Archivo de la etiqueta: Oriente Medio

“Carta desde Arabia Saudita”, Thomas L. Friedman

Koran

Una marcha de un millón de personas contra los yihadistas realizada en el mundo árabe-musulmán, organizada por árabes y musulmanes para árabes y musulmanes, sin que nadie en el Mundo Occidental lo pidiese, no solamente porque lo que ocurrió en París sino, por los numerosos musulmanes que han sido asesinados por los yihadistas en Pakistán, Yemen, Irak, Libia, Nigeria y Siria

  La verdad es que  hay una tremenda ambivalencia con relación al fenómeno yihadista como un todo -mucho más de lo que nos gustaría creer- en el mundo árabe-musulmán, en Europa y en América.  Esta ambivalencia empieza en la comunidad musulmana, donde hay una profunda escisión cuanto a lo que constituye el auténtico islamismo en el día de hoy.  Nos engañamos a nosotros mismos cuando le decimos a los musulmanes lo qué es “el auténtico isla-mismo”.  El Islam no tiene un Vaticano, no tiene una única fuente de autoridad religiosa; hay una gran variedad de corrientes islámicas.  La denominación puritana Wahhabi/Salafi/Yihadista es una de ellas y su apoyo no es signi-ficativo.

La ambivalencia hoy se extiende por toda Europa cuanto a la cuestión de lo qué debería ser exigido de los nuevos inmigrantes musulmanes en lo que respecta adopción de valores. Tendría razón  George Friedman de Stratfor cuando argumenta que los europeos adoptaron el multiculturalismo pre-cisamente porque ellos realmente no querían la integración de sus inmigrantes musulmanes, y que muchos de esos inmigrantes, que fueron para Europa para encontrar fuentes de trabajo, y no una nueva identidad, tampoco querían inte-grarse.  Si esto es cierto, tenemos serios problemas.

La ambivalencia también se da en los lazos que Washington mantiene con Arabia Saudita.  Desde que los yihadistas tomaron el santuario más sagrado en la Meca en 1979, proclamando que los gobernantes de Arabia Saudita no eran suficientemente piadosos, Arabia Saudita ha redoblado su compromiso con el Wahhabi o Islamismo Salafista, la versión más puritana, anti-pluralista y anti-feminista de esa fe.  Este giro combinado  con la utilización de  rendimientos petrolíferos para construir mezquitas inspiradas en el Wahhabi, sitios web y madrasas desparramadas por todo el mundo musulmán, ha volcado toda la comunidad Sunita hacia la derecha.  Vean una foto de mujeres graduadas de la Universidad del Cairo en 1950.  Son pocas las que llevan un velo.  Vean las mujeres de hoy. Son muchas las que los usan. El Islám abierto, discreto y acogedor que definió a Egipto por siglos -rezar cinco veces al día pero diluyéndolo  con una cerveza por la noche- se ha endurecido con este viento Wahhabi de Arabia.

Pero los presidentes de EEUU nunca confrontan Arabia Saudita por esto, debido a nuestra adicción al petróleo.  Como ya lo he dicho,  los adictos nunca le dicen la verdad  a sus proveedores.   El gobierno saudita se opone a los yihadistas.   Sin embargo, lamentablemente,  es muy estrecha la distancia entre el islamismo wahhabi y el yihadismo violento practicado por el Estado Islámico, o ISIS.  Los terroristas franceses nacieron en Francia pero fueron adoctrinados por el pensamiento wahhabi-salafi a través de la web y en mez-quitas locales -no por Voltaire.

Además,  la otra guerra civil dentro del Islám -entre sunitas y chiítas- ha hecho con que muchas obras de caridad,  mezquitas  y  regímenes  de las principales corrientes sunitas  le brinden apoyo a los grupos yihadistas porque estos son feroces guerreros contra los chiítas.  Finalmente -y aquí más ambivalencia- durante 60 años hubo una alianza tácita entre los dictadores árabes y el clero sunita.  Estos regímenes proporcionaron fondos a estos  clérigos  poco ins-pirados que, a su vez, bendijeron a sus poco inspirados dictadores -y ambos sofocaron la posibilidad de surgimiento de un Islám auténtico, inspirado, reformista que pudiese asumir el wahhabismo-salafismo, aunque muchos musulmanes así  lo quisiesen.  Una reforma auténtica necesita un ambiente libre en el mundo árabe-musulmán.

“Los musulmanes  precisan  ‘actualizar su software’, que es programado mayormente por nuestras escuelas, televisión y mezquitas – especialmente por pequeñas mezquitas que negocian con lo que es prohibido”. Es lo que escribió el intelectual  egipcio Mamoun Fandy en Al-Sharq Al-Awsat: “No hay otra op-ción que no sea desmantelar este sistema y reconstruirlo de forma que sea compatible con la cultura y valores humanos.”

