Archivo de la etiqueta: Hamas

"No tinc por" (No tengo miedo), Ricardo Fernández Esteban

No tinc por

Ayer asistí a la manifestación en Barcelona contra el terrorismo, que con el lema “No tinc por” (no tengo miedo) debería haber mostrado la unidad de la gente de bien frente a la barbarie. Desgraciadamente no fue así, e intento transmitir mi decepción, mi rabia, mi vergüenza ajena y mi miedo.

“NO TINC POR” (NO TENGO MIEDO)

“No tengo miedo”, tengo un gusto amargo
mezcla de decepción y rabia contenida.
Salimos a la calle buscando la unidad,
el mensaje era claro: olvidad diferencias,
los malos son los otros, los que matan
en el nombre del dios que reina en el infierno.

Éramos muchos,
pero faltaron más y otros sobraron.
Sobraron las banderas que separan,
en el día en que la única frontera
debía ser para todos la que cerca al terror.
Sobraron quienes rompen
pancartas por la paz y la justicia
que no estaban escritas en su lengua,
que también es la mía.
Sobraron los letreros partidistas
en clave electoral o identitaria,
cuando somos un pueblo frente a la vil barbarie.
Sobraron esos gritos que rezumaban odio
contra nosotros mismos,
porque gritaban contra quienes vinieron a apoyarnos.
Sobraron unas bestias coreando “asesinos”
no a quienes han matado en nuestras calles
sino a aquellos que representan a la ley y al estado.
Y no os hablo de oídas, porque yo estaba allí
y me hicieron sentir vergüenza ajena

No quiero exagerar, los energúmenos
no eran la mayoría de la gente,
la mayoría silenciosa era de bien,
pero eran muchos
y no supimos, o quisimos, hacer que se callasen,
les dejamos tener la hegemonía.
Por eso me confieso
asumiendo la culpa que me toca,
al ver que casi todos los políticos
han declarado en clave “política-correcta”.
Y no ha de ser así, y hay que decirlo,
eso ayer no tocaba,
tocaba la unidad en el “No tengo miedo”,
aislar al terrorismo y sus soportes,
condenar al mal dios que inventan quienes odian,
y auxiliar a las víctimas con palabra y hechos.

Ahora “tengo miedo”,
miedo de que esta falta de unidad
y el odio entre los nuestros,
dé alas al terror y venza el caos.
Aún estamos a tiempo de luchar todos juntos,
si el sentimiento es puro y rige la razón.

Ricardo Fernández Esteban ©

Fuente: http://lapalabraesmagica.us12.list-manage.com/track/click?u=7951f957c25610c24a9a97abe&id=e286b69a62&e=59353af04c

Anuncios

“Por qué…”, Edgar Davidson

_1280

– ¿Por qué los países occidentales esperan poder absorver a unos ilimitados “refugiados” musulmanes, mientras que los países musulmanes más ricos (y poco poblados) como Qatar, Arabia, Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, etcétera, nunca tratan de hacerse cargo de ellos a pesar de que comparten la misma religión, el idioma y la cultura de esos “refugiados”?

– ¿Por qué es un motivo de celebración en los medios occidentales cuando los estadounidenses, británicos o árabes matan a terroristas islámicos, pero es un “crimen de guerra” cuando lo hace Israel?

– ¿Por qué el único país del Oriente Medio que no es un Estado de apartheid (Israel) es el único que es acusado de ser un Estado de apartheid?

– ¿Cómo es que las personas que llaman a Israel un “Estado de apartheid” también en general insisten en que todo judío debe abandonar “territorio palestino” (cuando no sostienen que deben abandonar el propio Israel)?

¿Por qué los activistas antisemitas que se dedican a la destrucción de Israel siempre son denominados “pro-palestinos” en lugar de lo que realmente son?

– ¿Pueden identificar una sola actividad pro-palestina (que no sea una actividad anti-Israel) que haya sido llevada a cabo por cualquier activista occidental “pro-palestino”?

– ¿Por qué organizaciones judías antisionistas como Yachad, J-Street y el New Israel Fund todavía se autodenominan como “pro-Israel”?

– ¿Por qué esos intolerantes activistas occidentales “pro-palestinos” que van a “Palestina” a lanzar piedras contra los israelíes son denominados “activistas por la paz”?

– ¿Por qué los gráficos que contabilizan los “civiles muertos”, obligatorios para los conflictos que involucran a Israel (como “2,000 palestinos muertos y sólo 10 israelíes”), nunca se utilizan para cualquier otro conflicto en el mundo (¿alguna vez se han contabilizado el número de civiles británicos o estadounidenses muertos cuando esos mismos países montan ataques contra los países árabes)?

– Más de 140 países de las Naciones Unidas fueron creados, o lograron su independencia, después de 1945. ¿Cómo es que de sólo uno de ellos – Israel – se cuestiona su legitimidad?

– ¿Por qué las personas que rechazan sistemáticamente la afirmación de Israel de que su capital es Jerusalén nunca ponen en duda la afirmación de Gran Bretaña de que las Islas Malvinas son suyas (a tan sólo 13.000 millas de distancia)?

– (Para todos los políticos británicos) ¿Por qué insisten que la colonización musulmana de ciertas ciudades británicas es un gran éxito para el multiculturalismo, mientras afirman que la presencia de judíos viviendo en su propia capital, Jerusalén, resulta un obstáculo para la paz?

– ¿Por qué Irán necesita “energía nuclear pacífica” cuando tiene la segunda mayor reserva de petróleo y de gas del mundo (lo suficiente para satisfacer las demandas energéticas de su población durante más de un millón de años)?

– ¿Por qué Turquía sigue ocupando el norte de Chipre (o Marruecos el Sahara) y nadie dice nada?

– (Para todos los políticos) Si – como insisten – los terroristas islamistas que declaran que están matando en el nombre de Allah no son musulmanes, entonces, ¿de qué religión son?

– (Para todos los políticos) Si – como insisten – el Islam es una “religión de paz”, entonces ¿por qué a continuación dicen que los caricaturistas no deben meterse con Mohamed porque incitan a los musulmanes a matar?

– (Para David Cameron, los Liberal demócratas y los Laboristas británicos) Si como dicen siempre, cada reducción de un centavo del presupuesto de ayuda exterior dará lugar a más niños africanos muriendo de hambre, ¿cómo justifican los 20 millones de libras esterlinas de presupuesto que todos los años regalan a la Autoridad Palestina para que con ellos paguen los salarios de terroristas condenados?

– Si la pobreza y la discriminación son las razones del regreso del terrorismo a Occidente, cómo es que en realidad solamente los musulmanes (y nunca los hindúes, los sikhs, los budistas, los africanos no musulmanes, los negros no musulmanes, los judíos haredi, los gitanos y de hecho el resto de grupos minoritarios empobrecidos) se han convertido en terroristas?

