Archivo de la etiqueta: Radio Sefarad

«Masterclass de Danza Bharata Natyam y Ballet Clásico», Gloria Mandelik


“Aylan y Kilan”, Jorge Rozemblum

un-rincon-para-pensar-en-santander

Aunque la guerra en Siria ha producido en estos cuatro años cientos de miles de muertos, millones de heridos y desplazados, y un enorme dolor y terror en la zona, Europa parece haber descubierto la tragedia sólo ahora, con las terribles imágenes del cuerpo inánime de Aylan, un niño kurdo de tres años de edad, acunado por el mar en la orilla turca de la que zarpó con su familia. Si hubieran logrado llegar a la orilla de una cercana isla, estarían recorriendo (como otros decenas de miles) la ruta del éxodo hasta nuestra Tierra Prometida, pasando por otras tantas estaciones del crimen organizado, esquivando que el destino volviera a enseñarse y los asfixiase en un camión sin ventilación abandonado en alguna carretera del Paraíso.

Pero entonces no tendríamos la iluminación suficiente ni el vaivén de las olas playeras para dar cuenta mediática del mismo grado de horror, como tampoco tuvimos la oportunidad de conocer el nombre y la historia de los otros miles de niños de su misma edad que fueron despedazados por las bombas de barril del ejército sirio, o en el fuego cruzado entre kurdos y miembros del Daesh. Ni tampoco nos escandalizan tanto aquellos que han sobrevivido para ver a sus padres llorar de desesperación en las estaciones de tren húngaras y proteger con sus cuerpos empujados y zarandeados una bolsa de aire libre en un vagón que no partirá a destino.

Entre ellos habló Kihan, que a sus 13 años, supo explicar lo que los políticos y analistas no pueden o quieren ver: “si paran la guerra, no querremos venir a Europa”. Porque sí, hay que encontrar una salida urgente a los que huyen del conflicto y prefieren arriesgarse a perderlo todo (incluida la vida) en el intento, a ser “acogidos” en algún país musulmán (incluida la europea Turquía). Pero si no se pone en marcha inmediatamente una gran fuerza militar internacional para intervenir y controlar la sangría en su origen, las consecuencias serán seguramente cada vez peores y tendremos que acostumbrarnos a vivir con la muerte llamando (literalmente) a nuestras puertas.

Este conflicto comenzó como una llama más de las Primaveras Árabes que encendieron el Oriente Próximo cuando quien se dedicaba a apagar los fuegos fue condecorado como líder de la paz tras dejar claro que no intervendría militarmente en ningún caso, como quedó patente cuando se confirmó la utilización de armas químicas contra civiles. Pero aunque el Egeo todavía quede lejos del Río Grande, su resaca de muerte la acercará, como nos ha impactado y desnudado a los europeos frente a nuestra propia miseria. No podemos limitarnos a combatir los síntomas, el horror que nos impacte cuando los medios de comunicación así lo estimen: hay que actuar sobre la fuente de la enfermedad. Aunque para ellos tengamos que asumir nuestra propia cuota de sacrificio: en vidas, en recursos y en mentalizarnos que estamos en guerra, aunque hasta ahora hayamos centrado toda nuestra atención en nuestro propio ombligo.

Jorge Rozemblum
Director de Radio Sefarad
http://www.radiosefarad.com/aylan-y-kihan/


“El viejo y el niño”, Claude Berri

viejoni

Reparto: Michel Simon, Luce Fabiole, Alain Cohen, Roger Carel, Paul Preboist, Aline Bertrand, Zorica Lozic, Sylvine Delannoy. Premios: Festival de Berlín 1967: Oso de Plata – Mejor actor (Michel Simon), Premio Interfilm

Un matrimonio judío, para poner a salvo a su hijo Claude, lo envía a vivir al campo con Pepe y Mémè, una pareja de ancianos católicos que acogen al niño sin saber que es judío. Pepe es un antisemita y anticomunista recalcitrante: está convencido de que los judíos y los comunistas son los responsables de todos los males que aquejan a Francia. Durante los peores días de la guerra, poco a poco empieza a forjarse una amistad sincera entre el viejo y el niño.

