Archivo de la etiqueta: Música clásica

“Tosca” de Giacomo Puccini

Tosca1Tosca de Giacomo Puccini es la ópera donde más cruelmente las ilusiones son destrozadas por la realidad, engaños, deseos y traiciones se mezclan en una Roma oscura entre las emociones y anhelos de los tres protagonistas Floria, Mario y Scarpia, destinados irremediablemente a un final trágico.

La unidad de tiempo y espacio es esencial en la dramaturgia de Tosca, la acción se desarrolla en unas pocas horas, de la mañana del 17 al amanecer del 18 de junio de 1800, desde el “Angelus” que entona el Sacristán a la “ora quarta” de la cita de los amantes, además los tres lugares de la acción están a poca distancia en la ciudad de Roma.

A primera vista Tosca puede parecer una ópera claramente verista, llena de momentos dramáticos, crueles, que no se esconden nunca al espectador, el asesinato, el suicidio o la tortura se entrelazan en escena creando una tensión áspera y realista.

Personalmente pienso que muchos aspectos la diferencian, por ejemplo, de los dos paradigmas del verismo “I Pagliacci” de Leoncavallo y “Cavalleria Rusticana” de Mascagni. Creo que estamos ante la ópera más verdiana de Puccini con diferencia, Tosca nos habla del poder, de la opresión del fuerte frente a la libertad, como frecuentemente en Verdi los acontecimientos históricos forman parte indisoluble del drama.

Vamos con su génesis, en 1882 empezó una colaboración estrecha entre la actriz Sarah Bernhardt y Victorien Sardou, que escribió Fedora pensando en la divina, en 1884 fue el personaje de Theodora y el 24 de noviembre de 1887 creó la Tosca estrenada en París, en el Théâtre de la Porte de Saint-Martin.

Continuar leyendo


“Funeral March for a Marionette”, Charles Gounod–Eric Fonseca

Intérpretes: Arthur Fiedler & The Boston Pops Orchestra


“Los grandes compositores y las Sagradas Escrituras”, Jorge de Hegedüs

nabucodonosor

Las fuentes de inspiración de los compositores es sumamente variada: hechos históricos, situaciones de la vida cotidiana, el folclore nacional, leyendas, acontecimientos políticos, y también la propia situación emocional del compositor. A esto hay que agregar el aspecto religioso. Muchos han sido los compositores que han tomado como piedra de toque asuntos espirituales, especialmente los emanados desde las Sagradas Escrituras, la Biblia.

En ese sentido podemos hacer una división, es decir, separar aquellos que desde una postura teocrática fueron directamente los propios escritores de este registro inspirado, y luego los que no tuvieron directamente este cometido, pero utilizaron a esas mismas fuentes como fundamento para sus respectivas creaciones.

Los escritores y compositores musicales de las Sagradas Escrituras

Sin duda alguna aquí se destaca el Rey David, el segundo de los reyes que tuvo la nación israelita, puesto que fue sucesor de Saúl. ¿Cuáles eran las características de este David? Era una personalidad polifacética. Se inició desde su niñez como pastor. Pero luego se transformó en un gran guerrero al servicio de Saúl  −recordemos que debutó en este campo siendo apenas un adolescente, matando de un hondazo a un filisteo gigantesco de nombre Goliat, el cual había desafiado a todo el ejército israelita −.

Pero David también fue poeta y músico. Esto se constata en que fue compuso por lo menos 73 del total de los 150 Salmos que contienen las Sagradas Escrituras, todos ellos musicalizados por él mismo. Este gran rey israelita, −el cual ocupó su reinado desde 1077 hasta 1038 antes de nuestra era − fue arpista y también diseñador de instrumentos musicales, como se detalla en el 2do. Libro de las Crónicas 7:6; 29:26,27, y también en Amos 6:5. ¿Qué fue lo que expresaba David en estas creaciones inspiradas? Su amor hacia el Creador, admiración, alabanzas hacia él, sus experiencias como pastor, aunque también los sentimientos de culpa por los pecados graves que llegó a cometer.