Edgar Davidson©  http://edgar1981.blogspot.co.il/


“Los mitos del terrorismo yihadista”, Moises Naim

meposters-0002-059_thumb

Desde los ataques del 11 de septiembre de 2001, los terroristas han asesinado a 93 personas en Estados Unidos. Casi la mitad, 45, fueron víctimas de yihadistas. Los restantes 48 murieron a manos de terroristas que nada tenían que ver con el Islam. Fueron asesinatos motivados por el odio contra médicos y enfermeras que practican abortos, por el fanatismo paranoide en contra del Gobierno o por la ideología neonazi.
 
El análisis de más de 330 personas sentenciadas en EE UU desde el 11-S por crímenes relacionados con el terrorismo yihadista revela un perfil que contrasta con las creencias más comunes acerca de quiénes son estos terroristas. Cuando cometieron esos crímenes tenían, de media, 29 años. Un tercio de ellos estaban casados y otro tercio tenían hijos. Habían alcanzado el mismo nivel educativo que el promedio de la población de Estados Unidos y la incidencia de problemas mentales en este grupo era menor que la del promedio del país. Otro dato importante es que todos los atentados letales de motivación islamista fueron perpetrados por ciudadanos o por residentes legales en EE UU.

En resumen: los terroristas islamistas que han actuado en EE UU después del 11-S son personas sorprendentemente ordinarias. Y no llegaron de afuera. Son estadounidenses que han vivido siempre, o la mayor parte de su vida, en ese país. Además vale la pena señalar que, en Estados Unidos, es 3.000 veces más probable que una persona muera asesinada de un balazo disparado por uno de sus compatriotas, sin motivaciones ideológicas, que por un yihadista.

Estos datos provienen de Estados Unidos de Yihad, un reciente libro de Peter Bergen, experto en terrorismo islamista que saltó a la fama en 1997 por haber sido el productor de la primera entrevista televisada a Osama Bin Laden. El libro ofrece una detallada disección de lo que Bergen llama “terroristas cosechados en casa”. Estos son los estadounidenses que se radicalizan, convirtiéndose en soldados de una guerra santa contra los no-creyentes, particularmente contra Occidente, y que se inspira en una extrema y distorsionada interpretación del Islam. Particular preocupación generan los llamados “lobos solitarios”, terroristas que actúan a solas y sin haber tenido mayor contacto con redes internacionales o con otros sospechosos. Su aislamiento crea enormes dificultades para detectarlos antes de que cometan un acto terrorista. 

La gran pregunta es: ¿Por qué? ¿Qué hace que personas que, a primera vista, no muestran mayores diferencias con el resto de la población, decidan convertirse en yihadistas? No se sabe. Entre los expertos no hay consenso en la respuesta.

Algunas cosas, sin embargo, están claras. La radicalización hacia la violencia yihadista tiene determinantes y contextos diferentes en cada país. El joven francés que asesina inocentes y luego se suicida gritando Alahu akbar ha tenido una experiencia vital diferente a la del correligionario que ha hecho lo mismo en Estados Unidos. En Francia por ejemplo, menos del 10% de la población es musulmana pero el 70% de su población penitenciaria lo es. Este no es el caso en EE UU, aunque es el país con el mayor porcentaje de su población encarcelada. La integración de los musulmanes en la vida económica y social en EE UU es más armónica que en otros países.

Otra característica frecuente —mas no universal— entre los yihadistas es la existencia de un episodio detonador: alguna frustración personal, graves dificultades económicas, el desconsuelo por alguna pérdida de un ser querido o un fracaso amoroso.

Pero no todas las personas que pasan por algo así se vuelven terroristas.

Al yihadismo también se llega a través de procesos psicológicos más complejos y menos evidentes. La Asociación Americana de Psiquiatría ha publicado en su boletín mensual un interesante artículo que recapitula los resultados de las investigaciones más recientes sobre el tema. Los psiquiatras centran su explicación en la necesidad que tienen todos los adultos jóvenes de lograr un cierto “alivio existencial”. Y añaden: “Esto implica descubrir quién es uno, adónde pertenece, qué valora, qué le da sentido a la vida, qué puede aspirar a ser y cómo puede demostrarle al mundo su valía… Para los jóvenes marginados y que a veces están en transición entre una sociedad y otra, el proceso de formación de su identidad puede ser una tarea desesperanzadora”. Concluyen los psiquiatras: “Las razones por las cuales los jóvenes se unen a organizaciones terroristas tienen poco que ver con ser pobre, musulmán o psicópata y más con las vulnerabilidades de la naturaleza humana, que son exacerbadas por ciertos aspectos de las sociedades occidentales… Para los jóvenes occidentales que están en transición y se sienten marginados, solitarios, perdidos, aburridos, espiritual y existencialmente desposeídos y abrumados por demasiada libertad, el ISIS y otras ideologías superficiales pero contagiosas seguirán siendo muy tentadoras como soluciones instantáneas a las profundas dificultades inherentes a la condición humana”.

Esta visión psicológica no aporta muchas ideas prácticas acerca de cómo prevenir el terrorismo yihadista. Pero, al menos, desenmascara los prejuicios que pasan por hechos incuestionables y nos hace ver lo peligroso que es adoptar políticas basadas en presunciones falsas.

Moises Naim©

Fuente: http://internacional.elpais.com/internacional/2016/03/19/actualidad/1458424049_201262.html


¡Alláh Islam!, Tzvi Yejezkeli

Cuatro capítulos realizados en septiembre de 2012 por el prestigioso periodista israelí del Canal 10, Tzvi Yejezkeli, sobre las comunidades árabes musulmanes en Europa. Yejezkeli proviene de una familia de judíos irakíes, es especialista en el mundo árabe y, en la actualidad, es analista para varios medios de comunicación.

Hatzad Hasheni (La Cara de la Verdad) es un proyecto de diplomacia pública fundado por Macabi CLAM en 2010. En la actualidad, el programa trabaja en 18 países, en 26 comunidades, frente a miles de personas de habla española y portuguesa. Hatzad Hasheni les ofrece este importante material periodístico.


“La comunidad judía de Francia está en proceso de desaparecer”, David Mandel

 

1420835696_412515_1420836656_noticia_normal
La comunidad judía francesa, 500,000 personas, es la tercera en tamaño en el mundo, después de Israel y de los Estados Unidos. Los judíos han vivido en Francia desde la época del imperio romano. Su contribución a la cultura judía, a la cultura francesa y a la cultura universal es inmensa. El más grande comentarista de la Biblia y del Talmud fue un rabino francés, Shlomo Yitzchaki (1040 a 1105) mejor conocido por el acrónimo “Rashi”. Los reyes franceses expulsaron a la mayoría de los judíos, pero la Revolución Francesa reconoció sus plenos derechos. Los judíos y sus descendientes han contribuido en todos los aspectos de la política, la cultura, la ciencia, la industria y el comercio francés. Aquí van unos cuantos ejemplos:

Premios Nobel

· René Cassin, autor de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
· Henry Bergson, filósofo
· Georges Charpak, Físico
· Claude Cohen Tannoudji, Físico
· Francois Jacob, Medicina
· Gabriel Lippmann, Físico
· Andre Michael Lwoff, Microbiólogo
· Serge Haroche, Físico

Religión

· El Cardenal Jean-Marie Lustiger, se convirtió al catolicismo a los 13 años.