“El viejo y el niño” es el primer largometraje dirigido por el cineasta Claude Berri, después de ganar un Oscar por su cortometraje “Le poulet” (1965). La película tiene una base autobiográfica y es sobresaliente en su planteamiento: ofrece una visión singular de la Segunda Guerra y del antisemitismo, algo que ha existido siempre y que a veces aflora incluso en personas tan entrañables como el personaje de Pepe; que no proviene exclusivamente del ejército invasor, sino que se encuentra presente en gran parte de la población francesa.

El hecho de que el film esté narrado desde el punto de vista del niño le da un aire de objetividad, desvinculándose de cualquier tipo de crítica o juicio y con una narración que hace de la sencillez una declaración de principios y que se construye a partir de la sucesión de pequeños detalles de la vida cotidiana. “El viejo y el niño” es una historia emotiva en la que un ser en el comienzo de la vida y otro que ya está en el ocaso, mantienen una especial conexión a pesar de la condición de uno y otro. Alejándose del sentimentalismo y centrándose en la necesidad de cariño en las dos edades en las que resulta más necesario, Berri expone la relación entre Claude y Pepe de forma consistente, para lo que cuenta con una ayuda fundamental: la maravillosa actuación de Michel Simon, capaz de dotar a su personaje de un conjunto de matices que, en más de una ocasión, parece intercambiar los roles con su joven compañero de reparto; el pequeño Alain Cohen quien, en su primer papel cinematográfico, se comporta con gran naturalidad, consiguiendo que la actuación de un niño nos resulte creíble. Claude es un personaje muy interesante, ya que al no conocer sus pensamientos y ser totalmente inocente llega a un punto en que no sabemos si se cree los discursos de Pepe sobre los judíos o si simplemente le sigue la corriente.

La historia está llevada de forma que huye de todo moralismo; resulta ejemplar la forma cómo se trata en este film un tema tan delicado como el antisemitismo. Berri nos presenta la historia con absoluta imparcialidad, sin recrearse en elementos melodramáticos o situaciones forzadas. Pepe es un personaje que cae bien al espectador a pesar de sus continuos discursos anti-judíos. A veces resulta imposible no simpatizar con ese ancianito que cuida a su perro como si fuera su propio hijo, que juega con ese niño con tanta ternura y que, además, es vegetariano porque cree que es inhumano devorar a seres vivos. Todo esto contrasta con el desprecio y el odio que parece sentir no ya sólo hacia los judíos sino también hacia masones y bolcheviques.
Por último, la realización de Berri ayudada por una excelente fotografía en blanco y negro contribuye a crear un ambiente de una pureza y una delicadeza especiales. Destacables las escenas en las que Claude juega en el campo con su amiga o con Pepe, de autenticidad asombrosa. Estos pequeños momentos consiguen retratar la armonía en la que viven sus personajes, bajo la que se esconde algo terrible aunque no lo parezca.

Claude Berri (1934-2009), cuyo verdadero nombre era Claude Langman, era hijo de un matrimonio judío formado por un peletero y una mujer que trabajaba en una fábrica. Aunque durante un tiempo trabajó en el negocio de su padre, tenía muy claro que quería ser actor, por lo que asistía a cursos de interpretación. Como consecuencia de que no acababa de consagrarse como intérprete, Berri tomó la decisión de pasarse a la dirección y posteriormente a la producción. Fue el productor de cabecera de directores como Jean-Jacques Annaud y Costa-Gavras y trabajó también con otros grandes como Roman Polanski o Pedro Almodóvar. Su influencia llegó a ser tan grande que se le conocía como “el último sultán” o “el padrino del cine francés”. Como director realizó entre otras:“Germinal” (1993), con Gérard Depardieu y Miou-Miou; “Jean de Florete” (1986) y “La venganza de Manon” (1986), con Emmanuelle Béart.

