Archivo de la etiqueta: Arderás en mí poemario de Juan Zapato

“Contra el desprestigio de la altura”, Dulce Chacón

Si la fascinación fuera hermana
de la cautela
el precipicio no tendría
un balcón.

No penséis en escaleras.

Preguntaos
si no es mejor abrir los brazos
y hacer que el cuerpo se adelante.

Si tuviera peldaños el azul
¿qué sería del águila?

Dejad que la cautela
encuentre su linaje.

Dulce Chacón©

Poeta y novelista española. Nació en Zafra (Badajoz). Inició su carrera literaria en 1992 centrada en los comienzos, fundamentalmente, en la poesía. Querrán ponerle nombre (1992) es su primer libro, y tras él, en los años siguientes llegaron Las palabras de piedra (1993) y Contra el desprestigio de la altura, con el que consiguió el Premio Ciudad de Irún en 1995. En 1996 debutó como escritora de novela con el libro Algún amor que no mate, obra de la que posteriormente, en el año 2002, hizo ella misma una adaptación teatral. Dulce Chacón continuó escribiendo tanto poesía como narrativa. En 1997 publicó la novela Blanca vuela mañana; en 1998 inventó la historia de una pareja que se rompe y la amistad que surge entre dos mujeres, una española y otra marroquí, en Háblame, musa, de aquel varón; en 1999 escribió el libro de poemas Matar al ángel y en 2000 una nueva novela, Cielos de barro, con la que consiguió el Premio Azorín. En la mayor parte de sus novelas, Dulce Chacón se descubre como una autora comprometida con la paz, la igualdad de la mujer y los derechos de los inmigrantes. El éxito definitivo le llegó en 2002 con su novela, La voz dormida, por la que recibió el Premio al Libro del Año, concedido por los libreros de Madrid. En este libro, Dulce Chacón rinde homenaje a los hombres y mujeres que perdieron la Guerra Civil española, y presta su voz para dar testimonio de su lucha y de su sufrimiento diario en las cárceles y en las calles del país devastado por la pobreza y por el odio. Dulce Chacón falleció en Madrid, el 3 de diciembre de 2003.


“Deseo litoral”, Guillermo Clemente

Ahora que yo estoy sentado en la bahía
veo pasar el mar
como  una revelación del cielo vencido
como un relámpago.

Veo sus olas ciertas
el plumaje ardiente que se parte, se redime
emprende el vuelo hacia las rocas donde se agrieta
en el pliegue donde se acoplan dos montes.

Veo mi corazón
como ese mar donde la tempestad no termina
el agua arde al acampar en las comisuras de la tierra
y a la orilla, la hinchazón de la arena aguarda
lugar donde el mar busca refugiarse.

Escucho el gruñir de los embates de agua
la crestas acuáticas estrellan entre ellas sus espesuras
sus membranas que son las mías
su deseo breve
la lenta destrucción que se genera
las olas levantan su piel
y la esperanza duerme en el ojo de los peces.

Veo mi raíz que naufraga
el temblor del amanecer me pretende llevar al otro lado
aunque hay un alto oleaje que cae y me desintegra
el mar se apacigua, ahora sólo es un puente
y mi corazón es pura luz
pura fe
puro deseo.

Guillermo Clemente©

Nacido en Oaxaca, 1984. Ha publicado en las revistas Espíritu Universitario, Palabrarte, Fanzine 3D2, Salamandra y Círculo de poesía. Primer lugar del concurso de poesía social “Pablo Neruda” 2007. Incluido en la Antología Cuentos del Sótano (Endora, 2009). Editó  la revista electrónica Salamandra de Enero de 2008  – febrero de 2010.


“Como tinaja”, Gioconda Belli

gioconda belliEn los días buenos,
de lluvia,
los días en que nos quisimos
totalmente,
en que nos fuimos abriendo
el uno al otro
como cuevas secretas;
en esos días, amor
mi cuerpo como tinaja
recogió toda el agua tierna
que derramaste sobre mí
y ahora,
en estos días secos
en que tu ausencia duele
y agrieta la piel,
el agua sale de mis ojos
llena de tu recuerdo
a refrescar la aridez de mi cuerpo
tan vacío y tan lleno de vos.