Políticos

· León Blum, tres veces Primer Ministro de Francia
· Pierre Mendes-France, Primer Ministro
· Adolphe Cremieux, Ministro de Justicia
· Bernard Kouchner, Ministro de Exterior
· Jack Lang, Ministro de Cultura y luego de Educación
· Georges Mandel, Ministro del Interior
· Dominique Strauss-Kahn, Ministro de Finanzas
· Jules Moch, Ministro de Transporte, Interior, Defensa
· Simone Veil, Ministro de Salud

Pintores

· Camille Pissarro
· Chaim Soutine

Artistas, actores, directores

· Anouk Aimee, actriz
· Jean-Pierre Aumont, actor
· Sami Frey, actor, director
· Marcel Marceau, mímico
· Claude Lanzmann, director
· Roman Polansky, director

Músicos

· Serge Gainsbourg, cantante, actor, director, escritor
· Jacques Offenbach, compositor

Escritores

· Romain Gary
· André Maurois
· Irene Nemirovsky
· Yasmina Reza

Industriales y financistas

· André Citroen, fundador de Citroen
· Marcel Dassault, fabricante de aviones, (se convirtió al catolicismo)
· Rothschild, financista.

Los judíos no siempre han sido tratados bien en Francia. A fines del Siglo 19, una falsa acusación de espía a un militar judío Alfred Dreyfus ocasionó una ola nacional de virulento antisemitismo que dio motivo a Teodoro Herzl, el fundador del sionismo, para concluir que los judíos debían tener su propio Estado.

Durante la Segunda Guerra Mundial las autoridades francesas cooperaron con los nazis haciendo redadas de judíos que fueron enviados a los campos de exterminio.

Desde que comenzó la inmigración desenfrenada de musulmanes han ocurrido numerosos casos de violentos y trágicos incidentes, incluyendo el asesinato de niños judíos en la escuela de Toulouse, la tortura y muerte de Ilan Halimi en el año 2006, vandalismo a sinagogas, las marchas de muchedumbres pidiendo la muerte de judíos, y, lo más reciente, el asesinato de cuatro judíos la semana pasada. La comunidad judía ha llegado a la conclusión de que no tiene futuro en Francia. Encuestas dicen que 3 de 4 judíos está viendo la posibilidad de emigrar.

El éxodo ya comenzó y se realiza a un paso acelerado. En el año 2012 1,900 judíos franceses emigraron a Israel. En el año 2013 fueron 3,400. En el año 2014 el número llegó a 7,000 En el año 2015 se cree que serán más de 10,000

El historiador Paul Johnson, católico británico, escribió que es una “ley de la historia” que los países que hacen la vida imposible a los judíos y los obligan a emigrar se condenan a si mismos a la decadencia. Un ejemplo es España, que, al expulsar a los judíos, perdió una clase media de gente industriosa, cuya emigración a Holanda y al imperio otomano contribuyó al engrandecimiento de esas naciones.

Otro ejemplo es la emigración de los judíos rusos a los Estados Unidos debido al trato de discriminación brutal y pogroms, lo cual contribuyó al enriquecimiento cultural e industrial de los Estados Unidos.

La expulsión de un millón de judíos de los países árabes a raíz de la independencia de Israel es uno de los factores del actual atraso cultural y social de esos países.

El Primer Ministro de Francia, Manuel Valls, entiende claramente esa situación. En una entrevista anterior a la masacre de la revista y del súper market, dijo “Si 100,000 judíos emigran de Francia, Francia ya no será Francia”.

Francia, debido a su tolerancia del antisemitismo y a la indiferencia de sus gobernantes está cambiando su comunidad judía por una comunidad musulmana. La historia dirá si fue un paso inteligente.

Mi Enfoque 539, Enero 15, 2015, por David Mandel©, enfoque@netvision.net.il

Imagen:http://elpais.com/elpais/2015/01/09/media/1420835696_412515.html


“La intolerancia islamica”

2012-09-18-120919_delucq_papier_pt


“El cuento o la Historia”, Juan Zapato

“El cuento o la Historia”

Lider Hamas con niño bombaEl cuento creó al niño con la piedra, que el mayor le entregó y la arrojó en su inocencia como un juego más de niños, entonces se atisbó la sonrisa de hiena del mayor.

La Historia a través del Libro, menciona ochocientas veintitrés veces a Jerusalén y esta ha sido la capital del pueblo judío. La Historia además nos muestra que una vez expulsado de su tierra, nunca fue capital de ningún otro pueblo, ningún invasor le dio ese statu quo, ni hubo nación tal llamada Palestina, ni población árabe que históricamente haya manifestado rasgo cultural que la distinguiera de sus pares de otras latitudes.

Diez, veinte, cincuenta, cien, quinientos, mil misiles arrojados sobre las poblaciones del sur en lo que va del año. ¿Cuántos misiles tu patria soportaría sobre su territorio, sin responder? y ¿quién es el agresor y quién el que se defiende? Y ¿cuál es la mano asesina que utiliza como carne de cañón, al ignorante, al necesitado, para su pusilánime accionar?

La Historia contemporánea del siglo pasado deja sus antecedentes en la ‘Declaración Cambon” del Ministerio de Asuntos Exteriores francés de 1917, como también la conocida “Declaración Balfour”, del gobierno británico a fines del mismo año y finalmente la Resolución de 1947 de las Naciones Unidas, estableciendo la creación de dos estados, uno judío y otro árabe (no haciendo mención alguna a un estado palestino, ni pueblo llamado así, ya que no había tal determinación, ni denominación).

Ya circula por internet y en las pantallas de televisión mundial, la sangre de un inocente niño muerto, como trofeo de lo que sus verdugos fundamentalistas necesitan para su ruin causa, porque se esconden entre civiles, porque la vida no tiene mayor valor y el odio es su religión.

Mahmud Ahmadineyad no es un niño de pecho, ni ofrece leche al pueblo palestino, sino misiles Fajr-5. Hamás no es un movimiento revolucionario, sino una banda terrorista y nadie en su ideario de izquierda, puede abrazar la causa de estos criminales.

La cuota de sangre ha sido colmada, es hora de pedir un alto el fuego, para rearmarse, para ganar tiempo, para aparecer como víctimas, para volver a escribir otros cuentos y manipular la Historia, que la ignorancia consume, la misma que opina y juzga, la misma ignorancia que comprenderá cuando ya sea tarde, que ha sido dominada por el oscurantismo. Los niños de las piedras del ayer, juegan con fuego y se queman, juegan a la guerra y la guerra no es un juego. Israel tiene todo el derecho a existir y existirá y un estado árabe también, que desee convivir en Paz.

Juan Zapato©


“No existe fundamentalismo islámico”, Moshe Sharon

hamasEl “fundamentalismo” es un término proveniente del corazón de la religión cristiana. Significa fe que se obtiene por la palabra de la Biblia. Ser un Cristiano fundamentalista, o seguidor de la Biblia, no significa ir por todos lados asesinando personas. El fundamentalismo islámico no existe tampoco. Es sólo Islam y punto. Más bien la pregunta que nos deberíamos hacer es cómo interpretamos el libro del Corán.