Fuente: Daniela Rosenfeld http://www.radiosefarad.com/el-viejo-y-el-nino-le-vieil-homme-et-lenfant-1966-de-claude-berri-francia/


“Judíos, Conversos e Inquisición en Tui”, con Suso Vila en Radio Sefarad

Suso Vila en Radio Sefarad

CLIQUEA EN LA IMAGEN PARA ESCUCHAR LA ENTREVISTA


“Gabriel García Márquez, grandísimo cuentero”, Florinda Friedman Goldberg

Florinda F. Goldberg

CLIQUEA EN LA IMAGEN PARA ESCUCHAR LA CONFERENCIA


“Romanzas y cantigas en boca de mujer” con Margalit Sagray-Schallman

Romanzas y cantigas en boca de mujer

CLIQUEA EN LA IMAGEN PARA ESCUCHAR LA ENTREVISTA


“Elegir siempre la vida”, con Yair Dori

yairdori

CLIQUEA EN LA IMAGEN PARA ESCUCHAR LA ENTREVISTA

yair

UN POETA EN ISRAEL, CON JUAN ZAPATO – Providencia, azar, suerte, destino en la vida de quien ha sido un héroe de guerra de Israel, un prisionero en Egipto y posteriormente un participante de la misión de paz egipcia-israelí. En la actualidad un exitoso empresario de los multimedia, que ha introducido el idioma castellano de manera particular en la audiencia israelí.

La impresión que nos deja al concluir la lectura “De infiernos y paraísos”, es la de haber compartido el tiempo con una amigo a quien no hemos visto durante muchos años, es como una conversación de café, donde la intimidad de la ocasión permite el desahogo del alma, una confesión, una relación que genera el autor hacia lector de sentirse en la confianza que le brinda, y una lectura amena, clara.

SEPARADOR PARRAFOS

Este libro que tengo en mis manos es la fiel demostración de lo que el filósofo Filón de Alejandría, nacido, se cree, en el año 13 E.C., llamado Filón el judío, sostenía que la mente todo lo impregna y se manifiesta a través de los tiempos.

Todo está allí, guardado, custodiado en ese intangible, invisible cofre de los recuerdos.

Y a veces basta una pequeña chispa, un perfume, un hecho inclusive banal, para que lo encerrado por tanto tiempo, brote vivo como si fuese ayer.

Y es lo que sucede con este libro, es un cúmulo de recuerdos, de vivencias hechas de dolor, de sangre pero también de tanto amor y alegría.

Es la saga de una familia, es la historia de los infiernos y paraísos de Yair Dori.

Yair, que nace en un cálido enero bonaerense, compartió los nueve meses en el regazo de su madre con el que iba a ser su mejor amigo, su hermano Daniel… y fueron iguales como dos gotas de agua.

Este libro está dedicado a Daniel arrancado prematuramente de la vida por cruel enfermedad, hace tan sólo unos pocos años.

Y es entonces cuando Yair Dori decide escribir su historia.

Daniel sigue presente y como bien dice Yair: «Todas las mañanas el espejo me devuelve la imagen de mi hermano».

«De Infiernos y Paraísos» comienza, como comienzan tantas historias de nosotros los hebreos errantes. Comienza allá lejos y hace tiempo en la Rusia zarista con los recuerdos contados por la abuela Ana salvada milagrosamente de los espeluznantes flagelos cosacos y relatados (en este libro) por un nieto que entre impresionado y conmovido escuchaba esos sucesos.

Apenas pasada la adolescencia, Yair deja sus fuertes lazos en Buenos Aires y llega a Israel realizando su sueño sionista.

Defendiendo Israel, sacrifica parte del brazo derecho y la visión de un ojo; pero no claudica, no vivirá como inválido, ha elegido la vida, la ama en todos sus aspectos.

Del pozo del cautiverio salió a la luz, como catapultado por las olas del negro mar que lo rodeaba.

Yair es un filósofo nato, de modestia poco común, un creador que transmite sabiduría de vida y que con esta entrega nos lega un mensaje muy importante: el de no claudicar ante las adversidades de la vida.

Y ahora… Yair Dori nos abrirá la puerta a sus infiernos y paraísos.