Gioconda Belli©

Poeta y novelista nacida en Managua, dio a conocer sus primeros poemas en 1970. Ese mismo año ingresó al Frente Sandinista de Liberación Nacional, organización entonces clandestina, que buscaba derrocar a la dictadura somocista. En 1972 fue premiada por Sobre la grama. Perseguida por la policía se exilió en México y Costa Rica. En 1978 obtuvo el premio Casa de las Américas por su libro de poemas Línea de fuego. Al triunfo de la Revolución regresó a Nicaragua, desempeñó diversos cargos en el nuevo gobierno y publicó dos libros de poesía. En 1988 escribió La mujer habitada, su primera novela, que fue traducida a ocho idiomas y ha tenido gran éxito en Alemania y en España. Publicó posteriormente Sofía de los presagios y en 1997 Waslala, que es su tercera obra en el campo de la narrativa. 

En 1990, se publicó la segunda novela, “Sofía de los Presagios“, en 1996, “Waslala“, ambas traducidas a varios idiomas.

En enero de 2001 apareció en Plaza Janés, su libro “El País bajo mi piel“, un testimonio -memoria de sus años en el sandinismo. Fue publicado, simultáneamente, en alemán, holandés e italiano. Se publicó en Estados Unidos en el otoño del 2002 bajo el sello editorial Knopf y en Inglaterra, por la Editorial Bloomsbury de Londres. Hay una edición en inglés de 2002 titulada The country under my skin: A Memory of Love and War.

Su novela “El pergamino de la seducción” le mereció en 2005 el Premio Pluma de Plata en la Feria del Libro de Bilbao, España.

En 2006 con su poemario “Fuego soy apartado y espada puesta lejos” ganó el Premio Internacional de Poesía Ciudad de Melilla en su XXVIII edición.

La cantante catalana Carme Canela graba un disco con algunos de sus poemas de madurez en clave de jazz que se edita en la primavera de 2008, de título “Carme Canela canta Gioconda Belli. Sencillos Deseos“.

En febrero del 2008 publicó su novela “El infinito en la palma de la mano“, la cual fue merecedora del Premio Biblioteca Breve de Novela 2008 de la editorial española Seix Barraly el Premio Sor Juana Inés de la Cruz de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

El país de las Mujeres” (2010) habla de un país gobernado por mujeres. El libro fue titulado originalmente con el nombre de “Crónicas de la Izquierda Erótica“, basado en elPartido de la Izquierda Erótica que, en la novela, es el que fundan un grupo de mujeres en la ficticia Faguas y con el que llegan al poder. El nombre Partido de la Izquierda Erótica se utilizó en Nicaragua en los años 80 por un grupo de mujeres entre las que estaba Belli. Lo llamaban el PIE, y fue bautizado así usando el término acuñado en el poemario de la poeta guatemalteca Ana María Rodas: Poemas de la Izquierda Erótica, razón por la cual tuvo que cambiar el nombre.

Su novela El intenso calor de la luna, será lanzada en agosto en Latinoamérica, y en septiembre del 2014 en España.

Actualmente reside en Santa Mónica, California, con su marido y dos de sus cuatro hijos.


Ardiente paciencia (fragmento), Antonio Skármeta

antonio skármeta il postino

-¡P’tas que me gustaría ser poeta!
-¡Hombre! En Chile todos son poetas. Es más original que sigas siendo cartero…
-¡Déme un ejemplo!
-“Me llamo mar, repite pegando en una piedra sin lograr convencerla. Entonces con siete lenguas verdes, de siete tigres verdes, de siete perros verdes, de siete mares verdes, la recorre, la besa, la humedece, y se golpea el pecho repitiendo su nombre”. –Hizo una pausa satisfecho-. ¿Qué te parece?…
-¿Cómo se lo explicaría? Cuando usted decía el poema las palabras iban de acá pa’llá.
-¡Como el mar, pues!
-Sí, pues, me movían igual que la mar…
-Te mareaste.
-¡Claro! Yo iba como un barco temblando en sus palabras.
Los párpados del poeta se despegaron lentamente.
-“Como un barco temblando en mis palabras”.
-¡Claro!
-¿Sabes que has hecho Mario?
-¿Qué?
-Una metáfora… Contra los vidrios turbios de sal y polvo, soplaba una ráfaga que los hacía vibrar. Mario mantuvo la vista sobre una flor derramada contra el canto de un jarrón de greda, y reprodujo el texto…
-“Dolor e indignación asesinato presidente Allende…”
-Otro –dijo el vate sintiendo que subían sombras a sus ojos y que, como cataratas o galopes de fantasmas, buscaban trizar los cristales para ir a reunirse con ciertos cuerpos borrosos, que se venían levantando desde la arena… su casa frente al mar y la casa de agua que ahora levitaba tras esos vidrios que también eran agua, sus ojos que también eran la casa de las cosas, sus labios que eran la casa de las palabras y ya se dejaban mojar dichosamente por esa misma agua que un día había rajado el ataúd de su padre…
Mario lo abrazó desde atrás, y levantando las manos para cubrirle las pupilas alucinadas, le dijo:
-No se muera, poeta.