Resumiendo, es muy fácil condenar al yihadista  pero será necesario que surjan  múltiples revoluciones – revoluciones  que implican que mucha gente del mundo árabe-musulmán y del mundo occidental abandonen su ambi-valencia y sus  dobles juegos .

Thomas L. Friedman©  Traducción: Julio Biler Fuentes:
http://www.nytimes.com/column/thomas-l-friedman y http://www.mensuarioidentidad.com.uy/ocio/autor/266-mauriciozelienec?start=420

Thomas L. Friedman became the paper’s foreign affairs Op-Ed columnist in 1995. He joined the paper in 1981, after which he served as the Beirut bureau chief in 1982, Jerusalem bureau chief in 1984, and then in Washington as the diplomatic correspondent in 1989, and later the White House correspondent and economic correspondent.
Mr. Friedman was awarded the 1983 Pulitzer Prize for international reporting (from Lebanon) and the 1988 Pulitzer Prize for international reporting (from Israel). He also won the 2002 Pulitzer Prize for commentary.
Mr. Friedman is the author of “From Beirut to Jerusalem,” which won the National Book Award in 1989. He has written several other books, including “Hot, Flat and Crowded,” an international best seller.
Born in Minneapolis, Mr. Friedman received a B.A. degree in Mediterranean studies from Brandeis University in 1975. In 1978 he received a master’s in modern Middle East studies from Oxford. His column appears every Sunday and Wednesday.


La “ocupación”, más extraña de la historia, David Mandel

La “ocupación” israelí de Palestina tiene características únicas que justifican considerarla la más extraña “ocupación” en la historia del mundo:

*· Es el único caso donde el país “ocupado” tiene representaciones diplomáticas en más de 100 países.

*· Es el único caso donde el país “ocupado” es reconocido como “Estado Observador” por las Naciones Unidas.

*· Es el único caso donde el Presidente del país “ocupado” es recibido con ovaciones de pie en las Naciones Unidas.

·* Es el único caso de país “ocupado” que se gobierna a si mismo. En la Cisjordania tiene Presidente y Parlamento, y en Gaza gobierna la organización Hamás.

*·Es el único caso donde el país “ocupado” tiene su propia fuerza policial (en Cisjordania y Gaza) y su propio ejército (en Gaza).

*·Es el único caso donde el país “ocupado” recibe visitas oficiales de dignatarios extranjeros, como por ejemplo la del Secretario de Estado Kerry a la Cisjordania y la del Emir de Qatar a Gaza.

*·Es el único caso de país “ocupado” que prohíbe la entrada a ciudadanos del país “ocupante”. (“Palestina” no permite el ingreso de periodistas judíos, sean israelíes o de otras nacionalidades).

·* Es el único caso de país “ocupado” que honra públicamente a asesinos de civiles, hombres, mujeres, niños, del país “ocupante” dando sus nombres a plazas y calles.

·* Es el único caso de país “ocupado” donde los medios de comunicación, las mezquitas y las escuelas demonizan al país “ocupante” sin temor de represalias.

·* Es el único caso de país “ocupado” donde se da la pena de muerte a quienes colaboran con el país “ocupante” o venden tierras a ciudadanos del país “ocupante”.

*·Es el único caso de país “ocupado” que maneja su propio presupuesto y recibe donaciones de cientos de millones de dólares de países y organizaciones extranjeras.

·* Es el único caso de país “ocupado” que está más interesado en la destrucción y aniquilación del país “ocupante” que en su propia independencia.

·* Es el único caso de país “ocupado” donde el país “ocupante” insiste en querer negociar una solución al conflicto que sea satisfactoria para ambos lados, mientras que el país “ocupado” se niega a negociar.

·* Es el único caso de país “ocupado” que obsesiona al mundo, al cual le es indiferente las ocupaciones de las Islas Malvinas y de Gibraltar por parte de Gran Bretaña, de Chechenia por parte de Rusia, del Tibet por parte de China, la de Sahara Occidental por Marruecos, la del norte de Chipre por Turquía, la de Sud Ossetia por Georgia.

David Mandel© http://www.mandeldavid.com/


“Vestiduras”, Yibrán Jalil Yibrán

vestuariosUn día la Belleza y la Fealdad se encontraron a orillas del mar. Y se dijeron: “Bañémonos en el mar”.
Se desnudaron entonces, y nadaron en el agua. Luego Fealdad volvió a la playa y se puso las ropas de Belleza, y se marchó.
También Belleza salió del mar: al no encontrar su ropa, como era demasiado tímida para estar desnuda se puso la ropa de Fealdad, y siguió su camino.
Y hasta el día de hoy hombres y mujeres confunden a una con otra.
Pero hay algunos que contemplan el rostro de la Belleza y saben que no lleva sus ropas. Y otros que conocen el rostro de la Fealdad, y sus ropas no les engañan.

Yibrán Jalil Yibrán©


“Tres monos sabios y yo”, Roberto Sánchez

Continuando con lo prometido, aquí la segunda entrega de aquel editorial publicado en “Israel Latina”. Corría el mes de Agosto del 2006 y la proximidad del fin de la guerra. Cualquier coincidencia con la actualidad, es la realidad.

