Archivo de la etiqueta: Jihad

Quien quiera saber, que sepa: “La carta ideológica del Movimiento de Resistencia Islámico – Hamas”

La carta ideológica del Movimiento de Resistencia Islámico – Hamas(Fuente MEMRI©)

Palestina, Muharram 1, 1409 A.H. / 18 de agosto de 1988

En el nombre de Alá el Misericordioso y el Compasivo

“Ustedes son la mejor nación que le fue dada a la humanidad. Ustedes ordenan el bien y prohíbe el mal y creen en Alá. Si sólo el pueblo del Libro [e.d., judíos y cristianos] hubiera creído, les habría ido bien. Algunos de ellos creen, pero la mayoría son malvados. Ellos nunca te podrán dañar seriamente, sólo serán una molestia. Si te combaten, te darán la espalda y huirán, y no serán de gran ayuda. La humillación es su condición dondequiera que puedan estar, excepto en dónde sean salvados de esta por una unión con Alá o por una unión con los hombres. Ellos se provocaron a si mismos la ira de Alá, y la miseria es su condición, porque negaron las señales de Alá e injustamente mataron a los profetas, y porque desobedecieron y transgredieron”. (Corán, 3:110-112). hamas

“Israel existirá, y continuará existiendo, hasta que el Islam la destruya completamente, así como abolió lo que estaba antes de esta.” [De las palabras del] mártir, Imam Hasan al-Banna’, que la misericordia de Alá esté en él. [2]

“El mundo islámico se está quemando, y todos y cada uno de nosotros debemos verter agua, aunque sea poca, para extinguir lo que él pueda extinguir, sin esperar por otros”. [De las palabras del] Jeque Amjad Al-Zahawi, que la misericordia de Alá esté en él. [3]

En el nombre de Alá el Misericordioso y el Compasivo

Preámbulo

Alabado sea Alá. Buscamos la ayuda de Él, pedimos el perdón de Él, le pedimos guía, y confiamos en Él. Que los rezos y la paz estén con el mensajero de Alá y en su familia y sus compañeros, y para aquéllos que son fieles a él y esparcieron su mensaje y siguen su sunna [la costumbre del Profeta]. Que los rezos y la paz estén por siempre en ellos mientras el cielo y la tierra existan.

hamas1Oh pueblo, de entre grandes problemas y en las profundidades del sufrimiento, y de los latidos de corazones que creen y brazos purificados para el culto, fuera del conocimiento del deber y en respuesta a la orden de Alá – Así vino la llamada [de nuestro movimiento] y la reunión y unificación [de fuerzas], y así vino la educación de acuerdo con el camino de Alá y una resolución jurada para llevar a cabo el papel [del movimiento] en la vida, superando todos los obstáculos y venciendo las dificultades de la jornada. Así llegó también la preparación continua, [junto con] la prontitud para sacrificar la vida de uno y todo lo que es valioso por la causa de Alá.

Luego la semilla tomó forma y [el movimiento] empezó a avanzar hacia adelante a través de este mar tormentoso de deseos y esperanzas, anhelos y aspiraciones, peligros y obstáculos, dolores y desafíos, ambos localmente [en Palestina] y en el exterior.

Cuando la idea maduró, y la semilla creció, y la planta sacó sus raíces en la tierra de la realidad, fuera de las emociones fugaces y del apuro impropio, entonces el Movimiento de Resistencia Islámico [Hamas] [4] se propuso a jugar su papel, marchando hacia adelante por la causa de Alá. [Haciendo esto, Hamas] une fuerzas con todos aquéllos que emprenden el jihad para la liberación de Palestina. [5] Las almas de sus combatientes del jihad se reúnen con las almas de todos esos combatientes del jihad que sacrificaron sus vidas por la tierra de Palestina, desde la época cuando los compañeros del Profeta la conquistaron hasta el presente.

La carta ideológica del Movimiento de Resistencia Islámico (Hamas) revela su faz, presenta su identidad, clarifica su posición, hace clara su aspiración, discute sus esperanzas, y convoca a ayudarla y apoyarla y a unir sus líneas, ya que nuestra lucha con los judíos es muy extensa y muy grave, y requiere de todos los esfuerzos sinceros. Es un paso que debe ser seguido por otros pasos; es una brigada que debe ser reforzada por brigadas sobre brigadas de este inmenso mundo islámico, hasta que los enemigos sean derrotados y la victoria de Alá sea revelada.