Antonio Skármeta©

Escritor chileno, nacido en Antofagasta, que también ha destacado como director de cine. Estudió Filosofía y Letras en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, donde se graduó en 1964. Durante esos años era conocido en su país por sus trabajos como actor y director del grupo de teatro estudiantil CADIP. Amplió sus estudios en Estados Unidos y fue profesor en la Universidad de Chile desde 1967 hasta 1973, año en el que, tras la caída de Salvador Allende, se trasladó primero a Buenos Aires y después, en 1975, a Berlín. Desde entonces se dedica a la literatura, el periodismo, el cine y a impartir clases como profesor invitado en diversas universidades estadounidenses y europeas. Su actividad docente abarcó la enseñanza de filosofía contemporánea, dramaturgia y literatura. Su primer libro fue una colección de cuentos, El entusiasmo (1967), al que siguieron Desnudo en el tejado (1969, Premio Casa de las Américas), El ciclista del San Cristóbal(1973) y Novios y solitarios (1975). A partir de esta época se dedicó con gran entusiasmo al cine, como actor, guionista y director. Su novela corta Ardiente paciencia (1985), que previamente había conocido una versión teatral (1984) y antes un guión para la radio (1983), se llevó al cine en 1995 con el título El cartero y Pablo Neruda, película dirigida por Michael Radford e interpretada por Massimo Troisi y Philippe Noiret. Fue esta película la que supuso el reconocimiento y la recuperación de Antonio Skármeta como escritor. Su literatura se caracteriza por la amenidad, la fluidez verbal y un agudo sentido del humor. Otros títulos importantes de novela son Soñé que la nieve ardía(1975); La insurrección (1982); No pasó nada (1982), patética y poética historia sobre el exilio chileno en Berlín, visto y narrado por un adolescente reflexivo e inocente; Match-Ball (1989); La velocidad del amor (1997), en la que con su humor habitual analiza el mito de Lolita, de la obra homónima de Nabokov; la novela histórica La boda del poeta (1999, Premio Médicis 2001 a la mejor novela extranjera); La chica del trombón (2001) y El baile de la victoria (2003). En 2002 recibió el Premio UNESCO de Literatura Infantil y Juvenil en pro de la Tolerancia por su obra La composición. Se ha dedicado a la elaboración de guiones para cine y radio, así como a la dirección de un programa literario en la Televisión Nacional de Chile. Su actividad como guionista de cine incluye las películas Reina la tranquilidad en el país y La insurrección, de Peter Lilienthal, y Desde lejos veo este país, de Christian Ziewer. Muchas de sus obras han sido traducidas a varios idiomas, llevadas al cine y, como en el caso de Ardiente paciencia, al teatro.


“Algunas sugerencias con que escribir poesía”, Marita Troiano

marita troiano

CLIQUEA EN LA IMAGEN PARA ESCUCHAR EL POEMA

Si no existiera el papel
ni los papiros de ayer, los pergaminos o las piedras
ni las tintas.
¿De qué forma escribiría poesía?
Tal vez,
sobre una espalda tibia con mi lengua humedecida por tus besos.
Contra una pared blanca con los bordes ondulantes de tu sombra.
En la piel violenta de tus muslos con una aguja imantada.
En las lisas piedras del jardín con mi sudor, con mis lágrimas.
En la curvada cascara de un huevo con trozos de carbón.
Sobre la arena clara con el temblor de mis dedos cuando miras.
En la palma indescifrable de mi mano izquierda moviéndose sus líneas
hacia tu destino.
En tus nalgas con mis uñas largas.
Sobre la corteza de los árboles con el viento de mayo y un cuchillo.
En aguas cristalinas jugando con tu reflejo.
En tu boca con la mía.
En tu nuca con mi aliento.
En el aire con mis alas.
En mi barriga blanca con tus sueños.