Vemos repentinamente que los más importantes voceros e intérpretes del Islam son políticos de occidente. Ellos conocen mas que todos los oradores de las mezquitas, esos que gesticulan horribles sermones en contra de todo lo que sea judío o cristiano. Los políticos occidentales identifican un Islam bueno y un Islam malo, sabiendo inclusive hallar las diferencias existentes entre ambos. Pero existe un problema, ninguno de estos intérpretes occidentales sabe leer una palabra en árabe.

El árabe es el Idioma del Islam

Como se ve, mucho es lo que se oculta tras el lenguaje de lo políticamente correcto, de hecho se ha perdido la verdad. Por ejemplo, cuando en occidente hablamos sobre el Islam, tratamos de utilizar nuestro idioma y aplicar nuestra terminología. Hablamos del Islam en términos de democracia, fundamentalismo, parlamentarismo y toda clase de términos tomados directamente de nuestro léxico. Mi profesor, uno de los principales orientalistas en el mundo, dice que hacer esto equivale a un reportero tratando de escribir una nota sobre un partido de críquet usando términos del béisbol. No se puede utilizar para una cultura o civilización el lenguaje de otra. Para el Islam, usted tiene que utilizar el idioma del Islam.

Principios del Islam

Permítaseme explicar los principios que rigen la religión del Islam. Por supuesto, todo musulmán reconoce el hecho de que hay sólo un Dios.

Pero esto no es suficiente. Un musulmán reconoce no solo el hecho de que hay un Dios, sino que Mahoma es su profeta. Sin estos fundamentos de la religión, no se es musulmán.

Pero por sobretodo, el Islam es una civilización. Es una religión que primero y antes que nada establece un sistema legal exclusivo que sumerge individuos, sociedad y pueblos con reglas de conducta. Si usted es musulmán entonces debe comportarse según las reglas del Islam, las cuales son establecidas en el libro del Corán y difieren notablemente de las enseñanzas contenidas en la Biblia.

La Biblia

Expliquemos las diferencias.

Desde el punto de vista de los eruditos y estudiosos, la Biblia relata el nacimiento del espíritu de una nación en un largo período de tiempo. Pero más importante aun, la Biblia conduce a la salvación, y lo hace de dos maneras.

El judaísmo conduce a la salvación nacional — no solamente la nación queriendo tener un estado, sino una nación deseosa de servir a Dios. Esta es la idea que se encuentra detrás del relato bíblico hebreo.

El Nuevo testamento que se nutre de la Biblia Hebrea lleva igualmente a la salvación, pero personal. Luego, tenemos dos clasificaciones de salvación, las cuales con frecuencia se unen o yuxtaponen.

La palabra clave es salvación y esto significa que todo individuo es guardado por Dios Mismo quien lo guía a la salvación por medio de Su palabra. Es la idea contenida en la Biblia, ya sea que nos refiramos al Antiguo o Nuevo Testamento. Todas las leyes en el texto bíblico, hasta las más pequeñas, apuntan en realidad hacia este hecho de la salvación.

Otro punto sobresaliente de la Biblia es la idea de que el hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios. Esto intuye que usted no anda por ahí destruyendo la imagen Divina. Por supuesto, muchas personas toman las reglas de la Biblia para cambiarlas por completo. La historia es testigo de las masacres hechas en el nombre de Dios y de Jesús. No obstante, tanto el Judaísmo como la religión Cristiana hablan de honrar la imagen de Dios y sobre la esperanza de salvación, siendo éstos sus dos fundamentos básicos.

Continuar leyendo


“El "genocidio" en las Intifadas”, Gabriel Manzaneda

“Mientras haya un palestino vivo, el holocausto continúa”               José Saramago, 3-Agosto-2006

