la Biblia relata el nacimiento del espíritu de una nación en un largo período de tiempo. Pero más importante aun, la Biblia conduce a la salvación, y lo hace de dos maneras.

El judaísmo conduce a la salvación nacional — no solamente la nación queriendo tener un estado, sino una nación deseosa de servir a Dios. Esta es la idea que se encuentra detrás del relato bíblico hebreo.

El Nuevo testamento que se nutre de la Biblia Hebrea lleva igualmente a la salvación, pero personal. Luego, tenemos dos clasificaciones de salvación, las cuales con frecuencia se unen o yuxtaponen.

La palabra clave es salvación y esto significa que todo individuo es guardado por Dios Mismo quien lo guía a la salvación por medio de Su palabra. Es la idea contenida en la Biblia, ya sea que nos refiramos al Antiguo o Nuevo Testamento. Todas las leyes en el texto bíblico, hasta las más pequeñas, apuntan en realidad hacia este hecho de la salvación.

Otro punto sobresaliente de la Biblia es la idea de que el hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios. Esto intuye que usted no anda por ahí destruyendo la imagen Divina. Por supuesto, muchas personas toman las reglas de la Biblia para cambiarlas por completo. La historia es testigo de las masacres hechas en el nombre de Dios y de Jesús. No obstante, tanto el Judaísmo como la religión Cristiana hablan de honrar la imagen de Dios y sobre la esperanza de salvación, siendo éstos sus dos fundamentos básicos.

Continuar leyendo


“99 Tesis para comprender a Israel”, Bonhamled

ako.thumbnailNo puedo estar de acuerdo con la desproporción aparente mostrada por Israel en la crisis del Líbano. Desproporción y muertos entre los peones: israelíes, libaneses y palestinos e incluso observadores internacionales; de este ajedrez mundial que se juega en una cuadra de terreno.

Tampoco puedo estar de acuerdo con el sofisma: “Política militar de Israel = gobierno de Israel = sionismo = Pueblo judío”. Se puede negar el primero afirmando todos los demás.

Hay que quien toma esa secuencia al revés y, de esta forma, quien critica la política del gobierno de Israel es tildado de antisemita (por antijudío) sin más, hay que analizarlo con más profundidad para ver si niega el contenido; el pueblo, o solo el continente interino (el gobierno). Por otro lado los israelitas merecen algo más que una continua acechanza, una amenaza de reojo o una guerra en aroma y en ciernes.

Aunque por ahora es lo que hay a la espera de un cambio de orientación de los gobiernos árabes de la zona.

Si alguien quiere ponerse en los zapatos de un ciudadano israelí puede pensar lo siguiente:

viajeros.jpg1. Imagínate que a tu gente no ha sido tratada bien por la historia.

2. Imagínate que incluso en épocas del pasado diferentes pueblos han deseado y puesto en práctica la intención de eliminaros a todos, sin causa que lo justifique.

3. Imagínate que vives rodeado de países que son enemigos.

4. Imagínate que los países con los que tienes frontera, algunos, están en guerra abierta, declarada, contra ti. casi ninguno tiene relaciones diplomáticas y todos son hostiles en mayor o menor medida.

5. Imagínate que un país limítrofe (Siria) tiene pretensiones de adhesión de otro (Líbano) y emplea y azuza el odio contra tu gente, de manera interesada, en una guerra civil larvada desde hace años que ha creado monstruos.

6. Imagínate que un país cercano (Siria) y otro no tanto (Irán) financian a grupos terroristas para acabar con el estado donde vives e incluso planificar el asesinato de tu gente. En una jugada de póker o ajedrez mortal.

7. Imagínate que un país (Irán) manifiesta que una de sus prioridades es la de borrarte del mapa.

8. Imagínate que un país (Irán) está en plena escalada nuclear para amenazarte (y con ello al mundo) y mide sus adelantos en materia militar por los kilómetros que les falta para bombardear Jerusalén con sus misiles nucleares.

Continuar leyendo


“Ser o no ser”, por Roberto Sánchez Soria

seronoser_divxonline_info

No por repetida, pierde actualidad y mi voz como poeta israelí no puede permanecer callada ante tanta difamación, provocación e ignorancia ante el siguiente libelo de Radio Nacional de Venezuela: http://www.rnv.gob.ve/noticias/index.php?act=ST&f=15&t=176836

Si para que me escuches debo silenciar tu voz.
Si tu opinión, opuesta a la mía, te convierte en mi enemigo.
Si debo tejer alianzas indecorosas para alcanzar mis objetivos y finalizar ligado a mis ataduras.
Si abandono la comprensión de las ideas para dar lugar a la ceguera de las razones.
Si mi sentido libertario te esclaviza.
Si mi única esperanza es la revancha y predico en la mentira reaccionaria,
debo haber perdido el camino de las utopías,
debo haberme quedado estancado en el pasado de la ignorancia,
sin haber avanzado ni un paso en estos años de mi vida.

Quisiera ser claro y que me comprendieras “compañero de ruta”.

Si con el negacionismo construyes tu historia, el futuro será un retroceso hacia el horror del pasado.
Si el grito panfletario del tirano es la verdad que forma tus conceptos, no sabrás escuchar el gemido de tu pueblo oprimido.
Si en tu país, tu pueblo, tu barrio, debes ocultar tu condición política, sexual o religiosa, para no ser perseguido, no insultes a mi democracia en una marcha callejera entremezclado con los neonazis de siempre disfrazados de progresistas.
Habrás traicionado la bandera de La Libertad.

Si supieras de las luchas, y del trabajo con que se forjaron las raíces de Israel, si no renegaras de las manos, el sudor, los vientres y las vidas de los pioneros sionistas socialistas, levantarías la bandera de La Fraternidad.

