Archivo de la etiqueta: Secretos oscuros antología

Tu mejor obsequio, para el Día de los Enamorados

COMPRAR OFERTA DIA DE LOS ENAMORADOS

  • «Fractales de Plenilunio», poemario de Margalit Sagray-Schallam.
  • «La última historia de amor», nouvelle de Andrea Bauab.
  • «Secretos Oscuros», antología de cuentos de diez autores: Joaquín López Toscano, Maryluz Rivera Sierra, Pablo Feldman, Yamila Carini, Sebastián Duque Mesa, Lucía Wasserman Algranti, Sabina Duque Aristizabal, Eduardo Duschkin, Jennifer Feldman y Nelson Gilboa.

COMPRAR OFERTA DIA DE LOS ENAMORADOS


«del autor al lector», La Torre de Babel Ediciones®

Delautorallector

Amigos lectores en Israel, la vida es como un círculo, que se retroalimenta permanentemente. El escritor plasma sobre unas hojas de papel una idea, un sueño,  vivencias, nostalgias, etc. Vuelca su imaginación y por sobre todo su trabajo.

Un día llega a mí su obra, es buena, tiene valor, me comprometo a convertirla en libro y una vez editada, a buscar los canales para que llegue a ustedes.

Somos la única editorial israelí en lengua castellana y aquí en nuestra tierra dos librerías abrieron sus puertas, para acoger a nuestros autores. Desde nuestro inicio nos propusimos ganar un espacio dentro del acervo cultural israelí, porque somos parte de esta riqueza multicultural que es Israel. Por ello, permite que el círculo siga girando e incrementándose con nuevos libros.

Les invitamos a visitar:
Librairie Vice-Versa en la calle Shimon Ben Shatah 1 en Jerusalén
y Librairie du Foyer en Kikar Masaryk 14 de Tel Aviv

Librairie Vice-VersaLibrairie du Foyer


“La Torá de Komlós”, István Gábor Benedek

PromoLaTorá600

István Gábor BENEDEK

La Torá de Komlós

Traducción de Víctor Medina y Joaquín Sánchez

                 La historia de los años 50 que voy a narrar no se puede escribir con pluma ligera.

En la sinagoga de Tótkomlós un grupo de hombres abatidos y tristes está de pie. Inaugurada cuando Hungría celebraba el milenio de su reino, siempre fue muy venerada. Durante los años de la guerra y en tiempos de encontradas luchas políticas que siguieron, sufrió heridas incurables. El techo deja pasar el agua de la lluvia. Las paredes con humedad por el agua del subsuelo, están despojadas del estucado y de la cal que las cubría. Los marcos podridos de las ventanas tienen los vidrios rotos. El amud, la mesa de lectura de la Torá, que fue saqueado y quemado, de alguna manera ha sido reemplazado y cubierto con un manto de terciopelo, pero no se pudieron recuperar el ornamentado anterior, ni el podio rodeado de un apoyabrazos. Además todos los bancos han desaparecido para siempre, han sido remplazados con unas cuantas sillas que esperan a los judíos, que entran caminando sobre un suelo duro apisonado, porque en el 44 también el piso fue arrasado.

Pero hoy la situación es de pérdida extrema, el Arca está abierta y vacía, el único rollo santo de la comunidad, que durante el incendio mundial fue escondido por manos benditas y que hasta hace poco era leído en la sección semanal correspondiente, cada lunes, jueves y Shabat o días festivos, ahora está acostado, muerto sobre el amud, irreparable, insalvable. Ha sido destruido, sus heridas son mortales, no hay nada que hacer. Se tiene que decir la última palabra, hay que despedirse de la Torá. Hombres emocionados entonan sobre ella un kadish...


Sobre el autor:

István Gábor Benedek nació en 1937 en Tótkomlós, en el sureste de Hungría. En ese momento tenía una comunidad judía grande y trivial. Sin embargo, pronto Hungría entró en la guerra del lado de Alemania. Primero su padre fue llevado a trabajos forzados, luego el resto de la familia a un campamento en Bergen-Belsen.

En 1957 ingresó en el Seminario Rabínico Nacional en Budapest. Al mismo tiempo comenzó a escribir. Al sentir que esa era su verdadera vocación, ingresó al periodismo, donde logró un éxito profesional considerable, convirtiéndose en editor de economía de los principales diarios, Magyar Hírlap, Népszabadság, Magyarország  y luego se convirtió en editor jefe de la revista semanal Bank és Tozsde. En 1997 fundó el periódico Remény,  publicación que trata de la vida social y cultural de los judíos húngaros.