Es frecuente leer en un determinado sector de la política y la prensa europea expresiones como “genocidio” y “holocausto” para referirse al conjunto del conflicto israelí-palestino, pero en especial a los sangrientos años de las Intifadas, y más a la 2ª. Estos adjetivos se aplican sin necesidad de justificación, sin datos ni análisis que la apoyen, limitándose a ser una “competición literaria” sobre quién emplea el calificativo más sonoro o la comparación con algún otro hecho histórico rechazable más impactante (el Holocausto, la masacre del Congo belga, el exterminio nativo en numerosas zonas de América, etc.). No obstante, han dejado huella en la mente de numerosas personas, de tal forma que las condiciona de forma insuperable a la hora de analizar la realidad de la situación pasada y presente.
      Respecto a la aplicación de estas palabras a la totalidad del conflicto, basta para desautorizarlas una evidencia innegable: Si en 1914 vivían entre el Mediterráneo y el Jordán 410 mil árabes, en 1947 1,3 millones y hoy día 5 millones, ¿cómo puede haber existido genocidio? Si por otro lado se sabe que en la guerra de Independencia murieron unos 5.800 judíos/israelíes, en la del 73 casi 3 mil, además de los muertos en el 56 y el 67, así como el millar de fallecidos en atentados en los períodos de “paz” previos a la guerra del 67, queda claro que lo que hubo fueron guerras entre ejércitos, y las guerras producen muertos en ambos bandos sin que nadie hable de genocidios. A lo sumo, lo que se discute es la responsabilidad en el desencadenamiento de las guerras, para determinar sobre quién hay que descargar la culpa de las bajas (principalmente militares) que provocan.
Más impacto ha causado la imputación de genocidio a las muertes producidas desde 1987, considerándose el “enfrentamiento entre el 4º Ejército del mundo contra civiles con piedras” (1ª Intifada) o “contra desesperados suicidas que no tienen otra forma de defenderse” (en la 2ª).  Por ello es necesario resumir tanto los aspectos cuantitativos como cualitativos de estos dos sangrientos períodos (incluyendo los años intermedios) al objeto de aclarar lo sucedido a quienes todavía, debido a su lejanía física e informativa, tengan una visión tergiversada.
Si observamos los datos aportados por Btselem1 respecto a los fallecidos tanto desde el comienzo de la 1ª Intifada hasta el comienzo de la 2ª, por un lado, y durante los 4 primeros años de ésta, por otro, obtenemos las siguientes conclusiones:
1) Desde el 9 de Diciembre de 1.987 hasta el 30 de Octubre de 2000 murieron en el enfrentamiento 405 israelíes ( de los cuales 270 civiles) y 1.194 palestinos. Estos últimos se consideran por el informe como civiles, todos ellos, por lo cual no nos explicamos entonces quién mató a los 405 israelíes. Tampoco explica si los israelíes murieron todos a pedradas. En cualquier caso, no son los números propios del enfrentamiento entre el 4º Ejército del mundo (con “intención genocida”) y unos desarmados ciudadanos.
2) Si combinamos estos datos con los referidos exclusivamente a la 1ª Intifada2  tenemos que durante ésta (hasta 13-9-1993) murieron  160 israelíes y 1.162 palestinos, es decir, que durante el Proceso de Paz destinado a crear el Estado Palestino (según los parámetros finalmente de Taba) murieron 245 israelíes y 32 palestinos (simple cuenta de sustracción). Por tanto, la “represión sangrienta y desproporcionada” , por parte israelí, no se hizo sentir en esos 7 años.
3) Si nos adentramos en los datos de los 4 primeros años de la 2ª Intifada (hasta 15 -9-2004) tenemos que murieron 919 israelíes (de los cuales 635 civiles, 110 de éstos menores de edad) y 2.859 palestinos (aparte de 40 extranjeros muertos por palestinos). Vemos que se sigue con la proporción 1 a 3 entre los muertos de un bando a otro. Aquí es cuando debo aclarar que me resulta desagradable poner el número de muertos como si fuesen marcadores de un encuentro, pero es necesario si se quiere contestar a las imputaciones falseadas que han motivado este artículo.
   Si avanzamos 2 años obtenemos estos datos3, con lo que tenemos que en el conjunto de los 6 años murieron 3.733 palestinos y 1.011 israelíes. O lo que es lo mismo, en esos dos últimos años murieron 92 israelíes y 874 palestinos). Las medidas preventivas israelíes empezaban a ejercer su efecto en cuanto a evitar el derramamiento de la sangre propia, disminuyendo también (pero en menos proporción) el número de palestinos muertos. En suma, parece que la “desproporción” que se denuncia por muchos desde 2004 se debe más a la prevención (muro o valla) que a incrementar la dureza de la represión.
    No obstante, es necesario hacer 2 apreciaciones sobre el carácter cualitativo de las acciones armadas que llevaron a tal sangría, uno referido a la acción palestina y otro a la israelí, pero con datos sacados  ambos de fuentes antiisraelíes.
En este enlace del FDLP4 que recoge a su vez un artículo del diario oficial cubano Gramma, se nos dice que a comienzos de Octubre de 2003 una joven se suicidó en un restaurante de Haifa matando a 19 personas (5 niños). Lo más significativo es que señala que a los 3 años de Intifada ya se habían reportado 110 acciones suicidas, 6 de ellos realizados por mujeres. También nos dice aquí que ello estaba motivado por el accionar israelí, tanto en lo que respecta a esta mujer en particular (un hermano y un primo habían muerto a manos de militares israelíes) como general (más de mil muertos palestinos en los 9 primeros meses de 2003). Es la eterna disputa de quién empezó primero a matar. Pero también nos lleva a un último aspecto que conviene destacar, frente a quienes piensan en el genocidio o, al menos, en las “matanzas indiscriminadas” cuyo supuesto ejemplo sería Jenín.
Tenemos en este artículo de Rebelión5 un cuadro con el número de mujeres palestinas muertas en acciones violentas (ellos ponen “asesinadas”) desde el año 2000 hasta 2008. Si nos fijamos es el período 2000-2004, tenemos que murieron 101 mujeres (55 en Cisjordania y 46 en Gaza). Ese es el mismo período en el que habíamos visto que fallecieron 919 israelíes y 2.859 palestinos (mejor dicho, los datos de mujeres palestinas muertas cubren los 5 años completos mientras que los globales son de 4 años, de septiembre a septiembre de esos años). Por tanto, creo que queda demostrado que incluso en los años más difíciles le represión israelí iba dirigida contra quienes cometían los actos sangrientos, por lo cual menos de un 5% de las víctimas de tal represión son mujeres (las activistas armadas son ese porcentaje aproximadamente, como hemos visto incluso en las acciones suicidas reseñadas en el enlace del FDLP, (6 mujeres de 110 acciones). También se nos dice que no hay víctimas femeninas palestinas en Cisjordania en 2007 y 2008, ninguna. ¿Cómo puede haber un “lento genocidio” o matanzas si no ha muerto ninguna mujer en dos años?
Esta constatación del bajo porcentaje de mujeres palestinas fallecidas se recoge también es este otro informe del FDLP6: Las mujeres representan el 8,5% de los muertos adultos desde el comienzo de la 2ª Intifada hasta Septiembre de 2009, el 10% de los adultos muertos en 2008 y 2009, y el 11% de los adultos muertos en la Operación Plomo Fundido. Este último dato es más sorprendente, pues se supone que en este último caso, al ser territorio “desconexionado”, se bombardeaba indiscriminadamente para “quebrar la voluntad de vivir de la población”, según se suele repetir por esos sectores de opinión mencionados al principio de este artículo.
Por todo lo cual deben desterrarse las visiones del conflicto que lo equiparan a un deseo de exterminio del más débil por parte de la parte más fuerte en todos aquéllos que aún tuviesen una mala información al respecto.
Y próximamente, hablaremos de los presos.

Gabriel Manzaneda
1  http://www.forocoches.com/foro/showthread.php?t=447100
2 http://es.wikipedia.org/wiki/Intifada#Primera_Intifada
3 http://www.20minutos.es/noticia/157618/0/muertos/segunda/intifada/
4 ttp://www.fdlpalestina.org/articulos/israel_sigue_el_ejemplo_de_la_casa_blanca.htm (últimos párrafos)
5 http://www.rebelion.org/docs/93586.pdf
6 ttp://www.fdlpalestina.org/reportes/las-fuerzas-israelies-de-ocupacion-mataron-a-7407-palestinos-entre-ellos-1859-ninos.htm


“Diez de los 1027 x Guilad Shalit”

¿Cómo llamarlos, milicianos, revolucionarios, patriotas? ¡Asesinos!

Jusam Badran, cumple condena de 17 cadenas perpetuas por ser responsable directo de varios atentados terroristas que terminó con la vida de decenas de israelíes en los ataques del Hotel Park de Netanya, Sbarro en Jerusalén y el Dolphinarium en Tel Aviv.

Walid Anges, cumple una condena de 36 cadenas perpetuas por ser responsable directo de la muerte de decenas de israelíes en el Café Moment de Jerusalem, en Har Hatzofim en Jerusalén y en Momadon en Rishon Letzion.

Aved El Gadi Ganadim, cumple una condena de 16 cadenas perpetuas por hacer chocar ómnibus de Egged número 405 asesinado a decenas de personas.

Muhamad Sharajte, cumple condena de 3 cadenas perpetuas por el secuestro y asesinato de dos israelíes: Ilan Sadon y Avi Sasportas.

Ijie Sanwa, cumple condena de 4 cadenas perpetuas por secuestro y asesinato del soldado israelí Najshon Waksman. Es el líder del Hamás en las cárceles israelíes.

Fadi Yaba, cumple condena de 18 cadenas perpetuas por ataque terrorista de ómnibus en Haifa.

Ibrahim Shamasne, cumple condena de 3 cadenas perpetuas por el asesinato de tres israelíes: Ronen Karmani, Lior Tubul y Rafi Doron.

Amana Mona, mujer palestina condenada a una cadena perpétua por seducir a israelí Ofir Rajum y conducirlo hacia terroristas que lo asesinaron.