Si buscaras los porqués de tanta imbecilidad humana injustificada: antisemitismo, inquisición, pogroms, nazismo, stalinismo, -incluye en estos días “chavismo”- La Igualdad sería otra bandera.

Y si has olvidado que la paz es el horizonte,
que las maquinarias y las factorías deben ser sólo herramientas para el bienestar del hombre,
que las campiñas y las aguas, reservas para su alimento,
y que el tiempo del hombre debe usarse para su cultivo,
la educación para la vida y la vida para ser compartida,
tú no eres de izquierda, no eres un revolucionario. Eres un vulgar fascista.

Roberto Sánchez Soria©

Escrito en Junio de 2007, con total actualidad en Octubre de 2010 y vuelto a postear hoy 19 de Febrero de 2012.

http://www.barinas.net.ve/nuncamas/index_nuncamas.php?s=roberto+s%E1nchez&sentence=AND


“El Marcapáginas–Radio Sefarad”

Snapshot_20110720

Raquel Cornago entrevista a Juan Zapato en el programa “El Marcapáginas” de Radio Sefarad.

Cliquéa en la imagen para escucharla.


“Cuentos infantiles para adultos”, Juan Zapato

La vuelta

calesita de jose neuquen 1701Ve a un hombre que pasa, se acerca a él y le saluda cortésmente, y atrevidamente su nombre le pregunta.

—Me llamo ¡Aldón Pirulero1!, ¿nunca escuchó cantar de mí?

—Sí, pero, hace ya mucho…- responde sorprendido.

-No es el único, créame. Yo ando cabalgando día tras día, montado con ancha hidalguía, disculpe mi jactancia, en este caballo brincador. -Y señala a un caballito que sube y baja sin cesar, dentro de una pequeña calesita. Descubre esa inquietud infantil, agonizando dormida en cada hombre. Lo interrumpe:

— ¿Dígame Aldón, si por ser “grande”, ya no puedo cantar y bailar y tener la aventura de enamorar a “La hija del Chocolatero”?

Necesitaría una rayuela de color verde, para poder vivir, y ahí levantar una casa amarilla y roja, con techo de estrellas y luna blanca.

Necesitaría una sonrisa auténtica, para recordar mi niñez y compartirla.

Eso sí, ahora que me encuentro desarmado, quisiera ser sordo un instante, sería suficiente, para no escuchar la voz de Mambrú, llamándome, – llevándome – a la guerra, guerra de la que nunca volveré.

No puedo ir con él, quiero jugar con cubos de madera, de tamaños diversos llenos de letras por todos sus costados, y sentarme sereno, a armar palabras que en realidad no conozco.

— ¿Dígame Aldón, qué hago?, sentado solo en una plaza desierta de gritos; sin oler el pasto, sin apreciar sus silvestres flores, quietecitas, inmóviles, aguardando el cuidado natural de una lluvia fresca. ¿Dónde están mis compañeros de juego? ¿No los has visto? ¿Y ese amor que nació aquí, hace ya muchos años?

Llévame a formar una gran ronda que recorra todos los barrios de la ciudad.

Acompáñame, Aldón Pirulero, a subir toboganes, para que una vez que estemos allá arriba, demos un salto grande, con los brazos abiertos, queriendo atrapar contra nuestros pechos, ese inmenso globo rojo que sube y desaparece tras la nubes formadas por el humo que lanza una vieja chimenea.

¡Con cuidado Aldón! Estamos llegando al suelo, ¡mira!, ha salido la luna blanca.

¿Sabes, me parece ver a muchas mujeres embarazadas, cantándole a los hijos que pronto han de nacer. ¡Escucha!, sí, y por qué no, el llanto de un niño se introduzca en nuestros oídos, para despertarnos, cuando sea necesario saltar de la realidad.

Vamos juntos Aldón, a embarrarnos en los charcos que dejó la lluvia pasada.

Bajemos las barrancas que inventamos, que el que llega primero, tendrá más tiempo para descansar, cuando nuestros corazones rompan violentamente contra nuestros agitados huesos.

Ahora sí, ahora estoy comenzando a sentirme mejor. Retomemos el juego:

“Aldón, Aldón, ¡Aldón Pirulero!;

compañé, compañé, compañero de juego;

nunca más, nunca más, nos separaremos;

porque hoy, porque hoy, nacimos de nuevo;

cara al sol, cara al sol;

sin llanto y sin miedo;

y el dolor se fugó;

porque nació el amor;

porque Usted, porque Yo;

Nosotros y Todos…

Larala, larala, larala lalála…”

—Disculpe señor, aquí termina el recorrido, ¿se quedó dormido?

— ¡Ah!, sí, gracias. Sí, ya bajo.

Baja del colectivo2 y se dirige a una plaza.

Juan Zapato©

1 Referencia al juego infantil de Al don Pirulero, también llamado Antón Pirulero. Juego en el que cada participante hace la mímica de tocar un instrumento musical.

2 Colectivo: autobús.


“Diez de los 1027 x Guilad Shalit”

¿Cómo llamarlos, milicianos, revolucionarios, patriotas? ¡Asesinos!

Jusam Badran, cumple condena de 17 cadenas perpetuas por ser responsable directo de varios atentados terroristas que terminó con la vida de decenas de israelíes en los ataques del Hotel Park de Netanya, Sbarro en Jerusalén y el Dolphinarium en Tel Aviv.

Walid Anges, cumple una condena de 36 cadenas perpetuas por ser responsable directo de la muerte de decenas de israelíes en el Café Moment de Jerusalem, en Har Hatzofim en Jerusalén y en Momadon en Rishon Letzion.

Aved El Gadi Ganadim, cumple una condena de 16 cadenas perpetuas por hacer chocar ómnibus de Egged número 405 asesinado a decenas de personas.