Marita Troiano nació en Chincha Alta (Dpto.de Ica, Perú) en febrero de 1953. Es Licenciada en Sociología y Ciencias Políticas en la Pontificia Universidad Católica del Perú.

Estudió para Guionista de Cine y Televisión en el Centro de Telecomunicación de la Pontificia Universidad Católica y Fotografía Artística en el Instituto Tolousse-Lautreac (Lima, Perú). Como Socióloga ha trabajado en importantes proyectos de planificación urbana y en  investigaciones sobre Género, Mujeres y Pequena Empresa y Mujeres y Liderazgo en el Perú. Fundó en 1996 el sello editorial Carpe Diem del cual es Directora a la fecha.Así mismo, colabora  con diversas instituciones, revistas y medios de difusión literaria.

Publicaciones: Mortal in Puribus. Lluvia Editores, Lima, Perú.- 1996 / 2ª. Edic. 1997.Poemas urbanos. Carpe Diem Editora, Lima, Perú -1998.
Extrasístole. Carpe Diem Editora, Lima, Perú -1999.La Noche Anterior. Carpe Diem Editora, Lima, Perú – 2000.Secreto a veces.Carpe Diem Editora, Lima, Perú – 2003.

Fuente: Revista Estrellas Poéticas #56


“Juglarías” …un poeta en Israel, en Zaragoza

Zaragoza


“Moisés”, Vox Dei

Moisés

Niño que flotas en las aguas
Niño niño, niño niño
Niño que te salvan de las aguas
¿Por qué te salvan?, niño niño

¿De dónde traes ese niño?
¿De dónde lo traes?, dímelo río
Aguas frescas, niño niño
Río niño, tibio niño

¿Por qué te salvan?, niño del río
Es que quizás no debas morir
¿Por qué te salvan?, niño del río
Es que quizás debas vivir

¡Aguas frescas para un niño!,
¡Aguas frescas desde el río!,
¡Aguas frescas para un niño!,
¡Aguas frescas desde el río!

Ahora que eres hombre, yo te llamo para darte.
Un grande mensaje que a la gente debes dar.
Ve y vuelve pronto, que te espero para hablarte.
Ya llegó el momento, nos tenemos que encontrar.

No debes buscarme, yo estaré en cualquier parte.
Paba paba paba, paba paba, paba paba.
Paba paba paba, paba paba, paba pa
Ya llegó el momento, nos tenemos que encontrar

¡Sol!, que quiero verte, que quiero verte, y te voy a buscar
¡Sol!, que quiero oírte, que quiero oírte, y te voy a escuchar
¡Sol!, que quiero verte, que quiero verte, y te voy a buscar
¡Sol!, que quiero oírte, que quiero oírte, y te voy a escuchar
Camino, camino, camino, camino, camino, camino…

Rubén Basoalto: Batería
Willy Quiroga: Voz – Bajo
Ricardo Soulé: Voz – Guitarra – Violín


“Sencillito y de alpargatas”, Omar Moreno Palacios

Tengo un rancho retacón
De barro pintao, para guitarrear y cantar
Cola de pato al fogón para churrasquear
Poder refranear y matear
Es de acacia la cumbrera
Pa´que jineteen los vientos

Sencillito y de alpargatas
Es mi rancho les prevengo
Porque no conozco prenda
Que no se parezca al dueño
El humo de noches largas
Se ha agenciao p´al cielorraso

Sencillito y de alpargatas
Es mi rancho les prevengo
Porque no conozco prenda
Que no se parezca al dueño
Y se le ha aplanao el piso
Con mudanzas de malambo

II
Sobre la frente se ha echao
El ala p´al sol el agua y el tiempo llorar
Es un mojón de humildad, bueno como el pan
Puestero pronto a cobijar
Bostezando esta la puerta
Pa´que dentren sin disturbio

Sencillito y de alpargatas
Es mi rancho les prevengo
Porque no conozco prenda
Que no se parezca al dueño
Y le agradezco al creador
Que con su gracia divina

Sencillito y de alpargatas
Es mi rancho les prevengo
Porque no conozco prenda
Que no se parezca al dueño
Que ha crucificao en barro
Por no quitarle la vida.