* Texto escrito y leído por Mina Weil, presidenta de AIELC – Asociación Israelí de Escritores en Lengua Castellana – en el acto de presentación del libro «De infiernos y Paraísos», de Yair Dori, organizado por la Fundación Amigos de Habla Hispana de la Universidad de Tel Aviv y el Instituto Sverdlin de Historia y Cultura de América Laitna.


“Cuando la danza es la vida”, Gloria Mandelik

024

Nacida en el seno de una familia vinculada a la industria cinematográfica internacional, Mandelik asiste a su primera clase de ballet a los cuatro años. Pronto se traslada a Francia, donde ingresa en la Academia de Ballet de la Ópera de Monte Carlo. Bajo la tutela de su mentor, Gérard Mulys (maestro de Ballet de las Óperas de Niza y Paris), estudia y baila en la Ópera de Niza. Durante estos años también estudia pintura y arte dramático y ahonda en sus estudios de ballet clásico con David Lichine en Los Angeles (USA).

Inspirada por una actuación de Roberto Ximénez y Manolo Vargas, Mandelik decide trasladarse a España, comenzando un intenso período de estudio de la danza y cultura española. En 1962, ingresa en el Ballet Español de Pilar López, pronto siendo primera bailarina estrella de dicha compañía, con la que hace giras por España y toda Europa. También actúa como solista con Manolo Caracol, Antonio, Alejandro Vega, Mario Maya y Carmen Mora, y Rafael Aguilar. Durante este período sigue sus actividades de Ballet Clásico, actuando en las temporadas de ópera del Teatro de la Zarzuela.

A los 27 años, con un brillante futuro en Europa por delante, sus inquietudes artísticas la conducen a estudiar el arte milenario de danza clásica india. Entre 1968 y 1972 estudia Bharata Natyam y Kathakali en Chennai (Madras) en los renombrados conservatorios Kalakshetra y Bharata Kalanjali con Rukmini Devi y los Dhananjayans. También estudia orissi en Sangeet Natak Academy, Nueva Delhi. Una vez más, Mandelik daría prueba de su enorme capacidad para asimilar distintos lenguajes artísticos: mientras se involucra con la danza india, sigue actuando e impartiendo clases de danza española y ballet clásico en la India y en Japón…”

ESCUCHAR LA ENTREVISTA EN RADIO SEFARAD


“Monólogo del soldado israelí moribundo”, Alberto Mazor

soldado_herido_Ese goteo es el de la vida líquida que se extingue a través de mi piel mutilada, es el sonido de la oscura visión de la nada, nada en el corazón, nada que ayude a curar; simplemente nada.

Ese sonido es el de los alaridos escondidos dentro de aquel oxidado tanque con su presencia nebulosa; es el sonido del silencio que suavemente me rodea, que sosiega mi oscuridad, sofoca el ruido, sofoca mi voz, sofoca mis pensamientos, me sofoca.

Como una vasija vacía y rota estoy aquí; en el suelo, resquebrajado, en pedazos; piezas que encajarían a la vista, pero simplemente no encajan adecuadamente, y sí, sigo dentro de la oscuridad.

El eco se escucha húmedo y hueco; es el susurro de las ánimas que, en pena, acompaňan la soledad, el vacío, el abismo que soy, que seré, que fuí.

De pronto sólo veo el agua, como si estuviera ahogado en las penumbras de los yacimientos de mis lágrimas, en las grutas de esa mirada negra.

Así es como se escucha el sangrar; mi manera de sangrar.

Y el corazón me dice: «¡Sangra joven soldado; no te olvides de sangrar!, no te olvides de presenciarlo todo, no te olvides de recordarlo y seguirlo paso a paso sabiendo que es la primera y última vez que lo haces; mantén conciencia de tu desangre, mantén sensaciones de él, de ese cálido líquido derramándose lentamente por la parte posterior de tu cabeza; conserva en él el tacto del camino que han trazado los verdugos en tu piel, formando gotas de sangre al final de cada dedo; mantén el sonido de ese goteo en el que la vida se extingue; duerme el sueňo de la guerra, enamórate del vacío, descubre las cicatrices y llora.