Ajlam Temimi, mujer palestina condenada a 16 cadenas perpetuas por conducir al terrorista suicida que llevó a cabo el ataque terrorista en pizzería Sbarro de Jerusalén en el cual murieron decenas de israelíes.

Avid Al Aziz Tzalaja, condenado a 1 cadena perpetua que participó en linchamiento de dos israelíes en Ramallah, su fotografía recorrió el mundo al aparecer con las manos en alto ensangrentadas desde una ventana.

Aquí la lista del resto de liberados hoy 18/10/2011, en archivo  Excel:

http://www.shabas.gov.il/NR/rdonlyres/09ED13AD-30EB-4F28-8FEA-7A9EDB0F9119/0/listeng1.xls


“Israel y Palestina, las consecuencias morales de un canje”, Rogelio Alaniz

gilad-shalit-july-16-1Si los palestinos obtuvieron una victoria política cuando reclamaron el ingreso a la ONU, Israel ha obtenido una formidable victoria moral canjeando a un soldado por mil palestinos, (1027 para ser más precisos). Si bien los líderes de Hamas festejan el acuerdo obtenido y el retorno de sus combatientes, queda claro que para la moral y para la historia Israel ha ganado la batalla probando que la vida vale y que esa vida debe ser respetada a cualquier precio.

En términos prácticos las negociaciones demuestran que un soldado de Israel vale por mil palestinos. No es Israel quien impuso esa proporción, sino los palestinos. Son ellos los que hoy festejan el retorno de sus combatientes, sin importarles o sin percatarse que de hecho están admitiendo la superioridad moral de su enemigo.

La relación de mil por uno es numérica, pero es también moral y política. Para que un acuerdo de esta naturaleza se haya llevado a cabo, es porque existen concepciones sobre la vida y sobre la muerte, sobre la sociedad y la trascendencia, que dan cobertura moral a determinadas soluciones. Es en ese sentido que hay que decir que la negociación entre palestinos y judíos puso en juego dos concepciones, dos visiones que incluyen a la política pero la trascienden.

Al respecto, no es ninguna novedad señalar que para los palestinos la vida de sus hombres está subordinada a la causa que dicen defender. Esa causa justifica no sólo la muerte de sus enemigos, sino el sacrificio de ellos mismos. Sus niños y adolescentes, también sus mujeres, son educados para el martirologio. Hay que detenerse un instante a pensar sobre lo que significa un proceso de aprendizaje cuyo resultado consiste en la propia muerte en nombre de Alá.

Se dirá que todo proceso de liberación o toda lucha por ideales nobles exige arriesgar la vida. Es verdad. Pero una cosa es arriesgar la vida y otra muy diferente es sacrificarla. Es la sutil pero decisiva diferencia entre el guerrero y el suicida. Todo combatiente alienta la posibilidad de sobrevivir a la guerra. Esa esperanza otorga sentido a la lucha, ya que no hay coraje verdadero sin una cuota inevitable de miedo porque la valentía real exige sobreponerse al miedo de la muerte. Todas las estrategias militares clásicas parten de ese principio o de ese límite: los soldados en el campo de batalla pelean, no se suicidan. Desde Julio César a Napoleón, este principio orientó al arte de la guerra.

En el caso del suicida, esa lógica no existe; para el combatiente suicida su destino es la muerte, se ha preparado para morir y no sólo se ha preparado sino que, además, desea la muerte. El suicidio para el integrista constituye la verdadera salvación, la redención definitiva. Esa verdad la sabe él y su familia que celebra la marcha del hijo pródigo hacia la eternidad. Suicidas puede haber en cualquier sociedad, pero en este caso la diferencia está dada en que el suicidio es alentado desde la autoridad, desde el Estado.

El soldado profesional no es un suicida, ese es su límite. El límite obedece en el fondo a una concepción humanista que se impone a la lógica guerrera. Los generales pueden disponer de sus soldados para ir a la lucha, pero no pueden disponer de la vida de sus soldados. Esa diferencia es la que ha borrado el terrorismo suicida, que celebra jubilosametne la muerte de los otros y la suya.

La otra diferencia civilizatoria entre el soldado profesional y el terrorista se plantea en la relación que mantienen con los civiles. Los ejércitos profesionales combaten contra soldados profesionales y tratan de preservar a los civiles de la guerra. Este principio ha sido violado muchas veces, pero sobrevive, sobre todo en Israel. El terrorismo, por el contrario, no opera contra soldados profesionales sino que ataca objetivos civiles sin discriminar sexo o profesión.

¿Ejemplos? Entre los flamantes liberados se encuentran los autores intelectuales del atentado terrorista contra Dolphinarium, la disco de Tel Aviv. Como consecuencia del operativo murieron veinte jóvenes, cuya única culpa fue haber ido esa noche a bailar con sus amigos o sus parejas. Los judíos murieron, los terroristas se sacrificaron. Unos eligieron morir a los otros la muerte se les impuso. Los familiares de los judíos lloraron a sus muertos, los familiares de los terroristas los despidieron con cánticos y oraciones. ¿Se entienden ahora las diferencias culturales y civilizatorias? ¿Se entiende por qué la vida de un judío es equivalente a la de mil palestinos?

El sacrificio como virtud habilita a que la muerte sea deseada y celebrada. Desde esa perspectiva sería imposible que lo que hoy sucedió con Shalit se plantee a la inversa. Si por ventura Israel tuviera un prisionero palestino, la exigencia de canjearlo por miles de judíos no sería concebible, porque a los jefes de Hamas o Al Fatah no les temblaría la voz para dar la orden de sacrificar al prisionero en manos enemigas y el prisionero, por su lado, no esperaría otra cosa por parte de sus jefes.

No concluyen allí las diferencias. Israel tiene prisioneros palestinos, pero ellos son juzgados en tribunales constituidos por jueces que han enviado a la cárcel a más de un judío acusado de crímenes de guerra. El juicio se celebra con todas las garantías y a esas garantías el preso las mantiene en la cárcel. Los palestinos detenidos estudian, se casan, reciben visitas de familiares y de la Cruz Roja Internacional.

Ninguno de estos beneficios alcanzó a Shalit. El joven judío estuvo cinco años preso sin un tribunal que lo juzgue, sin recibir visitas de familiares o amigos y sin la posibilidad de ser asistido por los organismos de derechos humanos quienes, dicho sea de paso, nunca protestaron por esta situación, porque pareciera que a los terroristas palestinos les asiste el derecho de secuestrar y matar judíos sin rendir cuentas por ello. También en este punto las diferencias entre Israel y los palestinos son visibles y dan cuenta de dos concepciones antagónicas de la política y la vida. Durante cinco años Shalit fue un “desaparecido” público. Su cautiverio fue motivo de burlas, caricaturas ofensivas y antisemitas, y violaciones permanentes a sus derechos. El escarnio alcanzó a sus padres y a todos los que reclamaban por su libertad. Durante cinco años no lo dejaron hablar con sus familiares y si preservaron su salud fue para poder hacer posible el canje. Salvo Israel, nadie pidió por la vida de este pobre muchacho. Los supuestos barcos solidarios con la Franja de Gaza se negaron a entregar una carta de los padres de Shalit a su hijo.