Intérpretes: Los Arroyeños

Letra y música: Omar Moreno Palacios


“Cartelera Cultural”

La Facultad de Lenguas de la Universidad Nacional de Córdoba, invita a la presentación del libro Palabras de poeta, una antología de los trabajos producidos en el ciclo organizado por la Secretaría de Extensión y Relaciones Internacionales de la Facultad, a cargo de Hernán Jaeggi.


“Cartelera Cultural”

Comentario al libro: Juglarías…un poeta en Israel, de Juan Zapato. Vida y literatura.

Por Jesús Sordo Medina | 2013-06-17

Juglarías, de Juan Zapato.Juglarías, la poesía de los hombres y mujeres que abrazan el devenir vital con intensidad estableciendo ese vínculo maravilloso entre vida y literatura. Y pese a la presión del docto en la torre de su castillo, las juglarías se convierten en clerecías, y los hombres y mujeres que las escriben en sabios de sangre instruida con una analítica sanguínea desbordante de historias y experiencias.

El texto Juglarías, un poeta en Israel, está escrito entre duelos y quebrantos, entre alegrías y entusiasmos y con una prosa poética natural y profunda. La lírica de Juan Zapato, su autor, es realista, a veces agnóstica en cuanto a lo ulterior; otras de poso infantil ante lo pretérito, en otros casos, como en sus relatos, de tono antropológico pero sin la ausencia de una mirada poética. Todo un testimonio vital fundamentado en el tiempo y el espacio de los años que han pasado desde el inicio de la vida del autor en Argentina a la madurez en Israel tras su aliá.

Vida y literatura, elementos inseparables. Textos que nacen del devenir diario y que Juan Zapato ofrece al lector para humanizarse y humanizarnos. Esperanza, a veces casi agotada, la que el autor nos desvela ante el conflicto de su tierra, y saltos a la metáfora vital y a la ataraxia, para descansar de tanto nudo gordiano.

Continuar leyendo:

 http://www.homohominisacrares.net/php/articulos.php?num_revista=20&cod_articulo=157#sthash.KVqpATXF.dpuf

lineaseparadora

genocidio-ruanda

Capítulos del libro:

· Introducción.
· Historia de Ruanda.
· La Guerra de Ruanda 1990-1993.
· Preparación del Genocidio.
· Misión UNAMIR y los meses anteriores al Genocidio.
· Asesinato del Presidente Habyarimana.
· El Genocidio.
· Los refugiados.
· ¿Qué ocurrió con los Twa durante el Genocidio?
· El General Dallaire.
· La visión africana del Genocidio.
· Notas finales
· Bibliografía

lineaseparadora

Invitacion

lineaseparadora

Invitación

Presentación del quinto libro de poemas del poeta

Akiva Kononovich (Dvir)

“Abram, Abraham, Abram”

con el auspicio del Ateneo Sionista Liberal

El evento se realizará en ¨Tolaat Sfarim¨, Maze 7, Tel Aviv, el domingo 7 de julio 2013

19 hs. – refrigerio

20 hs – iniciación

Disertantes:

El escritor A.B. Iehoshúa

El poeta Miron Izakson

Dr. Shimshon Shoshani (Ministerio de Educación)

El poeta Akiva Dvir (Kononovich)

Coordinación: el Redactor literario Efraim Parizada

Realización musical: el Compositor y cantor Shabtay Bonfil

Entrada  libre, el acto será en hebreo.