Pero el Rey David no estuvo solo en este campo. Tuvo a un contemporáneo de nombre Asaf, el cual perteneció a la tribu de Leví, es decir, de aquella tribu que estaba encargada en cuidar del Tabernáculo de la Santa Alianza mientras estaban acampados en el desierto. Seguramente por el hecho de que este personaje tendría buena voz, los propios levitas lo nombraron como cantante principal, cimbalista y también arpista. Junto a otros, Asaf sirvió delante del Tabernáculo dirigiendo siempre el canto y la música. Se le atribuye la creación musicalizada del Salmo 50 y del 73 al 78, mientras que el 79 y 80 fueron creados por sus propios hijos, los cuales también fueron músicos. Desgraciadamente todas estas composiciones no fueron pasadas al pentagrama, sistema que apareció con mucha posterioridad, y por lo tanto no conocemos más detalles en cómo se musicalizaron dichos Salmos.

Los que compusieron basados en las Sagradas Escrituras: Juan Sebastián Bach, Georg Friederich Haendel y Franz Schubert

Continuar leyendo


“Magníficat” (Lc 1, 46-55)

800px-Church_of_the_Visitation_IMG_0644

46Proclama mi alma la grandeza del Señor,
47se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador;
48porque ha mirado la humillación de su esclava.

Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,
49porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí:
su nombre es santo,
50y su misericordia llega a sus fieles
de generación en generación.

51Él hace proezas con su brazo:
dispersa a los soberbios de corazón,
52derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes,
53a los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.

54Auxilia a Israel, su siervo,
acordándose de la misericordia
55-como lo había prometido a nuestros padres-
en favor de Abrahán y su descendencia por siempre.

Concerto dell’Orchestra e Coro di Villa Contarini
Direzione Roy Goodman
Master di Musica Antica dei Conservatori del Veneto 2010

http://fba.unlp.edu.ar/practicacoralciclobasico/wp-content/uploads/2013/04/Vivaldi-magnificat-score1.pdf


“Bacchus et Ariane”, Albert Roussel


“Oda a la Alegría”, Friedrich Schiller-Ludwig van Beethoven


“Voces de primavera”, Johann Srauss

Artista: Orchestre Philharmonique De Berlin, Herbert Von Karajan


“Karuna”, Faun


“Pablo Casals interpreta a Johann Sebastian Bach – Suite nº 1 para Cello – 1ª parte”.


“Peer Gynt-Suite – La mañana de Edvard Grieg”

 

Peer Gynt es un drama del escritor Noruego Henrik Ibsen. Fue escrito en 1867, e interpretado por primera vez en Oslo (entonces llamada Christiania) el 24 de febrero de 1876, con música incidental del compositor noruego Edvard Grieg.

GUIA DE AUDICIÓN: La Mañana  (4’00’’)

Interpreta: Orquesta Filarmónica de Berlín.

Dirige: Herbert Von Karajan

Ø   00:00  La exposición del primer motivo está confiado a la flauta, que lo toca en piano con acompañamiento del resto de los instrumentos. Es una melodía simple y dulce con pequeños ornamentos

Ø   00:12  Esta melodía es ahora contestada por el oboe de forma idéntica. A partir de este momento, flauta y oboe dialogan continuamente.

Ø   00:52  Tras un pequeño crescendo, se inicia una gran actividad en la cuerda, siempre con el mismo diseño melódico y en la misma tonalidad.

Ø   01:14  Un gran crescendo de toda la orquesta sugiere la salida del sol. Los violonchelos realizan una sutil melodía, que sobresale por encima de los arpegios desplegados por el resto de las cuerdas. Toda la fuerza expresiva y evocadora proviene de repetidos cambios de dinámica (forte-piano) y modulaciones.

Ø   02:02  La calma se recupera con la melodía interpretada ahora por las trompas. Flautas y clarinetes acompañan en arpegios, mientras la cuerda lo hace en pizzicatos.

Ø   02;17  Recogen el tema los oboes y fagotes, manteniéndose los mismos acompañamientos. Tras un diminuendo, la orquesta calla y las trompas anuncian el retorno del tema.

Ø   02:38  Los primeros violines recuperan el tema en un tempo más tranquilo y con una breve respuesta del clarinete.

Ø   02:51  Las flautas realizan breves trinos como pequeñas llamadas. Es contestada por un breve motivo del clarinete, mientras las trompas tocan reiteradamente un motivo que recuerda al tema principal. La cuerda desarrolla un sutil movimiento cromático de gran fuerza expresiva..

Ø   03:20  Después de un compás de silencio de toda la orquesta, que crea una atmósfera de suspenso, trompas, violonchelos y contrabajos sugieren la cadencia.

Ø   03:28  Con un tempo más reposado, la flauta realiza la primera mitad del tema; contesta el fagot de modo simétrico. Tres compases con el acorde de mi mayor van desvaneciendo la música hasta el silencio.

Rafael Vera Cívico©