 

Tres monos sabios y yo

Uno calla, otro prefiere no ver y el tercero no quiere escuchar, y yo solo, en el escenario, intérprete de un monólogo forzado, por que ellos no quieren protagonizar un diálogo, han elegido la crítica destructiva. Pero hay una luz de esperanza, eres tú lector.

Los Goebels de hoy se llaman “formadores de opinión”, ejercitan la demagogia ante masas a las que han venido desinformando desde hace tiempo so pretexto de privilegiar el consumismo, el individualismo, el desinterés por el compromiso con sus pares y el medio ambiente que, aunque lo ignoren, deben compartir.

No son tiempos de grandes lecturas ni de grandes pensadores, y ni hablar de grandes dirigentes. Igual que comida de fast food, la educación y la información llegan casi digeridas y el olor a podrido se oculta en atractivos envoltorios. El acelerador constantemente presionado, no permite a los hombres detenerse a mirar el mundo que les rodea, pensarlo, repensarlo.

En frente de Occidente, el atraso provocado, fomentado desde unos pocos amos que ostentan el poder traspasado generación tras generación, sumergen a millones de seres humanos miles de años en la historia. Analfabetizan en el culto al odio. La vida no es un valor en sí, y todos estos padecimientos no son atribuibles al “imperialismo”. Ni las luchas intestinas son revolucionarias, ni “liberación o dependencia” movilizan las ideas.

Es la barbarie de las civilizaciones.

La única democracia en oriente medio es insultada de fascista.

Nuestro ejército de defensa, son nuestros hijos, son los padres de familia convocados como reservistas los que caen en el frente de batalla. Ellos, las mujeres y los hombres de nuestro pueblo, nuestro ejército de defensa, son descriptos dantescamente como una gran máquina de destrucción que pisotea inocentes, indefensos, desprotegidos.

Aquí en el norte de Israel, las ciudades atacadas por las katiushas disparadas por la banda criminal de Hezboláh, ASESINAN A CIVILES. Y no morimos más, porque durante estos últimos seis años que desde el otro lado de la frontera se construían túneles y bunkers, se aprovisionaban de miles de misiles y se adueñaban del sur del Líbano ante la inoperancia de los observadores de la ONU, nosotros construíamos nuestras casas con refugios, hasta el hospital, para protegernos del ataque que un día lanzarían contra nuestras poblaciones. Sepa el mundo, quiera saber: Hezboláh asesina civiles israelíes y también libaneses.

Los tres monos sabios están abocados a redactar su historia para la historia después de esta guerra iniciada 58 años atrás.

Pero hay una luz de esperanza, eres tú lector.

Roberto Sánchez©


"Siguen cayendo piedras sobre Israel. Indefensos niños arrojan piedras frente al poderoso ejército judío", Roberto Sánchez

Allá por Julio del año 2006, escribí el siguiente editorial en “Israel Latina”. El tiempo pasa, pero la historia en Oriente Medio parece detenida, y la memoria del mundo aún no encuentra cura para su mal de Alzheimer. Desde mi compromiso por la paz, quiero volcar en tres entregas aquellas reflexiones, que creo no han perdido vigencia al observar por televisión los acontecimientos que en estos días se suceden.

 

"Siguen cayendo piedras sobre Israel. Indefensos niños arrojan piedras frente al poderoso ejército judío".

Hoy en estos días a tan solo diez kilómetros de la frontera norte, aquí en Naharia, la ciudad que elegimos para continuar nuestras vidas, construir un futuro para nuestros hijos, vislumbrar una esperanza, nosotros, la población civil seguimos soportando el ataque con katiushas desde el sur del Líbano, zona liberada para el accionar de la banda terrorista criminal de Hizbolá, por la incapacidad y desinterés del gobierno libanés y la anuencia de las tropas de la ONU., que desde el retiro del ejercito israelí en el año 2000, no detuvieron su crecimiento territorial, político y bélico.

Los niños han crecido y para la imbecilidad humana siguen arrojando piedras.

Hoy los niños de Hamás cavan túneles desde la Franja de Gaza hacia nuestra tierra para secuestrar al soldado Gilad Shalit y asesinar otros, y ya como rehén, querer ponernos condiciones, para que liberemos más asesinos a cambio de su vida, típica actitud de delincuentes.

Hoy los niños de Hizbolá ingresan a nuestra tierra para tomar dos nuevos rehenes Ehud Goldvaser y Eldad Reguev y asesinar más soldados.

Hoy, el criminal Hassan Nasrallah, puede darse el privilegio de dar una conferencia de prensa ante una sala colmada, difundir al mundo en directo por televisión que tiene dos soldados israelíes secuestrados en un “lugar lejos y seguro”, y la imbecilidad humana, se mantiene callada, mira al costado.

¿Será vergüenza, será complicidad, serán responsables?

Roberto Sánchez©