“Tango”, Inga Savitskaya


“Como un suave incidente…”, Fernando Tornero & Ana Campo

_DSC0293

Cliquea en la imagen para escuchar el poema

Como un suave incidente,
una caricia involuntaria
que nos cae en la piel
y nos despierta.
Así llamaste al quietísimo
corazón que hondo
yacía en mi pecho.
Apareciste en el tiempo
en que las cosas
estaban sin sentirse,
y uno era ingrávido
a voluntad
porque nada interesaba.
Traías un jardín oculto
ceñido a tu cintura.
Desbordabas el momento
con flores de almendros
y granados.
En tus manos guardabas
el tacto inefable para el verso.
En tus ojos,
se abría pura mi sonrisa.
Tú, vida posible,
mirada vertical
sobre mis pupilas heridas.
¡Qué amor renace,
súbito, enfebrecido,
por un cuerpo que llega
y nos responde!
¿Fueron las palabras
que bogaron seguras
por el hendido silencio
hasta mí?
Tú, acontecimiento
que reúnes
la luz meridiana
que me saca de las sombras,
como un suave incidente,
caricia involuntaria
que reclamo mía.
 
Fernando Tornero©

Voz e imagen: Ana Campo©


“15 M”, Ácratas y libertarios varios

imagesCA4AJSAZ

Cuando aquella tarde leí aquel e-mail,

inmediatamente pedí vacaciones en el curro,

llamé a mis amigos y les dije que esa tarde nos veríamos en la plaza,

avisé en las redes sociales que iba a estar un tiempo indeterminado ausente.

La verdad es que no me costó mucho desprenderme de todo,

porque cuando tu todo es la nada,

la nada en un trabajo digno,

la nada en derechos humanos,

la nada en una vivienda digna.

Porque cuando tu nada es tu todo,

tu miedo no tiene miedo.

Fuente: http://ecuacionesacratas.wordpress.com/


“A dos voces”, Mario Benedetti y Daniel Viglietti


“Pinceladas”, Juan Zapato

El gato de pintas blancas deambula por la cornisa a paso firme y se detiene, al encontrar el sitio buscado, donde echarse a tomar el Sol. Otro de pelaje negro, bebe del charco, las aguas que la lluvia nocturna dejara, sin prestar demasiada atención al recién llegado.

El empedrado pindio, hace dudar la empresa cuesta arriba, pero la curiosidad por saber que le espera, es más fuerte y se atreve. Una puerta cancel se abre y con disimulo, alcanza a escuchar un saludo de despedida y ver la mujer desconocida que sale a la calle y como por vergüenza por husmear, atina a decirle ¡buenos días!

004En la zona alta de Santabria, aún se conservan viejas casas de tejados terracota, balcones y galerías enmarcadas de maderos pintados de blanco y cristales cubiertos por cortinas de puntillas, que ocultan a los personajes-moradores. A la intemperie, paredes que esconden grises de antaño, cubiertas por mozos vívidos colores. Un balcón, vestido con mesa y silla, aguarda en su letargo la venida estival, y más arriba en el frontón, cincelada la fecha “1926”, que rubrica el año en que se erigiera aquella vivienda. Mandarinos se dejan ver entre cercados, tentando a una mano a que los hurte, mas un ladrido sorprende su andar calmo, pero el susto no es mayor al protegerle del can una verja.

Se adentra por una callejuela curva y el viento norte lo recibe, ahora el frio húmedo se hace presente en su rostro, la nariz se enrojece, las manos buscan refugio en los bolsillos de su campera1, y sus dedos palpan un orificio en el forro, tantean un objeto y el índice y el mayor capturan una vieja lapicera de pluma, una moneda obsoleta de otro país lejano y nada más.

El cielo se cierra encapotado, anunciando su pronto lloriqueo, es media mañana. Un cejo se alza sobre la bahía cantábrica, hasta cubrir por completo las astas de las grúas astillerenses. Pero el tiempo no se decide por sí mismo, ha sido sólo un chubasco, pero lo suficiente para mojarle los zapatos.

015El mercado es un buen refugio, para reponer energías y sus ojos recorren los distintos negocios del primer piso. Llevado por el aroma de los panes gira en una esquina y se encuentra inesperadamente con un artista plástico sentado frente a su caballete recreando un puesto, es la ocasión de presentarse y saber quién es él. Se llama Domingo de la Lastra es amigo de María la puestera y el Mercado de la Esperanza se ha transformado mágicamente en un atelier.

El periplo llega a su final, se despide del pintor y va por una hogaza de pan de Reinosa.

Juan Zapato©

1 Cazadora


“Perfumes y aromas”, Juan Zapato

A la intemperie el perfume a brea se bifurca a través del vaivén de las barcas amarradas y el canto de las gaviotas se adueña de una nueva mañana.