Durante su carrera periodística, también escribió cuentos, novelas, películas y obras para radio. Su primera historia «El invitado» apareció en 1986. En 1994 «La Torá de Komlós», seguida de «Brooklyn» en 1996 y «The Burned Photograph» en 1997.  La Torá de Komlós  tuvo cuatro ediciones en Hungría y se publicó en Eslovaquia y Alemania, la edición en inglés lleva el título «The Torah Scroll of Tótkomlós». La Universidad de Harvard ha seleccionado la historia del título para su antología «Escritura judía en el mundo contemporáneo», que se publicó en 2003. Otros títulos «La Tercera Guerra» 2005, «David»  2005 «Magia» 2007 ,«Artúr» 2010, «The Bergen Waltz» 2011. «Miskolc, Jewish Street’46» 2012,  «¿Quién se ocupará de las personas?»2013 y en 2014 la novela «Arena dorada». Miklós Jancsó compró los derechos de la película La Torá de Komlós y el director René Gainville al cuento El Mesías.

Benedek ha sido galardonado con el Golden Pen. Es ciudadano honorífico de su ciudad natal, Tótkomlós. También de la ciudad de Gerasdorf, en Viena, donde además una calle lleva el nombre de su madre Rózsa Braun donde fuera deportado junto con su familia antes de Bergen Belsen en 1944. Recibió el premio estadounidense «Mensch for all seasons», en el año 2016. El presidente de Hungría le adjudicó la Orden del Mérito de Hungría Cruz de Caballero en el año 2017.

LaTora3Dx256DATOS DEL LIBRO
Título: «La Torá de Komlós»
Autor: István Gábor Benedek
Género: Novela
Nº de páginas: 194 págs.
Encuadernación:
Tapa blanda con solapas.
Interior: Blanco y negro.
Papel 100% ecológico.
Tamaño: 150 x 210 mms.
Peso: 268,14 grs.
Lengua: Castellano
ISBN: 978-965-7751-01-5
Precio: En España 18 €
                En Israel ₪ 75PaypalCertificado
El precio incluye gastos de envío.


Lanzamiento en español de “La Torá de Komlós”, István Gábor Benedek (BIG)

Promoción La Torá de Kómlos

La Torre de Babel Ediciones® se honra en publicar, por primera vez en castellano, la obra maestra del escritor húngaro István Gábor Benedek.

    La historia de los años 50 que voy a narrar no se puede escribir con pluma ligera.
    En la sinagoga de Tótkomlós un grupo de hombres abatidos y desconsolados está de pie. Inaugurada cuando Hungría celebraba el milenio de su reino, siempre fue muy venerada. Durante los años de la guerra y en tiempos de enconadas luchas políticas que siguieron, sufrió heridas incurables. El techo deja pasar el agua de la lluvia. Las paredes con humedad por el agua del subsuelo están despojadas del estucado y de la cal que las cubría. Los marcos podridos de las ventanas tienen los vidrios rotos. El amud, la mesa de lectura de la Torá, que fue saqueado y quemado, de alguna manera ha sido reemplazado y cubierto con un manto de terciopelo, pero no se pudieron recuperar el ornamentado anterior, ni el podio rodeado de un apoyabrazos. Además, todos los bancos han desaparecido para siempre, han sido remplazados por unas cuantas sillas que esperan a los judíos, que entran caminando sobre un suelo duro apisonado, porque en el 44 también el piso fue arrasado.
     Pero hoy la situación es de pérdida extrema, el Arca está abierta y vacía, el único rollo santo de la comunidad, que durante el incendio mundial fue escondido por manos benditas y que hasta hace poco era leído en la sección semanal correspondiente, cada lunes, jueves y Shabat o días festivos, ahora está acostado, exánime sobre el amud, irreparable, insalvable. Ha sido destruido, sus heridas son mortales, no hay nada que hacer. Se tiene que decir la última palabra, hay que despedirse de la Torá.
     Hombres acongojados entonan sobre ella un kadish…

Anticípese reservando su ejemplar

 Compra anticipada de La Torá de Kómlos

 

Ahora ya no se trata solo de un sector reducido, o de la destrucción de un templo judío, sino lo que llama la atención sobre el exterminio más horrible del género humano. Este libro no habla sobre el holocausto, sino en primer lugar sobre la población judía aldeana de Hungría cuyo recuerdo apenas existe hoy. El lector no encontrará narraciones sombrías. Sobre estas historias se puede llorar, se puede reír.

B.I.G. (como se acostumbra a llamar a István Gabor Benedek) salva del mundo aldeano judío-húngaro, ya convertido en el mundo del más allá, algunos recuerdos, una instantánea, que será objeto en el pensamiento de las generaciones futuras.

János Szász publicado en la revista semanal HIT de Bucarest

Sobre el autor:

István Gábor Benedek nació en 1937 en Tótkomlós, en el sureste de Hungría. En ese momento tenía una comunidad judía grande y trivial. Sin embargo, pronto Hungría entró en la guerra del lado de Alemania. Primero su padre fue llevado a trabajos forzados, luego el resto de la familia a un campamento en Bergen-Belsen.