En Israel la decisión de aceptar el canje en estas condiciones fue motivo de debates y enconadas discusiones que aún no se han saldado. Familiares de víctimas del terrorismo y políticos religiosos y laicos han protestado por la decisión del gobierno de Netanyahu de aceptar un canje en estas condiciones. Los opositores al gobierno han advertido que los terroristas liberados van a volver a las andadas como ya lo han demostrado en otras ocasiones. Al respecto, se recuerda que en 1985 Israel también aceptó un canje de prisioneros y un sesenta por ciento de los liberados retornó al terrorismo.

Este debate es imposible de imaginarlo en Gaza o en Cisjordania. Toda oposición en esta región es siempre oposición armada y las diferencias se resuelven con sangre. Imaginar una movilización de palestinos en contra de la decisión de Hamas o Al Fatah es imposible. Allí no hay “indignados”, mucho menos homosexuales reclamando sus derechos o periódicos que ataquen al gobierno sin contemplaciones. Tampoco existen intelectuales que planteen objeciones de conciencia, porque los únicos intelectuales aceptados en Gaza o Cisjordania son los intelectuales del poder.

Según las informaciones disponibles en Israel, los árabes israelíes salieron a la calle a festejar la liberación de sus “compañeros”. Algunas ciudades de Israel estuvieron embanderadas de consignas a favor de los terroristas liberados. En Gaza o en Cisjordania este escenario es imposible por partida doble: porque no está permitido festejar nada que el gobierno no autorice, y porque mientras en Israel viven con plenos derechos un millón y medio de árabes, en tierra palestina los judíos no tienen lugar.

A modo de conclusión, podría decirse que una sociedad que se constituye sobre la base de esos valores difiere radicalmente de otra donde la prioridad es la vida. Yo diría que la diferencia entre Israel y Palestina reside en este punto. Es como dijera en su momento la señora Golda Meier: “Los palestinos empezarán a ser libres el día en que amen más a sus hijos que lo que nos odian a nosotros”.

Rogelio Alaniz©

Fuente: http://www.ellitoral.com/index.php/diarios/2011/10/18/opinion/OPIN-02.html


“Un descuido (?) imperdonable”, Abel Melinger

“Merkhaz klitá Yeelim” de Beer Sheva; llegamos con una amiga y el marido al Merkaz Klitá, somos recibidos por Ariela, la asistente social del merkhaz y Morris, el director, luego de una breve charla, nos acercamos al miklat, donde nos esperaba un importante numero de familias latinoamericanas, asustadas, preocupadas, ansiosas, olim jadashim sudamericanos algunos de ellos, con poco días en el país.
¿Que ocurrió?, simplemente un descuido, un olvido, una distracción. NADIE de los latinoamericanos que habitan Beer Sheva, incluido yo hasta el sábado en la noche, se acordó de estas familias.
¿Su estado?, no hay palabras para describir el miedo, la desprotección, la inseguridad, el desconocimiento, la soledad, de estos compatriotas recién llegados, pongámonos cada uno de nosotros en su lugar, un minuto, solamente un minuto, el minuto que dura la sirena de alarma, y experimentemos esa sensación, el pánico, la desesperación, la impotencia, por no poder preguntar porque no entiendo este hebreo tan difícil, por no poder responderle a mis hijos, porque no se, no se porque las explosiones, las luces en el cielo, la sirena una y otra vez, y como pensar mientras corro hacia no se donde, mientras subo y bajo escaleras sin sentido, y este hebreo tan difícil, y …si, me acuerdo que el shomer nos dijo algo, y una de las mujeres que trabaja en las oficinas también, pero yo no entendí nada, solo algunos gestos, es tan difícil este hebreo… y… ya paso… menos mal… ya paso… vamos a ver si podemos comer algo, pero no se que, no me animo a salir hasta el súper, que hago con los chicos???, y si me agarra la sirena en la calle?… no, mejor no, nos arreglaremos con lo que hay…
Esta era la realidad que vivieron durante tres días, los olim jadashim latinoamericanos que viven hoy en el Merkhaz Klitá Yeelim, acá nomas, al lado nuestro, a pocas cuadras, a pocos metros, y que hablan español, igual que yo, y que tienen familias igual que yo, y que vinieron buscando una vida nueva, igual que yo, y estuvieron solos… claro, yo no. Porque ya hace unos años que estoy acá, porque mal que mal aprendí el idioma, y escucho las jadashot y se lo que esta ocurriendo, y ya pasé varias de estas, y mis hijos pasaron la tzava y me entere mucho mas de que se trata, y nos llamamos por teléfono con los amigos, para ver como está cada uno, y nos escribimos en el chat del facebook, y comentamos y hacemos chistes para aliviar la tensión, y… y nos olvidamos de ellos.
Imperdonable, no hay excusas, no hay justificativos, nada… y cuidado con mentir!!! no vayan a aparecer ahora los benefactores y anónimos voluntarios a decir “pero si yo estuveeee!! yo hable con ellooos, les expliqueeee!!!” hay unas decenas de familias y las propias autoridades del Merkhaz que pueden asegurar que durante tres días, los olim jadashim latinoamericanos, nuestros hermanos, estuvieron solos.
Hubo que explicar TODO, desde la “a” hasta la “z”, porque la sirena, porque las explosiones, como, cuando, tomar tiempos, ensayar carreras, donde refugiarse, que son kasamim, gradim, katiushot, kipat barzel, tzeba adom, pikud haoref…
Y escuchar, decenas de preguntas, algunas con la voz temblorosa todavía; mi amiga, anónima a pedido suyo, profesional, voluntarizada sin bombos y platillos pero con sensibilidad social, tuvo que prestar atención individual a alguna persona que aun estaba en estado de shock.
Solo nos queda una reflexión, una auto advertencia, que no se repita. TODOS los latinoamericanos que llevamos ya algunos años en el país, somos responsables de que este descuido(?), no ocurra nunca mas.

Abel Melinger©

PD: Dudé mucho en publicar esta nota, dudaba de las interpretaciones, que se pudiera decir que está destinada a perjudicar a alguien o algo, que era para cosechar laureles, que es una confabulación, que es una mentira… pero a fin de cuentas, no me importan en absoluto las malas o tendenciosa interpretaciones, porque estoy seguro que quienes la lean, serán los garantes de que no suceda de nuevo, hayan interpretado bien, o mal.

Traducción de las palabras transliteradas del hebreo

Merkhaz Klitá; Centro de Absorción.

miklat: refugio de seguridad.

olim jadashim: nuevos inmigrantes, aunque la palabra “olim” no significa inmigrantes.

shomer: guardia de vigilancia.

jadashot: noticias.

tzava: servicio militar.

kasamim, gradim, katiushot: distintos tipos de misiles, lanzados permanentemente desde la Franja de Gaza sobre la población israelí.

kipat barzel: sistema de intercepción misilística.

tzeba adom: color rojo.

pikud haoref: Servicio de Defensa Civil


“Ruta 12 rumbo a Eilat”, Juan Zapato

 

Celebras la muerte,

ebrio de sangre vuelves a colmar la copa

y buscas justificar tu falta de conciencia,

encubrir tu odio fascista inepto,

no contra mí

sino contra la humanidad de la que formas parte.