131Un nuevo recorrido me ha de revelar los secretos a la vista de esta ciudad y el olfato de rata de biblioteca me transporta por la calle del Sol, hacia su librería. A sendos costados de la puerta de entrada, libros leídos aguardan a un ávido lector que se atreva a adoptarlos y en la vidriera derecha, ejemplares acuñados de clásicos hispanos y allende los mares. Ahora el perfume se ha impregnado del ambiente, huele a hojas de árboles voluminosos, de encuadernación delicada. Árboles de vida, que contienen aprendizajes, mundos donde encontrar las respuestas a los interrogantes, que aún no nos hemos formulado.

El recinto acoge con una tenue luz y el silencio encierra el rumor de tantas letras hilvanadas en historias de la Historia, aventuras noveladas, relatos cortos de largas travesías, versos ahogados libertarios o susurros pasionales.

133Dejo atrás este lugar mágico de colores sepia y al traspasar la puerta, un vecindario poblado de cafés y bares trasnochados -que al adormecerse el día han de adquirir sesgos intelectuales, rescatados por soñadores sesentistas de cabellos agrisados-, me invita.

El fresco amaina el paso y por delante un bullicio se aproxima por la plaza del Mercado La Esperanza de Haití, pero los aromas y el colorido nos esperan dentro del recinto, en cada puesto de pescados y frutos de mar.

Ya es hora… de adquirir unas flores en el kiosco que he visto al ingresar, sé que le han de agradar.

Juan Zapato©


“Últimas noticias”, Juan Zapato

Buenos Aires contiene algunos personajes curiosos.

Diagonal Norte esquina Sarmiento, el embotellamiento detiene la marcha de los vehículos y por sobre el ruido porteño se eleva la voz del canillita1 anunciando: “Cayó el Presidente” y los ávidos lectores compran la quinta para leerla durante el viaje entre semáforo y semáforo o al llegar a sus casas.

Y después, la búsqueda infructuosa hoja tras hoja y sin rastro de la noticia cantada.

Juan Zapato©

Fragmento de la novela inédita “Hoy vas a entrar en mi pasado”

canillita1Es llamado canillita a un vendedor callejero de periódicos, aunque también se puede atribuir la palabra a los puestos callejeros fijos.

Se considera que esta denominación surge debido a la repercusión del sainete “Canillita” de Florencio Sánchez. La obra recrea la situación de un niño de unos 15 años aproximadamente, que trabaja vendiendo periódicos en la calle para mantener a sus padres, y que es tal su pobreza que tiene unos pantalones relativamente “viejos” que le han quedado cortos al crecer el personaje en su adolescencia mostrando así las “canillas”.
La palabra canillita es entonces un lunfardismo que ha pasado a ser parte del idioma habitual de Argentina y Uruguay, inicialmente significaba a los menores que vendían periódicos callejeramente, luego a cualquier vendedor callejero de periódicos cualquiera fuera su edad (desde fines de s. XX los vendedores callejeros de periódicos casi han desaparecido totalmente por diversos motivos) y se ha trasladado el término “canillita” a los vendedores de periódicos y revistas etc., fijos en puestos o “quioscos” de ventas de diarios y revistas.
En Argentina el día 7 de noviembre en el cual se conmemora la muerte de Florencio Sánchez ha pasado a ser oficialmente desde 1947 el día del canillita; en ese día es muy común que vendedores de diarios y revistas no trabajen. Mientras que en Uruguay es el 26 de mayo, en memoria de Adrián Troitiño Alcobre (fundador del sindicato de los canillitas), no se editan diarios (incluyendo las on-line).

Fuente Wikipedia.


“Argentina, Diciembre 23 de 1980” o “Sueños y pesadillas de una noche de verano”, Juan Zapato

Estos hijos de puta no sueltan prenda cada día dan más trabajo, para qué sufrir si al final se van a cagar muriendo. A estas alturas poco me importa que delaten a alguien, si el médico nos permitiera subir el voltaje acabaríamos el trabajo en cuestión de minutos, si no hablaron hasta ahora no hablaran, si lo que desean es que acabemos con ellos cuanto antes –sus pensamientos son interrumpidos por las palabras de un suboficial.

