Archivo de la etiqueta: San Marcos

:«Los judíos tuvieron poco que ver con la muerte de Jesús», Antonio Piñero

  Nazareth

Antonio Piñero (Chipiona, 1941) es uno de los mayores expertos en la figura de Jesús de Nazaret y el Nuevo Testamento a nivel mundial en su aspecto estrictamente histórico. Este catedrático emérito de filología griega de la Universidad Complutense de Madrid, que cuenta en su trayectoria más de una veintena de libros sobre el Israel del siglo I. Su obra «Aproximación al Jesús histórico» (Editorial Trotta). Una respuesta técnica, sencilla, clara y ordenada a los que se siguen preguntando si existió un carpintero del siglo I llamado Jesús de Nazaret.

 

¿Cómo se puede definir a Jesús de Nazaret y su vida desde un punto de vista estrictamente histórico?

Jesús es un artesano de la clase media-baja de Galilea, maestro de la ley, exorcista, sanador, proclamador de la venida del Reino de Dios, profeta y, al final de su vida, probablemente él mismo se proclamó Mesías. Fue un maestro de la ley fracasado porque no consiguió convencer de su mensaje a sus contemporáneos, ni en Galilea ni en Jerusalén.

¿En qué se desvió de las doctrinas judías de la época?

No quería romper con el Judaísmo. Se desvía como lo hicieron los antiguos profetas de la sociedad de la época, porque Jesús era un elemento supercrítico con su sociedad. Pero no se desvía ni en lo religioso ni siquiera en lo político del pueblo judío, que aspiraba a que los romanos fueran derrotados por las legiones de ángeles encabezadas por Dios. Ellos sabían que estaban en inferioridad militar, pero esperaban que, si alguien iniciaba la lucha contra los romanos, Dios les apoyaría.

¿Era un nuevo Moisés?

Hasta cierto punto sí, pero algo más pequeño. La idea de Jesús como un nuevo Moisés es algo que luego predican los evangelistas. Y, puestos a hablar del Antiguo Testamento, yo trazaría un paralelismo con la figura del juez bíblico Gedeón, el cual significa «Guerrero poderoso», que encabezó una lucha armada contra amalecitas y madianitas con la ayuda de Dios. El Reino de Dios que debe traer el Mesías es el final de la opresión romana. Jesús estaba convencido de que este Reino de Dios no iba a venir por manos humanas, sino por la intervención divina.

También hay quien ha querido ver la importancia de la influencia clásica en la doctrina de Jesucristo. ¿Conocía el griego o estuvo expuesto a la cultura helenística?

Los propios judíos llamaban Galilea de los gentiles porque estaba llena de griegos. Él no era inmune a esta influencia, aunque su formación era profundamente judía. Como artesano de la madera que era, capaz de construir casas y no solamente muebles, es muy probable que aprendiera griego para expandir su negocio. En el Evangelio de San Juan, se insinúa dos ocasiones que Jesús sabía griego. Lo cual no significa que estuviera influenciado en su concepto religioso por la mentalidad helenística. Su religión era completamente judía, sin influencias externas.

Continuar leyendo