Te crees por un instante efímero protagonista,

te han conchabado por migajas,

para interpretar un papel deslucido de reparto

y detrás de ti y antes que tú

pasaron otros,

que nadie recuerda sus nombres,

que hasta sus parientes les olvidaron,

extraña forma de planificación familiar.

Ni siquiera peones son,

esclavos de corruptos jeques.

¿Habrás probado bocado de la mesa de tu amo la noche de anoche?

¿Has recibido los favores de las vírgenes prometidas?

¿Los tuyos ya cuentan con la paga insuficiente de tu malograda vida?

¿Han depositado más petrodólares en las arcas de Europa tus líderes?

¿Ha perdido un día por la Paz, el pueblo al que dicen defender?

Mis lágrimas quedan suspendidas

entre el aire pesado del Neguev

y no alcanzan el suelo reseco del desierto,

porque esta tierra bebe del sudor de los que la siembran cada alborada,

de los que en las universidades la cultivan,

de los que aplican la inteligencia en pos del progreso de los hombres,

de los niños que maman sus frutos y que tendrán un futuro en esta rueda.

Mis versos son lágrimas para nuestros muertos

y no para otros,

pídanselas a ellos,

califíquenme de inhumano, endílguenme todos los adjetivos posibles,

que puedo conciliar mi corazón,

porque de algo no pueden llamarme:

asesino.

Juan Zapato© Israel 20/08/2011


“Indignaos (Indignez-vous)”, Stéphane Hessel

Traducción de María Belvis Martínez García

Noventa y tres años. Es la última etapa. El fin no está lejos. Qué suerte poder aprovecharla para recordar lo que ha servido de base a mi compromiso político: los años de resistencia y el programa elaborado hace 70 años por el Consejo Nacional de la Resistencia. A Jean Moulin le debemos, dentro del marco de este Consejo, el agrupamiento de todos los componentes de la Francia ocupada, los movimientos, los partidos, los sindicatos, con el fin de proclamar su adhesión a la Francia combativa y a su único jefe reconocido: el general De Gaulle. Desde Londres, donde me reuní con el general De Gaulle, en marzo de 1941, me llegó la noticia de que el Consejo había puesto en marcha un programa (adoptado el 15 de marzo de 1944) que proponía para la Francia liberada un conjunto de principios y valores sobre los que se asentaría la democracia moderna de nuestro país¹.
Estos principios y valores los necesitamos hoy más que nunca. Es nuestra obligación velar todos juntos para que nuestra sociedad siga siendo una sociedad de la que podamos sentirnos orgullosos, y no esta sociedad de indocumentados, de expulsiones, de sospechas con respecto a la inmigración; no esta sociedad en la que se ponen en cuestión las pensiones, los logros de la Seguridad Social; no esta sociedad donde los medios de comunicación están en manos de los poderosos. Todas estas son cosas que habríamos evitado apoyar si hubiéramos sido verdaderos herederos del Consejo Nacional de la Resistencia.
A partir de 1945, después de un drama atroz, las fuerzas internas del Consejo de la Resistencia se entregan a una ambiciosa resurrección. Se crea la Seguridad Social como la Resistencia deseaba, tal y como su programa lo estipulaba: “un plan completo de Seguridad social que aspire a asegurar los medios de subsistencia de todos los ciudadanos cuando estos sean incapaces de procurárselos mediante el trabajo”; “una pensión que permita a los trabajadores viejos terminar dignamente su vida”. Las fuentes de energía, electricidad y gas, las minas de carbón y los bancos son nacionalizados. El programa recomendaba “que la nación recuperara los grandes medios de producción, fruto del trabajo común, las fuentes de energía, los yacimientos, las compañías de seguros y los grandes bancos”; “la instauración de una verdadera democracia económica y social, que expulse a los grandes feudalismos económicos y financieros de la dirección de la economía”. El interés general debe primar sobre el interés particular, el justo reparto de la riqueza creada por el trabajo debe primar sobre el poder del dinero. La Resistencia propone “una organización racional de la economía que garantice la subordinación de los intereses particulares al interés general y que se deshaga de la dictadura profesional instaurada según el modelo de los Estados fascistas”, y el gobierno provisional de la República toma el relevo.
Una verdadera democracia necesita una prensa independiente; la Resistencia lo sabe, lo exige, defiende “la libertad de prensa, su honor y su independencia del estado, de los poderes del dinero y de las influencias extranjeras”. Esto es lo que, desde 1944, aún indican las ordenanzas en relación a la prensa. Ahora bien, esto es lo que está en peligro hoy en día.
La Resistencia llamaba a la “posibilidad efectiva para todos los niños franceses de beneficiarse de la mejor instrucción posible”, sin discriminación; ahora bien, las reformas propuestas en 2008 van contra este proyecto. Jóvenes profesores, a los cuales apoyo, han peleado hasta impedir la aplicación de estas reformas y han visto disminuidos sus salarios a modo de penalización. Se han indignado, han “desobedecido”, han considerado que estas reformas se alejaban del ideal de la escuela republicana, que estaban al servicio de la sociedad del dinero y que no desarrollaban suficientemente el espíritu creativo y crítico.
Es la base de las conquistas sociales de la Resistencia la que hoy se cuestiona².

Continuar leyendo


Hamás condena la eliminación del "mártir de la guerra santa" Osama Bin Laden

MIDEAST ISRAEL PALESTINIANS El primer ministro fundamentalista islámico de Gaza, Ismail Haniye (foto), condenó hoy el "asesinato" de Osama Bin Laden en una operación de las fuerzas especiales estadounidenses en Pakistán, y dijo que éste era un "mártir de la guerra santa".

"Vemos este (episodio) como una continuación de la política estadounidense basada en la opresión y el derramamiento de sangre musulmana y árabe", dijo Haniye en declaraciones a un grupo de periodistas en Gaza.

El dirigente, que encabeza el movimiento islamista palestino Hamás, calificó a Bin Laden de "combatiente santo árabe", y "pidió a Dios que sea misericordioso con los verdaderos creyentes y los mártires".

Sus declaraciones se producen en momentos en los que

Hamás acaba de pactar un acuerdo de reconciliación con el movimiento nacionalista palestino Al-Fatah, columna vertebral de la Autoridad Palestina (AP), y que debe firmarse el miércoles en El Cairo.

Un portavoz del gobierno de Ramala, Ghasan el-Jatib, había calificado horas antes de "desarrollo para la paz" la desaparición del cerebro de los ataques del 11-S.

"La desaparición de Bin Laden es un buen desarrollo para la paz y la seguridad en el mundo", esgrimió el-Jatib, en la primera reacción de un funcionario de la AP a la noticia del día.

El portavoz del primer ministro de la AP subrayó, no obstante, que "lo más importante es deshacernos de la ideología y las creencias radicales de Bin Laden".  Fuentes: EFE y Aurora