Mañana es nochebuena y vendrá el capitán Fantino –anuncia el sumbo1 y agrega-, el sargento Roi ha comprado unos pan dulces, una caja de sidras y turrones, para darles a los guachos estos, no sé con qué dientes los van a poder morder, ¡este sargento! –riéndose se retira.

Mientras moja el elástico de flejes -de forma metódica y casi mecánica-, donde apoyará al próximo detenido-desaparecido, sueña con ver las caritas radiantes de sus hijos desenvolviendo los regalos que Papá Noel les traerá, la bici azul para Oscarcito y la cocinita para Maby. Son buenos chicos –se dice para sí. Imagina a Susana –su mujer- con el baby doll blanco que le ha comprado. A Federico su suegro cuando abra el sobre conteniendo el abono anual para ver a River Plate2, inclusive con lo cómodo que le quedará llegar al estadio desde la “ESMA”3 y a doña Rosa su suegra la que siempre dice ante toda la familia: “Maldonado es un primor, no es un yerno es un hijo mío, siempre tan cariñoso”. Y con las pagas extraordinarias que ha juntado podrán irse con los niños a Disneyworld.

Hoy le toca a la puta esta que está embarazada, lo único que me falta es que me lo vaya a parir aquí y me joda la Navidad –son sus pensamientos cargados de ecos que retumban en su cabeza. Una vez más acaba la tarea, los despojos de esa mujer inconsciente reposan unos minutos sobre ese catre hasta ser retirados y traigan a la siguiente.

Maldonado enciende un cigarrillo negro, juega con el humo, ondea aureolas de santidad que se evaporan y piensa en la cena de nochebuena.

Juan Zapato©

1 En el argot militar, denominación de suboficial.

2 Club Atlético River Plate.

3 Siglas de la Escuela de Mecánica de la Armada, centro clandestino de confinamiento y torturas de presos detenidos-desaparecidos durante la última dictadura en Argentina, ubicada en cercanías al estadio de futbol de River Plate.


‘Café Tortoni & Plaza Roberto Arlt”, Juan Zapato

XIII

mientras avanza la mañana

sobre tu verde recién amanecido,

esa imagen de hombre metamorfoseado

canta su primer bostezo,

dejándolo caer sobre tu largo pasillo

empedrado de poemas y flores,

que desemboca en las mejillas del “Viejo Tortoni”.

entro en tu baño único de caballeros,

y aparece el sol acompañado de muchos chicos

y te cubren de alegría;

invadiéndote por todos tus costados.

los niños corren por tu cuerpo,

y dentro de su cuerpo se esconden

y sueñas junto a ellos.

los rostros que te habitan

saludan al nuevo día

con una lágrima de perfil,

o

desde una nube color ceniza;

en tanto, un millón de viejos viejos

se sientan en tus dedos

para hacerte conocer sus recuerdos e ilusiones,

sus diálogos apacibles y sus llantos con sonrisas,

por inventar y destruir proyectos.

jóvenes estudiantes juegan en tu arco de hamacas;

el mediodía de tus dientes almuerza con los empleados de visita;

un barquito de papel conversa con el viento.

llegan palomas por miles,

mi tía Friné se da cita para darles migajas.

llega la primavera,

levanta un escenario de voces;

se escuchan los versos de una canción popular,

de tus faroles se asoman las estrellas,

y toda la gente aplaude.

Juan Zapato©


“La partida”, Al Bernard. Taller de Escritores Kibutz Sa’ar

ELSA ANDRADA PUERTO DE BAIRESDesde el barco cae una lluvia de serpentinas, de adioses y pañuelos que se agitan.

Él no oye los gritos de la gente. Apoyado en una vieja grúa permanece callado, casi ausente. Dos lágrimas se asoman incrédulas a sus ojos.

El barco parte, enciende un cigarrillo, aspira el humo y lo deja mezclarse con el aire. Termina de fumar tira el pucho en el agua aceitosa y camina hacia la salida. Entre los adoquines se asoma el verdor de la gramínea, está por arribar la primavera.

Se imagina acompañándola en este viaje sin retorno. Cuantas ilusiones truncadas en un abrir y cerrar de ojos. En su memoria resuenan aquellos momentos que pasó con ella… su gran amor.

A lo lejos una sirena lastima la tarde del sábado.

Al Bernard©