Muhamad Sharajte, cumple condena de 3 cadenas perpetuas por el secuestro y asesinato de dos israelíes: Ilan Sadon y Avi Sasportas.

Ijie Sanwa, cumple condena de 4 cadenas perpetuas por secuestro y asesinato del soldado israelí Najshon Waksman. Es el líder del Hamás en las cárceles israelíes.

Fadi Yaba, cumple condena de 18 cadenas perpetuas por ataque terrorista de ómnibus en Haifa.

Ibrahim Shamasne, cumple condena de 3 cadenas perpetuas por el asesinato de tres israelíes: Ronen Karmani, Lior Tubul y Rafi Doron.

Amana Mona, mujer palestina condenada a una cadena perpétua por seducir a israelí Ofir Rajum y conducirlo hacia terroristas que lo asesinaron.

Ajlam Temimi, mujer palestina condenada a 16 cadenas perpetuas por conducir al terrorista suicida que llevó a cabo el ataque terrorista en pizzería Sbarro de Jerusalén en el cual murieron decenas de israelíes.

Avid Al Aziz Tzalaja, condenado a 1 cadena perpetua que participó en linchamiento de dos israelíes en Ramallah, su fotografía recorrió el mundo al aparecer con las manos en alto ensangrentadas desde una ventana.

Aquí la lista del resto de liberados hoy 18/10/2011, en archivo  Excel:

http://www.shabas.gov.il/NR/rdonlyres/09ED13AD-30EB-4F28-8FEA-7A9EDB0F9119/0/listeng1.xls


“Israel y Palestina, las consecuencias morales de un canje”, Rogelio Alaniz

gilad-shalit-july-16-1Si los palestinos obtuvieron una victoria política cuando reclamaron el ingreso a la ONU, Israel ha obtenido una formidable victoria moral canjeando a un soldado por mil palestinos, (1027 para ser más precisos). Si bien los líderes de Hamas festejan el acuerdo obtenido y el retorno de sus combatientes, queda claro que para la moral y para la historia Israel ha ganado la batalla probando que la vida vale y que esa vida debe ser respetada a cualquier precio.

En términos prácticos las negociaciones demuestran que un soldado de Israel vale por mil palestinos. No es Israel quien impuso esa proporción, sino los palestinos. Son ellos los que hoy festejan el retorno de sus combatientes, sin importarles o sin percatarse que de hecho están admitiendo la superioridad moral de su enemigo.

La relación de mil por uno es numérica, pero es también moral y política. Para que un acuerdo de esta naturaleza se haya llevado a cabo, es porque existen concepciones sobre la vida y sobre la muerte, sobre la sociedad y la trascendencia, que dan cobertura moral a determinadas soluciones. Es en ese sentido que hay que decir que la negociación entre palestinos y judíos puso en juego dos concepciones, dos visiones que incluyen a la política pero la trascienden.

Al respecto, no es ninguna novedad señalar que para los palestinos la vida de sus hombres está subordinada a la causa que dicen defender. Esa causa justifica no sólo la muerte de sus enemigos, sino el sacrificio de ellos mismos. Sus niños y adolescentes, también sus mujeres, son educados para el martirologio. Hay que detenerse un instante a pensar sobre lo que significa un proceso de aprendizaje cuyo resultado consiste en la propia muerte en nombre de Alá.

Se dirá que todo proceso de liberación o toda lucha por ideales nobles exige arriesgar la vida. Es verdad. Pero una cosa es arriesgar la vida y otra muy diferente es sacrificarla. Es la sutil pero decisiva diferencia entre el guerrero y el suicida. Todo combatiente alienta la posibilidad de sobrevivir a la guerra. Esa esperanza otorga sentido a la lucha, ya que no hay coraje verdadero sin una cuota inevitable de miedo porque la valentía real exige sobreponerse al miedo de la muerte. Todas las estrategias militares clásicas parten de ese principio o de ese límite: los soldados en el campo de batalla pelean, no se suicidan. Desde Julio César a Napoleón, este principio orientó al arte de la guerra.

En el caso del suicida, esa lógica no existe; para el combatiente suicida su destino es la muerte, se ha preparado para morir y no sólo se ha preparado sino que, además, desea la muerte. El suicidio para el integrista constituye la verdadera salvación, la redención definitiva. Esa verdad la sabe él y su familia que celebra la marcha del hijo pródigo hacia la eternidad. Suicidas puede haber en cualquier sociedad, pero en este caso la diferencia está dada en que el suicidio es alentado desde la autoridad, desde el Estado.

El soldado profesional no es un suicida, ese es su límite. El límite obedece en el fondo a una concepción humanista que se impone a la lógica guerrera. Los generales pueden disponer de sus soldados para ir a la lucha, pero no pueden disponer de la vida de sus soldados. Esa diferencia es la que ha borrado el terrorismo suicida, que celebra jubilosametne la muerte de los otros y la suya.

La otra diferencia civilizatoria entre el soldado profesional y el terrorista se plantea en la relación que mantienen con los civiles. Los ejércitos profesionales combaten contra soldados profesionales y tratan de preservar a los civiles de la guerra. Este principio ha sido violado muchas veces, pero sobrevive, sobre todo en Israel. El terrorismo, por el contrario, no opera contra soldados profesionales sino que ataca objetivos civiles sin discriminar sexo o profesión.

¿Ejemplos? Entre los flamantes liberados se encuentran los autores intelectuales del atentado terrorista contra Dolphinarium, la disco de Tel Aviv. Como consecuencia del operativo murieron veinte jóvenes, cuya única culpa fue haber ido esa noche a bailar con sus amigos o sus parejas. Los judíos murieron, los terroristas se sacrificaron. Unos eligieron morir a los otros la muerte se les impuso. Los familiares de los judíos lloraron a sus muertos, los familiares de los terroristas los despidieron con cánticos y oraciones. ¿Se entienden ahora las diferencias culturales y civilizatorias? ¿Se entiende por qué la vida de un judío es equivalente a la de mil palestinos?