Esa también es tu manera de sangrar.

Déjenme sangrar y recuerden cada gota que cae; déjenme sangrar y dejen que la sangre sea tan negra como el pantano; déjenme sangrar y observen; sean testigos; déjenme sangrar, déjenme caer. Es así como la mente se tuerce en la oscuridad.

Son tantos los pensamientos que quisiera poder expresar, escribir, declamar, dibujar o esculpir. Sangrando pido auxilio, grito en silencio a la sociedad que me ilusionó y me marginó; que me hundió en ella cada vez más.

Esta es, así también, una manera de sangrar.

Tomen mis manos con fuerza, casi con violencia, con odio y rencor; observen bien mientras éstas rompen en llanto rojo, baňando el suelo de mármol blanco; el dolor ha sido liberado. Déjenlas fluir y déjenme extinguirme; hoy el pecado ha hecho su estrago.

Esta es así, mi particular manera de sangrar.

Y ellos, mis soldados, que llaman desde arriba y desde abajo, desde las alturas y desde la penumbra, en un sosiego de confusiones fantásticas que los lleva a desangrarse a través de su piel brillante, suave y perfecta. Ellos sangran y sonríen irónicamente, sangran y lloran de pesar, sangran y maldicen el dolor que encrespa la piel, ahonda la mirada, hace perder la noción y espera la estocada final.

Sea la locura la que sangra por sus poros; la de la incómoda conciencia de saber que se sangra hasta perder la razón de ser.

Esta es así, su manera de sangrar.

Entiérrenme debajo de esa fuente de sangre roja y de penetrante olor; dejen que su contenido corra con la pasión y el anhelo que traiámos antes de que todo este espejismo explotara. Dejen que me enrede en su oscuro sabor, tan oscuro como el resto de sangre que aún corre por mis venas y me convierte en loco, en ánima, en víctima y victimario de la barbarie nocturna que mitifica mi existencia.

Sean ustedes, mis dadores de vida y mis verdugos, quienes beban de esa fuente, quienes alimenten sus entraňas con su sabor.

Esta es así, una manera de sangrar.

Los ojos sangran oscuridad, nuestros susurros traen silencio, nuestros cadáveres alimentan las sombras, nuestro roce se torna violento. Fuera de la vista seguimos viviendo, sangrando; dentro de las horas olvidadas seguimos apareciendo, decimos lo que no pueden escuchar, maldecimos sus sueňos, nos escondemos en sus ojos y nos lamentamos derramando lágrimas de sangre pura y bendita que colman todo esta maltratada región para, de una buena vez, desenvenenarla.

Arrastrándonos en la oscuridad, malheridos, desangrándonos, nos burlamos del alma, nos ahogamos en sus corazones sedientos de sangre, sedientos de vida; matamos sus esperanzas, somos sus fantasmas, somos sus miedos y las voces que temen oír; somos sus conciencias y sus inconciencias; nos han hecho sangrar y los hemos desangrado.

Son todas, éstas, nuestras maneras de sangrar.

Alberto Mazor©


“Los niños en el Holocausto, y los niños y el Holocausto, con Nora Gaon del Museo Beit Lojamei haGuetaot”

25019295bad14bc491e25caf69097b98

 

UN POETA EN ISRAEL, CON JUAN ZAPATO – En esta ocasión, el poeta Juan Zapato entrevista a Nora Gaón, responsable del área en español del Museo de los Combatientes de los Guetos – Beit Lojamei haGuetaot, sobre los niños y el Holocausto.

CLIQUEA EN LA IMAGEN PARA ESCUCHAR LA ENTREVISTA


“Cartelera Cultural”

CHARLA-COLOQUIO EN VIGO:

O vindeiro mércores 23 de abril ás 20:00 horas terá lugar no Hotel México en Vigo (Vía do Norte 10) a Charla-coloquio e presentación do libro “Juglarias: un poeta en Israel” do escritor israelí Juan Zapato.

O acto ademais da presentación do devandito libro, será un repaso ao estado actual da literatura israelí nos nosos días. Moi en especial a editada en español xa que Juan Zapato.