Así es cómo nosotros los vemos venir en el horizonte: “Y después de un tiempo tu conocerás sobre esta”. (Corán, 38:88)

“Alá ha escrito: Soy yo y Mis mensajeros quienes ciertamente prevaleceremos. Alá es Fuerte y Poderoso”. (Corán, 58:21)

“Digan: Éste es mi camino. Yo llamo en Alá con certeza, yo y aquéllos que me siguen, y la gloria es para Alá, yo no estoy entre los politeístas”. (Corán, 12:108)

Capítulo Uno: Introducción al movimiento

Premisas ideológicas

Artículo Uno

El Movimiento de Resistencia Islámico: Islam es su camino. Es del Islam que deriva sus ideas, conceptos, y percepciones acerca del universo, la vida, y el hombre, y se refiere al juicio del Islam en todas sus acciones. Es del Islam que este busca dirección para guiar sus pasos.

La relación entre el Movimiento de Resistencia Islámico y la Hermandad Musulmana

Artículo Dos

hamas2El Movimiento de Resistencia Islámico es una de las alas de la Hermandad Musulmana en Palestina. El movimiento de la Hermandad Musulmana es una organización global y es el más grande de los movimientos islámicos en tiempos modernos. Es distinguido por su profunda comprensión y su precisión conceptual y por el hecho de que abarca la totalidad de los conceptos islámicos en todos los aspectos de la vida, en el pensamiento y en el credo, en política y en economía, en la educación y en los asuntos sociales, en materias judiciales y en materias de gobierno, en el predicar y en el enseñar, en el arte y en las comunicaciones, en secreto y en lo abierto, y en todas las otras áreas de la vida.

Estructura y formación

Artículo Tres

El Movimiento de Resistencia Islámico está fundado en musulmanes que le dieron su obediencia a Alá y le sirvieron como Él debe ser servido. “Yo no creé jinns y hombres excepto que ellos deben servirme a mí”. (Corán, 51:56)

[Estos musulmanes] reconocieron su deber hacia ellos mismos, sus familias y su patria, temiéndole a Alá en todo esto. Levantaron la estandarte del jihad ante la faz de los opresores, para consignar la tierra y los creyentes de su suciedad, impureza y maldad. “Nosotros lanzamos la verdad en contra de la falsedad y aplastamos su cabeza, y así, esta desaparece”. (Corán, 21:18)

Artículo Cuatro

El Movimiento de Resistencia Islámico le da la bienvenida a cada musulmán que abraza su credo, adopta su ideología, esta comprometido con su camino, guarda sus secretos y deseos para unir sus líneas en llevar a cabo el deber, y su premio está con Alá.

Continuar leyendo


“Carta desde Arabia Saudita”, Thomas L. Friedman

Koran

Una marcha de un millón de personas contra los yihadistas realizada en el mundo árabe-musulmán, organizada por árabes y musulmanes para árabes y musulmanes, sin que nadie en el Mundo Occidental lo pidiese, no solamente porque lo que ocurrió en París sino, por los numerosos musulmanes que han sido asesinados por los yihadistas en Pakistán, Yemen, Irak, Libia, Nigeria y Siria

  La verdad es que  hay una tremenda ambivalencia con relación al fenómeno yihadista como un todo -mucho más de lo que nos gustaría creer- en el mundo árabe-musulmán, en Europa y en América.  Esta ambivalencia empieza en la comunidad musulmana, donde hay una profunda escisión cuanto a lo que constituye el auténtico islamismo en el día de hoy.  Nos engañamos a nosotros mismos cuando le decimos a los musulmanes lo qué es “el auténtico isla-mismo”.  El Islam no tiene un Vaticano, no tiene una única fuente de autoridad religiosa; hay una gran variedad de corrientes islámicas.  La denominación puritana Wahhabi/Salafi/Yihadista es una de ellas y su apoyo no es signi-ficativo.

La ambivalencia hoy se extiende por toda Europa cuanto a la cuestión de lo qué debería ser exigido de los nuevos inmigrantes musulmanes en lo que respecta adopción de valores. Tendría razón  George Friedman de Stratfor cuando argumenta que los europeos adoptaron el multiculturalismo pre-cisamente porque ellos realmente no querían la integración de sus inmigrantes musulmanes, y que muchos de esos inmigrantes, que fueron para Europa para encontrar fuentes de trabajo, y no una nueva identidad, tampoco querían inte-grarse.  Si esto es cierto, tenemos serios problemas.