El sacrificio como virtud habilita a que la muerte sea deseada y celebrada. Desde esa perspectiva sería imposible que lo que hoy sucedió con Shalit se plantee a la inversa. Si por ventura Israel tuviera un prisionero palestino, la exigencia de canjearlo por miles de judíos no sería concebible, porque a los jefes de Hamas o Al Fatah no les temblaría la voz para dar la orden de sacrificar al prisionero en manos enemigas y el prisionero, por su lado, no esperaría otra cosa por parte de sus jefes.

No concluyen allí las diferencias. Israel tiene prisioneros palestinos, pero ellos son juzgados en tribunales constituidos por jueces que han enviado a la cárcel a más de un judío acusado de crímenes de guerra. El juicio se celebra con todas las garantías y a esas garantías el preso las mantiene en la cárcel. Los palestinos detenidos estudian, se casan, reciben visitas de familiares y de la Cruz Roja Internacional.

Ninguno de estos beneficios alcanzó a Shalit. El joven judío estuvo cinco años preso sin un tribunal que lo juzgue, sin recibir visitas de familiares o amigos y sin la posibilidad de ser asistido por los organismos de derechos humanos quienes, dicho sea de paso, nunca protestaron por esta situación, porque pareciera que a los terroristas palestinos les asiste el derecho de secuestrar y matar judíos sin rendir cuentas por ello. También en este punto las diferencias entre Israel y los palestinos son visibles y dan cuenta de dos concepciones antagónicas de la política y la vida. Durante cinco años Shalit fue un “desaparecido” público. Su cautiverio fue motivo de burlas, caricaturas ofensivas y antisemitas, y violaciones permanentes a sus derechos. El escarnio alcanzó a sus padres y a todos los que reclamaban por su libertad. Durante cinco años no lo dejaron hablar con sus familiares y si preservaron su salud fue para poder hacer posible el canje. Salvo Israel, nadie pidió por la vida de este pobre muchacho. Los supuestos barcos solidarios con la Franja de Gaza se negaron a entregar una carta de los padres de Shalit a su hijo.

En Israel la decisión de aceptar el canje en estas condiciones fue motivo de debates y enconadas discusiones que aún no se han saldado. Familiares de víctimas del terrorismo y políticos religiosos y laicos han protestado por la decisión del gobierno de Netanyahu de aceptar un canje en estas condiciones. Los opositores al gobierno han advertido que los terroristas liberados van a volver a las andadas como ya lo han demostrado en otras ocasiones. Al respecto, se recuerda que en 1985 Israel también aceptó un canje de prisioneros y un sesenta por ciento de los liberados retornó al terrorismo.

Este debate es imposible de imaginarlo en Gaza o en Cisjordania. Toda oposición en esta región es siempre oposición armada y las diferencias se resuelven con sangre. Imaginar una movilización de palestinos en contra de la decisión de Hamas o Al Fatah es imposible. Allí no hay “indignados”, mucho menos homosexuales reclamando sus derechos o periódicos que ataquen al gobierno sin contemplaciones. Tampoco existen intelectuales que planteen objeciones de conciencia, porque los únicos intelectuales aceptados en Gaza o Cisjordania son los intelectuales del poder.

Según las informaciones disponibles en Israel, los árabes israelíes salieron a la calle a festejar la liberación de sus “compañeros”. Algunas ciudades de Israel estuvieron embanderadas de consignas a favor de los terroristas liberados. En Gaza o en Cisjordania este escenario es imposible por partida doble: porque no está permitido festejar nada que el gobierno no autorice, y porque mientras en Israel viven con plenos derechos un millón y medio de árabes, en tierra palestina los judíos no tienen lugar.

A modo de conclusión, podría decirse que una sociedad que se constituye sobre la base de esos valores difiere radicalmente de otra donde la prioridad es la vida. Yo diría que la diferencia entre Israel y Palestina reside en este punto. Es como dijera en su momento la señora Golda Meier: “Los palestinos empezarán a ser libres el día en que amen más a sus hijos que lo que nos odian a nosotros”.

Rogelio Alaniz©

Fuente: http://www.ellitoral.com/index.php/diarios/2011/10/18/opinion/OPIN-02.html


“En nombre de Alá, el Misericordioso y Compasivo”

Para que antes de opinar, sepas sobre lo que vas a defender, así no tienes excusas para ser hipócrita.

                                                                        Juan Zapato, un poeta en Israel.

Palestina, Muharram 1, 1409 A.H./18 de agosto, 1988

En nombre de Alá, el Misericordioso y Compasivo

“Ustedes son la mejor nación que ha sido creada para la humanidad. Ustedes comandan el bien y prohíben el mal y creen en Alá. Si sólo el pueblo del Libro [es decir, judíos y cristianos] hubiesen creído, habría sido mejor para ellos. Algunos de ellos creen, pero la mayoría de ellos son inicuos. Ellos nunca serán capaces de hacer daños graves, sólo serán una molestia. Si te atacan, te darán la espalda y huirán, y no serán socorridos. La humillación es su suerte dondequiera que se encuentren, salvo donde sean salvados de este por un vínculo con Alá o por un vinculo con los hombres. Ellos incurrieron sobre sí mismos la ira de Alá y la miseria es su suerte, porque niegan los signos de Alá y erróneamente asesinaron a los profetas y por haber desobedecido y transgredido”. (Corán, 3:110-112).

“Israel existirá y continuará existiendo, hasta que el Islam la suprima, al igual que abolió la que había ante de esta”. [De las palabras del] mártir, Imam Hasan al-Banna’, que la misericordia de Ala esté con él [2].