En 1957 ingresó en el Seminario Rabínico Nacional en Budapest. Al mismo tiempo comenzó a escribir. Al sentir que esa era su verdadera vocación, ingresó al periodismo, donde logró un éxito profesional considerable, convirtiéndose en editor de economía de los principales diarios, Magyar Hírlap, Népszabadság, Magyarország  y luego se convirtió en editor jefe de la revista semanal Bank és Tőzsde. En 1997 fundó el periódico Remény  publicación, que trata de la vida social y cultural de los judíos húngaros.

Durante su carrera periodística, también escribió cuentos, nove-las, películas y obras para radio. Su primera historia «El invitado» apareció en 1986. En 1994 «La Torá de Komlós», seguida de «Brooklyn» en 1996 y «The Burned Photograph» en 1997.  La Torá de Komlós  tuvo cuatro ediciones en Hungría y se publicó en Eslo-vaquia y Alemania, la edición en inglés lleva el título «The Torah Scroll of Tótkomlós». La Universidad de Harvard ha seleccionado la historia del título para su antología «Escritura judía en el mundo contempo-ráneo», que se publicó en 2003. Otros títulos «La Tercera Guerra» (2005), «David»  (2005) «Magia» (2007) ,«Artúr» (2010), «The Bergen Waltz» (2011). «Miskolc, Jewish Street’46» (2012),  «¿Quién se ocupará de las personas?»(2013) y en 2014 la novela «Arena dorada». Miklós Jancsó compró los derechos de la película La Torá de Komlós y el director René Gainville al cuento El Mesías.

Benedek ha sido galardonado con el Golden Pen. Es ciudadano honorífico de su ciudad natal, Tótkomlós. También de la ciudad de Gerasdorf, en Viena, donde además una calle lleva el no-mbre de su madre Rózsa Braun (donde fuera deportado junto con su familia antes de Bergen Belsen en 1944). Recibió el pre-mio estadounidense «Mensch for all seasons», en el año 2016. El presidente de Hungría le adjudicó la Orden del Mérito de Hungría Cruz de Caballero en el año 2017.


“Los huevos, ingrediente indispensable de muchas expresiones españolas”, VBloger @virch78

eggs

He aquí un homenaje a los huevos, esa palabra sobre la que tantas y tan variadas expresiones se han creado en la lengua castellana. Y bueno, antes de empezar, este post no es apto para menores de 7 años. Dicho esto… empezamos!

Si se dice “vale (o cuesta) un huevo” significa que es algo que vale mucho o que cuesta mucho esfuerzo. También podemos usar la expresión “y un huevo!” que significa que ni hablar, que no, que no y que no.

Si decimos “tiene un par de huevos” significa que muestra gran valentía en sus acciones.

Junto al número 3, como en la frase “me importa 3 huevos (o también, me importa 3 cojones)” significa que no me importa nada, que paso totalmente del tema.

Y si ascendemos el número a mil pares obtendremos “le costó mil pares de huevos”, lo cual denota una gran dificultad para conseguir algo.

Además de con los números, dependiendo el verbo que acompañe a los huevos, su significado varía enormemente. Así, no es lo mismo “tener huevos” (lo que indica gran valentía) que “tiene huevos la cosa” lo que denota sorpresa y admiración, además de importancia.

Si probamos ahora con el verbo “poner” nos inclinamos más hacia un reto: “poner los huevos sobre la mesa” es como retar a alguien a hacer algo.

Otra variedad que cambia mucho el significado es el tiempo verbal utilizado. Así, el tiempo presente “me toca los huevos” indica molestia o fastidio. El reflexivo, “tocarse los huevos” indica pereza o vaguería, y el imperativo “tócate los huevos” es una exclamación de sorpresa.

Si pasamos ahora a un sinónimo suyo, cojones, también encontraremos una gran variedad de usos y significados. Los prefijos o sufijos cambian su sentido: si utilizamos el prefijo a- como en “acojonado”, expresa miedo. Si usamos el prefijo des-, como en “descojonarse”, significa reírse mucho mucho. Con el sufijo –udo, como en “cojonudo”, indica algo muy bueno que roza la perfección.

Las preposiciones también nos ayudan a matizar la expresión. De significa éxito como en “me salió de cojones”, aunque en otros casos también puede denotar cantidad, como en “hacía un frío de cojones”, es decir, que hacía mucho frío. Por expresa voluntariedad como en “lo haré por cojones” y hasta expresa el límite de aguante (estoy hasta los cojones).

Bueno, pues he aquí unas cuantas expresiones más que, seguramente, ya habréis escuchado en alguna ocasión. Si encontráis alguna otra variedad que no esté incluida en este post, os invito a que incluyáis vuestros comentarios.

 

Fuente: https://expresionesyrefranes.com/2007/01/31/