O acto será presentado por Pedro Gómez-Valadés, presidente de AGAI (Asociación Galega de Amizade con Israel)

1655520_10152242864752348_1582320311_o

separador2

“LA MUJER Y LA POESIA”

Será el tema que abordará la poeta y escritora

Ial Vered

El Jueves 24 de Abril a las 17:30 horas

En el salón biblioteca de la OLEI TEL AVIV

Marmorek 9 entrada por Bilu 39

Mina Weil                                   Iael Vered

Presidente                                   Secretaria

aielc

ESTACIONAMIENTO: AUDITORIO MANN

ÓMINBUS 26 126 9 189 289


“Hine Ma Tov”, Pete Seeger, Theodore Bikel, and Rashid Hussain cantando en hebreo

¡Jag Pesaj Sameaj!


Juan Zapato entrevista a Catalina Dembosky

catalina


Entrevista a David Mandel en el programa “Un poeta en Israel”, con Juan Zapato

David MandelDMandel

CLIQUEA EN LA IMAGEN PARA ESCUCHAR LA ENTREVISTA

David Mandel nació en 1938 en Lima, Perú en el seno de una familia activa Jewish Publication Society, la más antigua editorial de libros judíos de los Estados Unidos, y considerado “Libro Excepcional del 2008” por el University Press Committee de los Estados Unidos.

Recientemente ha publicado su libro “La Lira y la Espada”, una novela de ficción histórica sobre el rey David. En ella nos relata la extraordinaria vida de David, rey de Israel, hombre de innumerables facetas: guerrero valiente y músico angelical, héroe nacional y mercenario al servicio del enemigo, poeta sublime y asesino despiadado, rey temido y padre que no supo controlar a sus hijos, indulgente y vengativo, prudente e impulsivo, elegido de Dios y culpable de terribles pecados.


Entrevista a Fernando Knopf en el programa “Un poeta en Israel”

 

FKnopf copy

CLIQUEA EN LA IMAGEN PARA ESCUCHAR LA ENTREVISTA


Entrevista a Maia Losch Blank en el programa “Un poeta en Israel”

RadioSefaradmaialosch

CLIQUEA EN LA IMAGEN PARA ESCUCHAR LA ENTREVISTA

¡Ven pasa!, te doy la bienvenida a este mentidero virtual
Para descubrir a los protagonistas que generan una historia, o hablar con una autora sobre su obra, por ejemplo.
Aprender de otras culturas sus costumbres, de aquellos que han llegado desde lejos.
Releer las escrituras, junto a quienes piensan y generan el debate.
Rescatar del olvido los pesares, para que no vuelvan a convertirse en pesadillas.
Mirar con los ojos del poeta que recorre esta tierra milenaria, sus senderos y se encuentra con la gente y café de por medio conversan.
Mostrar al mundo cómo somos, que escribimos, que nos duele, aquello que celebramos, también esta multiculturalidad en la que convivimos diferentes.
Así, como un juglar que lleva en su bagaje las novedades de esta tierra, cuando llego a ti que me escuchas por la radio, extiendo mi mano y te invito a que entres en mi casa, soy Juan Zapato un poeta en Israel.


“Las israelíes Juglarías y Arderás en mí, con su autor Roberto Sánchez Soria (Juan Zapato)”

El amor y el erotismo, el pensamiento y la palabra, la Paz y la guerra, el cotidiano vivir de un poeta en Israel.

025Lectura en vivo en los estudios de Radio Sefarad (Madrid), invitado por Raquel Cornejo al programa “El marcapáginas”

Para escuchar, cliquea en la imagen o en el siguiente enlace: http://www.radiosefarad.com/joomla/index.php?option=com_content&view=article&id=18339:el-marcapaginas&catid=65:el-marcapaginas&Itemid=84


“El Marcapáginas–Radio Sefarad”

Snapshot_20110720

Raquel Cornago entrevista a Juan Zapato en el programa “El Marcapáginas” de Radio Sefarad.

Cliquéa en la imagen para escucharla.