“El mundo islámico está ardiendo y todos y cada uno de nosotros debemos verter agua, aunque sea poca, para extinguir lo que pueda extinguirse, sin esperar por los demás”. [De las palabras del] Jeque Amjad Al-Zahawi, que la misericordia de Alá esté con él. [3]

En nombre de Alá, el Misericordioso y Compasivo

Preámbulo

Alabado sea Alá. Buscamos Tu ayuda, Te pedimos perdón, Te pedimos orientación y confiamos en Ti. Que la plegaria y la paz esté con el mensajero de Alá y con su familia y compañeros y con los que son leales a él y difundan su mensaje y sigan su Sunna [las costumbres del Profeta]. Que las plegarias y la paz estén siempre con ellos mientras el cielo y la tierra existan.

Oh pueblo, en medio de grandes problemas y en las profundidades del sufrimiento y de las palpitaciones de los corazones creyentes y brazos purificados para el culto, del conocimiento del deber y en respuesta al mandato de Alá – desde allí llegó la convocatoria [de nuestro movimiento] y la reunión y unión [de fuerzas] y desde ahí vino la educación de conformidad con el camino de Alá y una decidida voluntad de llevar a cabo el papel [del movimiento] en la vida, superando todos los obstáculos y superando las dificultades del viaje. Desde allí llegó también la preparación continua, [junto a] estar dispuesto a sacrificar la vida propia y todo lo que es valioso por la causa de Alá.

Luego la semilla tomó forma y [el movimiento] comenzó a avanzar a través de este mar tormentoso de deseos y esperanzas, anhelos y aspiraciones, peligros y obstáculos, dolores y desafíos, tanto a nivel local [en Palestina] y en el exterior.

Cuando la idea maduró y la semilla creció y la planta inyectó sus raíces en el suelo de la realidad, lejos de las emociones fugaces y el apresuramiento indebido, el Movimiento de Resistencia Islámico [Hamas] [4] se dispuso a jugar su papel, marchando hacia adelante por el bien de Alá. [Al hacer esto, Hamas] une las armas con todos los que emprenden el Jihad por la liberación de Palestina. [5] Las almas de sus combatientes Jihad se reúnen a las almas de todos los combatientes del Jihad quienes sacrificaron sus vidas por la tierra de Palestina, desde el momento en que los compañeros del Profeta la conquistaron hasta el presente.

El pacto del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas), revela su rostro, presenta su identidad, aclara su posición, deja en claro su aspiración, discute sus esperanzas y llama en voz alta a ayudar y apoyarla y unirse a sus filas, porque nuestra lucha con los judíos es muy extensa y grave y requiere de todos los esfuerzos sinceros. Es un paso que debe ser seguido de otras medidas, es una brigada que debe ser reforzada de brigadas en brigadas de este vasto mundo islámico, hasta que los enemigos sean derrotados y la victoria de Alá sea revelada.

Así es como lo vemos venir en el horizonte: “Y después de un tiempo llegaran a saber de este” (Corán, 38:88)

“Alá ha escrito: Soy yo y mis mensajeros que sin lugar a dudas prevalecerán. Alá es Fuerte y Poderoso”. (Corán, 58:21)

“Digan: Éste es mi camino. Llamo en Alá con certeza, yo y aquellos que me siguen y la gloria esté con Alá, yo no estoy entre los politeístas”. (Corán, 12:108)

Continuar leyendo


“Indígnate Israel”…todas las voces todas

Indignaos en Naharia-IsraelLa mujer que trabaja para pagar el alto costo de la guardería de sus pequeños y que no dispone de mayores tiempos para disfrutar su crecimiento

La construcción selectiva que invade indiscriminadamente espacios abiertos que poblaran pequeñas viviendas, afecta no sólo al paisaje sino también a la pareja joven que quiere su primer techo propio o el inquilino que no comprende los altos precios que debe afrontar cada renovación de contrato y que no guardan relación alguna con los costos de la vida y debe mudarse por el mismo precio hacia algo más pequeño o alejado.

El gasto social que se mal administra como cotos personales con fines de clientelismo político. Esa inmensa mayoría de hombres en blanco y negro que no tienen vergüenza ante su prole y no generan ingresos genuinos para ofrecerles una vida digna y no solo la provisión “caritativa” del Estado.

Los que ciegamente ocupan tierras y viven en status de privilegio, para que mis hijos empuñen un fusil para defenderlos ¿a cambio de qué?, ¿qué tierra vale la sangre de mis hijos?, ¿para qué continuar derrochando el dinero público en aventuras?

La educación que desciende cada año los estándares mundiales, una media de alumnos a nivel secundario por aula superior a los criterios pedagógicos y el acceso a la Universidad cada día más excluyente. La Universidad que debería ser ese faro luminoso que nos indique la ruta al futuro.

Los obreros que producen durante jornadas extensas plusvalías que no son distribuidas.

No será hora de que esta tierra, busque otro rumbo, partiendo justamente de sus raíces, de esas que llevaron a través de siglos poder hoy construir un Estado, pero que tiene suficientes elementos para ser diferente, original, creativo.

Hoy se convocan en Naharia a las 20 horas en la vela que se erige en la taielet¹, todas las voces, cada una con su propia indignación, cada una con su individualidad, cada una formando una unidad en la diversidad social.

Juan Zapato© 6/08/2011

¹ Paseo costero.


“Una camioneta blanca”, Juan Alejo Sánchez Streger

Diecisiete¹ años pasaron desde que en algún lugar, una camioneta blanca abandonara su estacionamiento.

Una camioneta blanca que transitaba tranquila por las calles de Buenos Aires. Una camioneta que llevaba gente poco normal. Una camioneta que viajaba sin que nadie sospechara nada de nada.