La ambivalencia también se da en los lazos que Washington mantiene con Arabia Saudita.  Desde que los yihadistas tomaron el santuario más sagrado en la Meca en 1979, proclamando que los gobernantes de Arabia Saudita no eran suficientemente piadosos, Arabia Saudita ha redoblado su compromiso con el Wahhabi o Islamismo Salafista, la versión más puritana, anti-pluralista y anti-feminista de esa fe.  Este giro combinado  con la utilización de  rendimientos petrolíferos para construir mezquitas inspiradas en el Wahhabi, sitios web y madrasas desparramadas por todo el mundo musulmán, ha volcado toda la comunidad Sunita hacia la derecha.  Vean una foto de mujeres graduadas de la Universidad del Cairo en 1950.  Son pocas las que llevan un velo.  Vean las mujeres de hoy. Son muchas las que los usan. El Islám abierto, discreto y acogedor que definió a Egipto por siglos -rezar cinco veces al día pero diluyéndolo  con una cerveza por la noche- se ha endurecido con este viento Wahhabi de Arabia.

Pero los presidentes de EEUU nunca confrontan Arabia Saudita por esto, debido a nuestra adicción al petróleo.  Como ya lo he dicho,  los adictos nunca le dicen la verdad  a sus proveedores.   El gobierno saudita se opone a los yihadistas.   Sin embargo, lamentablemente,  es muy estrecha la distancia entre el islamismo wahhabi y el yihadismo violento practicado por el Estado Islámico, o ISIS.  Los terroristas franceses nacieron en Francia pero fueron adoctrinados por el pensamiento wahhabi-salafi a través de la web y en mez-quitas locales -no por Voltaire.

Además,  la otra guerra civil dentro del Islám -entre sunitas y chiítas- ha hecho con que muchas obras de caridad,  mezquitas  y  regímenes  de las principales corrientes sunitas  le brinden apoyo a los grupos yihadistas porque estos son feroces guerreros contra los chiítas.  Finalmente -y aquí más ambivalencia- durante 60 años hubo una alianza tácita entre los dictadores árabes y el clero sunita.  Estos regímenes proporcionaron fondos a estos  clérigos  poco ins-pirados que, a su vez, bendijeron a sus poco inspirados dictadores -y ambos sofocaron la posibilidad de surgimiento de un Islám auténtico, inspirado, reformista que pudiese asumir el wahhabismo-salafismo, aunque muchos musulmanes así  lo quisiesen.  Una reforma auténtica necesita un ambiente libre en el mundo árabe-musulmán.

“Los musulmanes  precisan  ‘actualizar su software’, que es programado mayormente por nuestras escuelas, televisión y mezquitas – especialmente por pequeñas mezquitas que negocian con lo que es prohibido”. Es lo que escribió el intelectual  egipcio Mamoun Fandy en Al-Sharq Al-Awsat: “No hay otra op-ción que no sea desmantelar este sistema y reconstruirlo de forma que sea compatible con la cultura y valores humanos.”

Resumiendo, es muy fácil condenar al yihadista  pero será necesario que surjan  múltiples revoluciones – revoluciones  que implican que mucha gente del mundo árabe-musulmán y del mundo occidental abandonen su ambi-valencia y sus  dobles juegos .

Thomas L. Friedman©  Traducción: Julio Biler Fuentes:
http://www.nytimes.com/column/thomas-l-friedman y http://www.mensuarioidentidad.com.uy/ocio/autor/266-mauriciozelienec?start=420

Thomas L. Friedman became the paper’s foreign affairs Op-Ed columnist in 1995. He joined the paper in 1981, after which he served as the Beirut bureau chief in 1982, Jerusalem bureau chief in 1984, and then in Washington as the diplomatic correspondent in 1989, and later the White House correspondent and economic correspondent.
Mr. Friedman was awarded the 1983 Pulitzer Prize for international reporting (from Lebanon) and the 1988 Pulitzer Prize for international reporting (from Israel). He also won the 2002 Pulitzer Prize for commentary.
Mr. Friedman is the author of “From Beirut to Jerusalem,” which won the National Book Award in 1989. He has written several other books, including “Hot, Flat and Crowded,” an international best seller.
Born in Minneapolis, Mr. Friedman received a B.A. degree in Mediterranean studies from Brandeis University in 1975. In 1978 he received a master’s in modern Middle East studies from Oxford. His column appears every Sunday and Wednesday.


¡Alláh Islam!, Tzvi Yejezkeli

Cuatro capítulos realizados en septiembre de 2012 por el prestigioso periodista israelí del Canal 10, Tzvi Yejezkeli, sobre las comunidades árabes musulmanes en Europa. Yejezkeli proviene de una familia de judíos irakíes, es especialista en el mundo árabe y, en la actualidad, es analista para varios medios de comunicación.