Diecisiete años desde que volara en pedazos la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (A.M.I.A.), en manos de asesinos cobardes que no creían en la tolerancia.

Diecisiete años que ochenta y cinco familias tienen un hueco entre sus integrantes.

Fue un 18 de julio, cuando una camioneta blanca se estrelló y no accidentalmente, contra la fachada de un edificio de la calle Pasteur. Dejando daños irreparables en ochenta y cinco familias.

Hace diecisiete años que tengo el recuerdo de levantarme de la cama, con mis escasos siete años, a ver dibujos animados en la televisión, recorrer todos los canales y solo encontrar piedras, una encima de otra, bomberos y gente voluntaria ayudando a sacarlas, camillas y ambulancias sacando personas debajo de los escombros. Esa escena fue la misma durante los días siguientes. Al pasar el tiempo, sentado en la cama de mis padres, mirando televisión con mi madre vi como el mismo día del atentado una persona común se acercaba a un oficial de policía para averiguar qué era lo terrible que había ocurrido y recibir como respuesta: los rusitos se fueron al cielo…

Diecisiete años que la gente se junta, año tras año, en la calle Pasteur para pedir justicia, justicia y más justicia, escuchando cada año la sirena a las 9:53 a.m., que recuerda el arrebato de la vida de ochenta y cinco personas.,

Diecisiete años que desde un acto criminal, a bordo de una camioneta blanca, tenemos 85 razones para pedir Justicia.

Juan Alejo Sánchez Streger©

09-06-07_2329Juan Alejo nació en Argentina hace 24 años. Participó activamente en las comunidades judías de “Or Israel – el Kinder de Planes” y “Adat Israel” el templo de Asamblea. Realizó el curso de madrij² en “Bamá”. En Noviembre de 2002 llegó a Israel junto a 22 adolescentes provenientes de Uruguay, Paraguay y Argentina a través del Plan Naalé. Habiendo realizado en Buenos Aires el curso de reanimación cardiopulmonar de la Sociedad Cardiológica profundizó sus conocimientos de primeros auxilios, siendo voluntario del Maguen David Adom filiales Naharia y Menashé, recibiendo una distinción por su dedicación y compromiso. Terminó sus estudios secundarios en el colegio Mevoot Iron y fue becado en su viaje a Polonia recorriendo la tierra de sus antepasados y los campos de concentración. Sirvió como enfermero combatiente en el Ejército de Defensa de Israel. Actualmente trabaja y se prepara para iniciar sus carrera de medicina.

¹ Se ha modificado la fecha original del texto, lamentando que sigan transcurriendo los años sin obtener Justicia.

² Guía.


“Un hermano más”, HaDag Najash

SI POR LA CONFIGURACION DE TU SISTEMA OPERATIVO NO APARECE LA TRADUCCION AL ESPAÑOL CLIQUEA EN EL BOTON ROJO “CC”

HaDag Najash (הדג נחש‎) es una banda de hip hop/funk israelí. Su nombre significa “El pez serpiente”, y es un juego de palabras de la etiqueta para conductores novatos “Nahag Jadash” que por norma se tiene que ubicar en los autos nuevos.

Como muchos otros músicos israelíes, al igual que el Proyecto de Idan Raichel, HaDag Najash combina música occidental con elementos orientales.

Una característica de la banda son sus letras de alto contenido político y social de izquierda, a menudo haciendo una fuerte crítica al gobierno y a la sociedad israelí.

Un hermano más cayó en la tumba.
Y mamá llora, rompe en el llanto.
Un hermano más cayó en la tumba.
Los gritos de papá se escuchan en todos lados.

Hombre ¿qué tu corazón es como de hielo?
¿Disfrutas de ser un asesino?
Oídos que escuchan tus amenazas.
¿Por qué decir “soy tu hermano?
Cada lado cree que sólo suya es la verdad.
Y cada día que pasa otro inocente muere.
Matar gente, no te importa nada.
¿Cómo eres capaz de disparar contra personas?
A mamá le duele y otro niño queda huérfano.
Y la vereda se mancha de rojo de nuevo.
La vida es importante y tiene valor.
El asesinato y la matanza no son el camino.

Un hermano más cayó en la tumba.
Y mamá llora, rompe en el llanto.
Un hermano más cayó en la tumba.
Los gritos de papá se escuchan en todos lados.

Niño ¿qué te pasa? Cómo enloqueciste.
Mira a que situación, hermano llegaste.
No te interesa, ya todo se puede.
Tus ojos se ven oscuros y fríos.
Piensa en el futuro y el mañana.
Intentar y cambiar, nunca es tarde.
Todo el pueblo de Israel está harto de violencia.
No quiere ver a otra persona morir.
Descubriremos misericordiosos, descubriremos misericordia.
Y en lugar de calentura encontraremos calidez.
Toda la sangre derramada deja un rastro de vacío.

Un hermano más cayó en la tumba.
Y mamá llora, rompe en el llanto.
Un hermano más cayó en la tumba.
Los gritos de papá se escuchan en todos lados.

Quizás es el momento de hacer preguntas.
Como “¿cuánto tiempo podremos seguir así?”
Y si la guerra en las fronteras está desconectada.
De la violencia que paraliza nuestras vidas.
Parece que aquí la tensión nunca termina.
“Fisher HaGadol”¹ fue el que dijo:
Que en el fondo todos somos iguales.
Entonces ¿por qué volvemos al polvo?

HaDag Nahash©
¹ Rapper israelí


“Juglarías …un poeta en Israel”, Juan Zapato

juglarias020611

La calle Nachlat Binyamin tiene el encanto de feria artesanal, que podemos encontrar en cualquier otra parte, pero no por conocida menos atractiva.

Junto con los cafés que pronto se colmarán de asiduos concurrentes de día viernes, las tiendas minoristas y los importadores de telas van subiendo sus cortinas. Luego comienzan a llegar los puesteros: un par de artistas plásticos, el dúo de músicos rusos con su violín y bandoneón para interpretar tangos, el inventor de juegos de ingenio, artesanos varios difíciles de calificar, la señora gorda que predice el futuro, sobretodo para las jóvenes enamoradas –casamenteras. Y a medida que se van instalando comienzan a aparecer los primeros visitantes locales o extranjeros, o esa mixtura que vengo a ser yo, un israelí con ojos de turista en Tel Aviv.

Seguir leyendo en Juglarías: http://juglarias.wordpress.com/


“Citações”, Pierre Goldman

“Alguns de nós, judeus de Esquerda, sentimo-nos impedidos de abraçar de forma mais completa a causa palestiniana em virtude dos inegáveis contornos antisemitas dos discursos e escritos pró-palestinianos”.

Pierre Goldman, Libération, 31 de Outubro de 1978.

Judeu francês, jornalista e activista de esquerda (extrema-esquerda, dirão alguns), Goldman foi assassinado por brigadas terroristas de extrema-direita a 20 de Setembro de 1979, meses depois de ter sido ilibado num processo judicial kafkiano que inicialmente o condenara a prisão perpétua. Os seus assassinos nunca foram julgados.


“Humus Said”, Juan Zapato en Juglarías

Te invito a descubrir un país a través de los ojos de un poeta y compartir fantasías reales y realidades fantásticas.

http://juglarias.wordpress.com/2011/

 

akko-humus-said El juglar recorre las callejuelas de la vieja ciudadela de Acre. Gente cruza a su paso en sentido contrario, observa a otros sentados a la vera bebiendo café turco, fumando narguile y conversando. Los lugareños que allí viven no han cambiado mucho desde la época en que Napoleón la conquistara. Las historias de siempre renovadas con algún agregado por parte de quien las relata. Y la Historia que en estos instantes lejos de aquí se está construyendo sobre esta tierra, poco tiene de verdad aunque sea creíble para muchos, convenientemente creíble.

Alfombras tendidas aireándose al Sol que por entre alguna rendija de las paredes de piedra se cuela, bien podrían representar una escenografía teatral. Los actores- transeúntes llevan sus compras y sus niños de la mano, se desplazan en medio de turistas llegados de fuera. Sus voces mezclan alfabetos así como en los anuncios que visten las tiendas del shuk¹. La luz aquí conserva cierta intimidad, los olores se contagian: especiados, marinos, de azúcares y miel, de frutos secos y fritangas.

Llegamos al lugar por el cual hoy nos encontramos: “Humus Said”. Tenemos suerte tal vez por la hora, que no haya mucho que esperar.

¿Dos? –nos pregunta quien ordena los lugares disponibles. Afirmo con la cabeza y nos indica una mesa ocupada por un niño. Angie me mira como diciéndome ¿allí? Nos ubicamos uno al lado del otro y frente a nosotros el niño que su boca tiene hinchada de alimento, le digo saha saha² y sin responder continúa comiendo sin perturbarse ante nuestra presencia.

Se acerca un hombre para tomarnos el pedido y a su pregunta le respondo: humus –como si se diese por entendido que uno viene a este restaurante a comer solamente eso. Y la realidad es esa, sólo que hay cuatro variaciones de un solo plato. Le pido que nos sugiera y hemos de probar dos de las opciones. El niño no acaba nunca su plato y en su boca no hay lugar para un nuevo bocado que introduce. Inmediatamente nos traen nuestro almuerzo acompañado de cebollas y tomates, pepinos en vinagre, aceitunas y ajíes picantes y una buena cantidad de pitas para untar el humus.

El niño ha terminado y se levanta.

Nosotros no podemos terminar los platos, no tenemos el ejercicio del niño que se fue. Nos ofrecen café o té, preferimos caminar.

Juan Zapato©

¹ Zoco, mercado.

² “Buen provecho” transliteración del árabe.


“V Festival Internacional Palabra en el Mundo”

FPM

“Chapala”: Viernes 20 de mayo, 7 de la tarde. Explanada de La vela, en el malecón.

“Ajijic”:     Sábado 21 de mayo, 6 de la tarde. Explanada del CCA, en la Plaza Principal.

México.


Hamás condena la eliminación del "mártir de la guerra santa" Osama Bin Laden

MIDEAST ISRAEL PALESTINIANS El primer ministro fundamentalista islámico de Gaza, Ismail Haniye (foto), condenó hoy el "asesinato" de Osama Bin Laden en una operación de las fuerzas especiales estadounidenses en Pakistán, y dijo que éste era un "mártir de la guerra santa".

"Vemos este (episodio) como una continuación de la política estadounidense basada en la opresión y el derramamiento de sangre musulmana y árabe", dijo Haniye en declaraciones a un grupo de periodistas en Gaza.

El dirigente, que encabeza el movimiento islamista palestino Hamás, calificó a Bin Laden de "combatiente santo árabe", y "pidió a Dios que sea misericordioso con los verdaderos creyentes y los mártires".

Sus declaraciones se producen en momentos en los que

Hamás acaba de pactar un acuerdo de reconciliación con el movimiento nacionalista palestino Al-Fatah, columna vertebral de la Autoridad Palestina (AP), y que debe firmarse el miércoles en El Cairo.

Un portavoz del gobierno de Ramala, Ghasan el-Jatib, había calificado horas antes de "desarrollo para la paz" la desaparición del cerebro de los ataques del 11-S.

"La desaparición de Bin Laden es un buen desarrollo para la paz y la seguridad en el mundo", esgrimió el-Jatib, en la primera reacción de un funcionario de la AP a la noticia del día.