Hatzad Hasheni (La Cara de la Verdad) es un proyecto de diplomacia pública fundado por Macabi CLAM en 2010. En la actualidad, el programa trabaja en 18 países, en 26 comunidades, frente a miles de personas de habla española y portuguesa. Hatzad Hasheni les ofrece este importante material periodístico.


“No existe fundamentalismo islámico”, Moshe Sharon

hamasEl “fundamentalismo” es un término proveniente del corazón de la religión cristiana. Significa fe que se obtiene por la palabra de la Biblia. Ser un Cristiano fundamentalista, o seguidor de la Biblia, no significa ir por todos lados asesinando personas. El fundamentalismo islámico no existe tampoco. Es sólo Islam y punto. Más bien la pregunta que nos deberíamos hacer es cómo interpretamos el libro del Corán.

Vemos repentinamente que los más importantes voceros e intérpretes del Islam son políticos de occidente. Ellos conocen mas que todos los oradores de las mezquitas, esos que gesticulan horribles sermones en contra de todo lo que sea judío o cristiano. Los políticos occidentales identifican un Islam bueno y un Islam malo, sabiendo inclusive hallar las diferencias existentes entre ambos. Pero existe un problema, ninguno de estos intérpretes occidentales sabe leer una palabra en árabe.

El árabe es el Idioma del Islam

Como se ve, mucho es lo que se oculta tras el lenguaje de lo políticamente correcto, de hecho se ha perdido la verdad. Por ejemplo, cuando en occidente hablamos sobre el Islam, tratamos de utilizar nuestro idioma y aplicar nuestra terminología. Hablamos del Islam en términos de democracia, fundamentalismo, parlamentarismo y toda clase de términos tomados directamente de nuestro léxico. Mi profesor, uno de los principales orientalistas en el mundo, dice que hacer esto equivale a un reportero tratando de escribir una nota sobre un partido de críquet usando términos del béisbol. No se puede utilizar para una cultura o civilización el lenguaje de otra. Para el Islam, usted tiene que utilizar el idioma del Islam.

Principios del Islam

Permítaseme explicar los principios que rigen la religión del Islam. Por supuesto, todo musulmán reconoce el hecho de que hay sólo un Dios.

Pero esto no es suficiente. Un musulmán reconoce no solo el hecho de que hay un Dios, sino que Mahoma es su profeta. Sin estos fundamentos de la religión, no se es musulmán.

Pero por sobretodo, el Islam es una civilización. Es una religión que primero y antes que nada establece un sistema legal exclusivo que sumerge individuos, sociedad y pueblos con reglas de conducta. Si usted es musulmán entonces debe comportarse según las reglas del Islam, las cuales son establecidas en el libro del Corán y difieren notablemente de las enseñanzas contenidas en la Biblia.

La Biblia

Expliquemos las diferencias.

Desde el punto de vista de los eruditos y estudiosos, la Biblia relata el nacimiento del espíritu de una nación en un largo período de tiempo. Pero más importante aun, la Biblia conduce a la salvación, y lo hace de dos maneras.

El judaísmo conduce a la salvación nacional — no solamente la nación queriendo tener un estado, sino una nación deseosa de servir a Dios. Esta es la idea que se encuentra detrás del relato bíblico hebreo.

El Nuevo testamento que se nutre de la Biblia Hebrea lleva igualmente a la salvación, pero personal. Luego, tenemos dos clasificaciones de salvación, las cuales con frecuencia se unen o yuxtaponen.

La palabra clave es salvación y esto significa que todo individuo es guardado por Dios Mismo quien lo guía a la salvación por medio de Su palabra. Es la idea contenida en la Biblia, ya sea que nos refiramos al Antiguo o Nuevo Testamento. Todas las leyes en el texto bíblico, hasta las más pequeñas, apuntan en realidad hacia este hecho de la salvación.

Otro punto sobresaliente de la Biblia es la idea de que el hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios. Esto intuye que usted no anda por ahí destruyendo la imagen Divina. Por supuesto, muchas personas toman las reglas de la Biblia para cambiarlas por completo. La historia es testigo de las masacres hechas en el nombre de Dios y de Jesús. No obstante, tanto el Judaísmo como la religión Cristiana hablan de honrar la imagen de Dios y sobre la esperanza de salvación, siendo éstos sus dos fundamentos básicos.

Continuar leyendo