El portavoz del primer ministro de la AP subrayó, no obstante, que "lo más importante es deshacernos de la ideología y las creencias radicales de Bin Laden".  Fuentes: EFE y Aurora


“Lohamei Hagetaot: la voz del gueto de Varsovia”, Ricardo Coarasa

A sólo unos kilómetros de la frontera con El Líbano, en la Galilea Occidental que mira al Mediterráneo, se encuentra Lohamei Hagetaot, el kibbutz de los supervivientes del gueto de Varsovia. Habían logrado esquivar la barbarie nazi, pero tan importante como estar vivos y mirar decididamente hacia el futuro era perpetuar la memoria de los que se quedaron por el camino, luchar para que el Holocausto no se perdiese en los meandros del olvido.

loh1 loh4

loh3 loh2

«No quise olvidar. Es importante no hacerlo, pero no para enfangarme en el pasado, sino para mirar hacia el futuro». Quien así habla es Havka Raban, 84 años, aparentemente una mujer frágil vencida por la vida. Pero nada más lejos de la realidad. Havka es una de las últimas supervivientes del Gueto de Varsovia. Una mujer dura como un pedernal, una heroína en toda regla con la memoria intacta y la palabra certera. Nacida en Varsovia, tras la invasión nazi se integró en los grupos de resistencia del gueto en 1941. Trabajaba como mensajera entre los distintos guetos. Pasaba de Varsovia a Cracovia con identidad falsa con diarios clandestinos que alimentaban la resistencia de los judíos polacos.
En 1942, sus compañeros partisanos colocaron una bomba en la cafetería Cyganeria, frecuentada por oficiales de la SS. A ella no le dejaron participar, pero esperó a los autores del atentado en un piso franco «con comida caliente». Alguien les delató y los arrestaron a todos. Condenada como colaboradora, fue trasladada a Auschwitz, donde le raparon y le tatuaron el número que todavía luce en su brazo izquierdo. Se adentró durante dos años «en un mundo que no es mundo». «No olvidaré nunca el olor a carne quemada ni el humo que salía de las chimeneas de los crematorios», confiesa con una entereza que paraliza. Terminada la guerra, fue canjeada por prisioneros alemanes en Suecia a través de Cruz Roja Internacional. Cuatro años después, se convirtió en una de las fundadoras de este kibbutz. «La idea surgió en el gueto, cuando empezamos a pensar en la insurrección y en que los que sobreviviéramos creásemos una comunidad en Israel», recuerda. Havka se deja fotografiar, enseña su número tatuado con el orgullo de quien ha mirado cara a cara a la muerte y ha vivido para contarlo. Sigue residiendo en el kibbutz y cualquiera que se acerque hasta allí debería tener el privilegio de escucharla.

Un kibbutz contra el olvido
Havka, como otros cuarenta partisanos y sobrevivientes del Holocausto (la mayoría proveniente del gueto de Varsovia), se asentó aquí en abril de 1949. Con el empeño de preservar la memoria del dolor (tan necesaria para no reincidir en la ignominia) juntos levantaron el primer museo que se edificó en el mundo sobre esa gran tragedia. Visitarlo hoy es una deuda pendiente para cualquiera que piense que mantener viva la memoria es el único antídoto para no repetir las páginas más desoladoras de nuestra historia.
Todo gira en torno a la Casa de los Combatientes del Gueto (Beit Lohamei Hagetaot). A simple vista, lo primero que sorprende al viajero es un imponente acueducto que parece proteger al museo. Fue construido hace casi 200 años por los otomanos para abastecer de agua a los habitantes de San Juan de Acre (Akko) desde los manantiales de Kabri. A su lado, un anfiteatro con capacidad para 15.000 personas ahora vacío, donde cada año se conmemora el Día del Recuerdo del Holocausto.
Las salas del museo se recorren con el estómago atenazado y el corazón triste. El visitante tiene ante sí, por ejemplo, el cubículo donde fue juzgado a principios de los 60 Adolf Eichman, el responsable de que los trenes que llevaban a los judíos a la muerte no se detuvieran. El Mossad, los servicios secretos israelíes, le siguieron los pasos durante más de diez años. Se había refugiado en Argentina bajo la identidad de Ricardo Clemen, pero finalmente fue capturado y en mayo de 1960 llegó a Tel Aviv para ser juzgado. Muchos de los testigos que declararon contra él vivían en el kibbtuz Lohamei Hagetaot. Para el pueblo de Israel fue una especie de exorcismo: una cuarta parte de la población era superviviente de la Shoa (el término hebreo que define el Holocausto).

Dejadme seguir siendo niño
Lohamei Hagetaot está lleno de frases que te llegan al corazón con la fría precisión del horror. El Museo de los Hijos de Yad Layeled habla a los niños del Holocausto. ¿Están nuestros pequeños preparados para entenderlo? El recinto, un enorme cilindro de hormigón, se recorre en sentido descendente. Es un viaje en el tiempo a través de los guetos, de la atmósfera opresiva del nacismo y un homenaje, a la vez, al millón y medio de niños que sucumbieron a la barbarie. «Nunca habría querido crecer. Es cien veces mejor seguir siendo un niño», se lee en una de las paredes. Una reflexión entre un millón de esos niños a los que el Holocausto no dio opción de añorar su niñez.

Fotos y texto: Ricardo Coarasa Artigas©

PD: En el momento de escribir estas líneas los obituarios de los periódicos informan de la muerte, a los 97 años, de otro superviviente del Holocausto, Jacques Stroumsa, “El violinista de Auschwitz”, a quien tuve el honor de conocer y escuchar en Jerusalén, gracias a la amabilidad de Casa Sefarad de España, hace ahora un año. Vaya desde aquí mi homenaje sincero a un hombre extraordinario, sobre el que VaP escribirá más adelante el reportaje que se merece.

Fuente: http://www.viajesalpasado.com/?s=lohamei&x=15&y=12